Hueco blanco

Lamela, feliz por su gol, triste por el bajón y orgulloso del sevillismo

El jugador argentino hace autocrítica tras el bajón del Sevilla FC en la segunda mitad

Lamela, feliz por su gol, triste por el bajón y orgulloso del sevillismo
- José López
José LópezJosé López3 min lectura
Lamela se reencontraba con el gol meses después tras su calvario, pero no ha sido suficiente para llevarse un partido que se le había puesto muy de cara al Sevilla Fc con dos tantos en conco minutos, pero que acabó tirándolo en una mala segunda mitad.

"Estoy dolido porque hicimos un gran esfuerzo y no conseguimos ningún punto. Estamos dolidos y tristes", reiteraba el ex del Tottenham, que tenía claro que "toca levantar cabeza". "Mañana ya hay otro entrenamiento y en cuatro días otro aprtido, hay que seguir...", añadía.

El internacional albiceleste analizaba el encuentro y seguía sin encontrarle explicación a dos partes tan diferenciadas. "La primera es muy buena. El equipo hizo un gran trabajo, estuvo muy compacto en las dos fases, en la defensiva y en la ofensiva; pero la segunda fue totalmente diferente. Tenemos que ver en qué fallamos, ser autocrítcos y ver en qué tenemos que mejorar", afirmaba Lamela, que también daba mérito al rival.

"Ellos hicieron una gran segunda parte, pero nosotros no comenzamos bien. A los cuatro minutos nos hacen un gol y no logramos tener la posesión de pelota y cuando recuperábamos estábamos muy lejos del arco, muy retrasados. Así, le vas dando protagonismo al otro equipo, que es lo que habíamos evitado en la primera parte. Y sabes que si no juegas a tu mayor nivel con este tipo de equipos pasan estas cosas", admitía.

Lo único por lo que estaba satisfecho era por su actuación personal y por un gol que le hace mirar el futuro con optimismo. "Me sentí bien, con alegría volver al gol después de todo este tiempo, pero con sabor amargo. Hay que seguir, hay que apretar los dientes y acabar la temporada de la mejor manera", indicaba el mediapunta del Sevilla, que quería dedicarle su gol y el triunfo a una hinchada incondicional. "Es una pena que no hayamos logrado la victoria y no se la pudiéramos relagar al hincha. El estadio estaba repleto. Estamos agradecidos a ellos e intentaremos dar el máximo hasta el final de la temporada", empezando por un partido ante el Levante en el que aboga por "dar el máximo volver a lograr la victoria".