Estadio DeportivoHueco blanco

La irresistible oferta a Silva con la que el Betis no puede competir

La irresistible oferta a Silva con la que el Betis no puede competir
- Ó. M.
Óscar MurilloÓscar Murillo3 min lectura
Lo de David Silva y el Betis parece una relación imposible. ED ya adelantó hace casi cuatro meses que los verdiblancos habían sondeado a los dos canarios que terminaban contrato este verano en la Premier y quedaban libres, pero que la competencia es alta, por lo que resulta complicado que aterricen en Sevilla. La llegada al banquillo heliopolitano de Manuel Pellegrini, con el que el de Arguineguín coincidió en el Manchester City, podría ser una baza a favor, pero el poderoso caballero que todo lo condiciona rompería la balanza.

Y es que Silva cuenta con propuestas de sobra para seguir en Europa a sus 34 años. Ya ha comentado en alguna ocasión que le gustaría retirarse en Las Palmas, pero no entra en sus planes jugar en Segunda. Además, Betis, Valencia y Lazio ofrecen al zurdo opciones para prolongar un poco más su dilatada carrera, si bien la amenaza real llega de las Ligas exóticas. Por ejemplo, David Beckham insiste en que el atacante abandere su nuevo proyecto en el Inter Miami, siendo un gran 'gancho' para la amplia comunidad hispana de Florida, al tiempo que el Vissel Kobe de Iniesta le espera con los brazos abiertos en Japón.

El centrocampista canario deberá pensarse bien su próximo paso, aunque ha recibido una tentación difícil de ignorar y contra la que pocos o ninguno pueden competir. El Betis no, por supuesto. De esta forma, el Al-Duhail, líder de la Liga qatarí, querría aumentar un arsenal que ya engordó en enero pasado con Mario Mandzukic, a quien están pagando cinco millones de euros limpios por temporada. La propuesta a Silva sería incluso mejor en lo monetario, de 6-7 kilos, pues en el país árabe quieren reunir las máximas estrellas posibles para promocionar el Mundial de 2022.

Por tanto, de terminar eligiendo el Betis o el Valencia, por ejemplo, se trataría de una decisión más con el corazón que con la cabeza, tirando de sus sentimientos y no del afán recaudatorio, complicado de eludir cuando estás a las puertas del último gran contrato de su carrera. Quizás los rebrotes de la pandemia de coronavirus persuada a Silva de dejar las aventuras y afincarse definitivamente en España, aunque, por ahora, su elección no está hecha.