LA CRÓNICA 

Real Betis 1-2 Sevilla F.C.: Las encuestas no sirven para nada

10.11.2019 | 23:26
Ocampos celebra su gol a los 13 minutos de partido en el Benito Villamarín.

Sevilla se teñirá, como poco durante cuatro meses, de rojo y blanco, los colores del vencedor del primer derbi de la temporada, alterno y emocionante, como la mayoría; decidido por la pegada del que, paradójicamente, venía con más dudas en el plano realizador; y que no sonrió, como otras veces, al que más lo necesitaba. O quizás sí, ya que auparse a Champions era un objetivo lo suficientemente atractivo como para porfiar por los tres puntos como lo hicieron los visitantes de un Benito Villamarín que sigue sin ver a un Betis fiable, con un plan definido, por lo que este nuevo parón de selecciones puede deparar sorpresas de todo tipo. Porque no siempre se puede vivir del chispazo, de ir a remolque y levantarse por la misma inercia de la calidad y la ambición de una plantilla que no está hecha para luchar únicamente por la permanencia.

De inicio, Rubi calcó la alineación del Bernabéu, con tres centrales, dos carrileros largos y Bartra con Guardado de pivotes, mientras que Lopetegui, restablecido Vaclik de su esguince en el tobillo izquierdo, optó por un once ofensivo, con Óliver Torres en la sala de máquinas, no como extremo izquierdo, posición en la que insistió con Nolito, supliendo De Jong a Chicharito como referencia. Además, casi todo hasta el descanso respondió a lo habitual esta temporada para ambos conjuntos: los heliopolitanos comenzaron por detrás en el marcador por un despiste propio, pero se levantaron para igualar a un cuadro nervionense que, justo tras adelantarse y perdonar, pareció conformarse o, como poco, titubear, dando alas a un anfitrión que, si no estaba grogui, le faltaba poco.

Fekir, con un disparo lejanísimo en busca del milagro que luego imitaría Ocampos, desató las hostilidades, aunque el Sevilla estuvo mejor en la primera media hora, con Feddal achicando agua ante la superioridad blanquirroja por fuera. A los trece minutos, el argentino aprovechó un despeje deficiente de Mandi, tras falta ensayada que terminó en el perfil contrario para que la colgara Navas, y fusiló de zurda a Joel, que no anduvo muy ágil tampoco. A renglón seguido, Banega, Nolito y el propio Ocampos rondaron el segundo.

Pero el mal endémico del equipo de Lopetegui reside, precisamente, en la gestión de sus partidos tras marcar primero. El Betis, anárquico y a trompicones, se fue reponiendo y acumulando méritos, primero por orgullo y, luego, por intensidad. De hecho, Fekir pudo empatar en el 19, si bien voleó arriba una dejada de Mandi en una falta que terminó colgando al segundo palo Canales. Tampoco anduvo listo el campeón del Mundo para beneficiarse de la presión de Loren al despeje de Vaclik, aunque, con el tiempo prácticamente cumplido, la insistencia heliopolitana tendría premio: Álex Moreno, que protagonizaría en el alargue dos remates seguidos que despejaría el meta checo, gana la espalda a Navas, taponando la zaga su centro, si bien Nabil cazó el rechace y la puso mejor para que Emerson ganara en el salto y Loren, a bocajarro, fusilara a la red ante la escasa intimidación de Koundé.

En la reanudación, el guion tuvo continuidad, hasta el punto de que se antojaba más 'enchufada' la escuadra de Rubi. Enseguida, el autor del 1-1 cruzaría en exceso su testarazo a centro de Álex, aunque Nolito y De Jong estuvieron a punto de castigar otro error grosero en la salida de Mandi, corregido a la postre por Feddal. El espejismo se materializaría al cumplirse los once minutos: conducción exitosa de Banega y adelantamiento deficiente de la retaguardia local para que De Jong reciba en línea y resuelva con un potente zurdazo a la mismísima escuadra.

