Estadio DeportivoHueco blanco

UD Almería-Sevilla FC (2-1): Borrón, pero la misma cuenta nervionense

Sadiq, seguramente en su último servicio a los indálicos, completa la remontada que inició Ramazani en un segundo tiempo pletórico de los de Rubi y nefasto de los de Lopetegui

UD Almería-Sevilla FC (2-1): Borrón, pero la misma cuenta nervionense
Bono volvió a ser fundamental para evitar males mayores. - SFC
Óscar MurilloÓscar Murillo7 min lectura

Lejos de levantar cabeza, el Sevilla FC perdió en su visita a la UD Almería (2-1), pese a adelantarse en el marcador y firmar un primer tiempo prometedor. El tanto de Ramazani al filo del intermedio dio paso a una reanudación nefasta de los visitantes, superados en físico y actitud por un anfitrión al que Umar Sadiq ofreció un brillante último servicio, porque no es ningún secreto que los indálicos buscar y necesitan venderlo. El nigeriano fue una amenaza constante e imparable antes y después de firmar la remontada, justa a todas luces por una involución que deja al teórico aspirante a Champions con un punto de nueve posibles y cerca del pozo de la clasificación. Borrón, pero no cuenta nueva. Ahora habrá que comprobar si alguien la paga o en el Sánchez-Pizjuán se aferran a la mano de Monchi en esta recta final del mercado estival.

Ni treinta segundos tardó en avisar el cuadro nervionense, que pudo adelantarse en su primera llegada, merced a un gran pase interior de Jordán a Lamela, aunque Fernando se impuso en el mano a mano. La respuesta del anfitrión fue inmediata: zurdazo raso de Akieme que toca Bono con la yema de los dedos para que el intento se marche rozando el poste. El derbi arrancó trepidante. Intensidad y presión alta para aprovechar las dudas en la generación del rival eran común denominador de un encuentro con dueño del balón más o menos claro (los hispalenses), pero sin dominio de las sensaciones, en gran parte por la precipitación heredada del 1 de 6 con que los de Lopetegui han arrancado el campeonato liguero 22/23.

La tendencia no cambió, con el achique foráneo complicando mucho a los de Rubi y Fernando salvando los muebles. A los diecisiete minutos, el meta murciano desviaba el lanzamiento a bocajarro del 'Coco', que se intercambió los papeles con un Rafa Mir que había ganado bien la línea de fondo. En una acción calcada, Lamela sí remacharía a la red, pero el Papu estaba en claro fuera de juego. El campo se inclinaba un poco más hacia el lado almeriense en el ecuador del primer tiempo. Jordán, con una falta desde la frontal que se perdió por poco ligeramente alta, certificaba la superioridad sevillista, que se plasmaría enseguida en el marcador.

Al filo de la media hora, Alex Telles afinaba la puntería con un centro al corazón del área que Óliver Torres, llegando desde atrás, mandaba de cabeza al cajón con un eficaz remate picado. Un tanto que ponía el choque como más gusta y favorece a los rojinegros, holgados cuando se trata de contener y sorprender en transiciones. Una de ellas pudo terminar en el 0-2, pero Fernando seguía ganando todos y cada uno de sus pulsos con Lamela. Pero, cuando peor lo pasaban los recién ascendidos, llegó el empate: saque en largo del portero local, Rekik no puede despejar del todo bien ante Sadiq y Pozo gana el rechace ante Fernando Reges para que el balón acabe suelto en la frontal, favorable para que la velocidad de Ramazani se imponga a Nianzou, como también su precisión en el mano a mano con Bono.

El marroquí se redimió nada más volver de vestuarios, desviando un zurdazo de falta directa de Samú Costa. La inercia de las tablas impulsaba a los de Rubi, con Sadiq como maestro de ceremonias. Avisó primero en nigeriano partiendo desde el centro del campo y ganando por potencia a Rekik, aunque la cruzó en exceso ante el cancerbero visitante. No perdonaría a la segunda, esta vez al remachar a placer un pase de la muerte de Robertone que tocó muy a su pesar el propio Rekik para ponérselo mejor a un delantero que sigue en el mercado al filo del 'deadline'. A renglón seguido, Lopetegui trató de revertir la situación con un triple cambio, pero el Sevilla estaba grogui y el Almería percutía una y otra vez por los costados. Por eso, tocó pasar a defensa de tres, dos carrileros y doble punta.

Muy pronto, Fernando evitaba que En-Nesyri mandase la primera a la red a quemarropa. Isco se echaba también su equipo a la espalda en busca del empate. Un 1 de 9 sería mortal para los intereses nervionenses, que buscaban a la desesperada el gol, aunque atrás seguían los problemas. De hecho, Bono evitó la sentencia en otra pérdida castigada por los atacantes almerienses, con pase de Sadiq que no pudo aprovechar a bocajarro Ramazani. A renglón seguido, Delaney probó desde lejos a un Fernando Martínez imperial. Ya a la desesperada, lo buscó sin acierto Alex Telles en una de sus especialidades, el balón parado. Pero la recta final fue un auténtico despropósito, con Umar desatado y los rojinegros sin saber muy bien en qué emplearse más a fondo. Un acoso sin derribo que pudo enmendar Rafa Mir, pero su cabezazo a centro de Carmona se fue rozando el palo. Fue lo último reseñable, locuras aparte de Don Umar.

FICHA TÉCNICA.-

UD Almería: Fernando; Pozo (Mendes 74'), Kaiky (Chumi 74'), Ely, Babic, Akieme; Samú Costa, Eguaras (De la Hoz 46'), Robertone (Curro 82'); Ramazani (Baptistao 80') y Sadiq.

Sevilla FC: Bono; Jesús Navas (Ocampos 65'), Nianzou, Rekik (José Ángel Carmona 58'), Alex Telles; Fernando, Joan Jordán (Delaney 58'), Óliver Torres (Isco 58'); Lamela (En-Nesyri 65'), Papu Gómez y Rafa Mir.

Árbitro: Gil Manzano (extremeño). Amarillas a los indálicos Eguaras, Kaiky, De la Hoz, Samú Costa y Baptistao, así como a los nervionenses Lamela, Rekik, Rafa Mir, Jesús Navas, José Ángel Carmona, Isco, Delaney y Alex Telles.

Goles: 0-1 (30') Óliver Torres; 1-1 (42') Ramazani; 2-1 (56') Sadiq.

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada de LaLiga, disputado en el Power Horse Stadium de Almería ante 13.788 espectadores. Unos 500 aficionados nervionenses en las gradas.