Éver, a punto de cumplirse el cuarto de hora, decidió mal (disparo alto desde la frontal) en un contragolpe en superioridad que olía a sentencia, como el cabezazo picado del artífice del 1-2 al que no llegó por poco Franco Vázquez. Rubi no tardó en reaccionar, desarmando la zaga de tres y dando entrada a Joaquín. Tocaba ir a rebato en pos de, como mínimo, el empate que merecían los verdiblancos por sensaciones. Y el efecto anímico se hizo notar pronto: Loren controla en el área con el pecho, si bien su disparo lo amortigua lo justo Koundé para que Vaclik detuviese sin problemas. Muchos más tuvo en el 67, cuando Joaquín se fue de cuantos rivales le salieron al paso para ponerla en el palo largo y que el cabezazo de Álex Moreno se estrellase en los guantes del checo. El derbi todavía tenía vida, que trató de alargar el míster bético metiendo a Tello por Bartra.

En la vorágine fue ganando metros y opciones el anfitrión. Loren, casi sin ángulo, estrelló un lanzamiento en el palo, mientras que Vaclik se sacó como pudo un centro-chut de Tello que dio paso a unos minutos de suspense, pues, como en el segundo tanto sevillista, Hernández Hernández esperó a que el VAR le confirmase que no hubo mano del Mudo dentro del área (pegada al pecho).

Fekir pidió un penalti de Franco Vázquez que tampoco concedió el colegiado canario, mientras que Ocampos, volcado en la izquierda para contener a Joaquín, se fabricó un eslalom que puso a prueba los reflejos de Joel. No se fiaba el Sevilla, pero, sin Guardado, su medular tocaba más cómodamente. El cansancio hacía mella ya en ambos equipos, con lo que en las postrimerías ocurrió muy poco reseñable. Acaso la enésima penetración de Álex Moreno, que se quedó sin fuelle y no pudo finiquitar a pierna cambiada, y otra cabalgada de Ocampos para alejar el peligro.

El alargue resultaría intrascendente para el marcador, ya que los nervionenses supieron dormir el juego ante la precipitación de los ataques heliopolitanos, que murieron por propia impericia y previsibilidad, por mucho que la muralla que dispuso Lopetegui a la postre tuviera que repeler con el tiempo prácticamente cumplido los disparos a la desesperada de Emerson y Joaquín. Victoria sevillista en el primer duelo cainita del curso, celebrada por Lopetegui como si de una final se tratara.

- Ficha técnica:

1 - Betis: Joel Robles; Emerson, Mandi, Feddal (Joaquín, m.62), Sidnei, Álex Moreno; Andrés Guardado (Borja Iglesias, m.77), Bartra (Tello, m.68), Canales; Nabil Fekir y Loren Morón.

2 - Sevilla: Vaclík; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón; Fernando, Éver Banega (Jordán, m.75); Ocampos, Óliver Torres (Franco Vázquez, m.51), Nolito (Gudelj, m.70); y De Jong.

Goles: 0-1, M.13: Ocampos. 1-1, M.45: Loren. 1-2, M.55: De Jong.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Comité Las Palmas). Amonestó a los locales Feddal (m.12) y Emerson (m.66) y a los visitantes Óliver Torres (m.18), Ocampos (m.37) y Fernando (m.71).

Incidencias: Partido de la decimotercera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Benito Villamarín ante unos 53.000 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Servicios

Nuestra Opinion

Nuestra Opinión

Sigue las opiniones de nuestros periodistas.

Hemeroteca

Hemeroteca

Toda la información de Estadio con solo un click.

Multimedia

Galería Fotográfica

Galería Fotográfica,Betis, Sevilla FC y mucho más...

El tiempo

El tiempo

Consulta el tiempo en Estadio Deportivo.

Descarga nuestra APP

Descarga nuestra APP

Toda la informacion deportiva en tu bolsillo.


Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal