La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

CA Osasuna 1-3 Real Betis: 'Toro Salvaje, un mentón de acero'

23.09.2021 | 21:39
CA Osasuna 1-3 Real Betis: 'Toro Salvaje, un mentón de acero'

Vibrante y muy trabajado triunfo del Real Betis en su visita a un combativo CA Osasuna en el caldeante ring de El Sadar. Con descargas de adrenalina en el primer tiempo. Con tintes cinematográficos. De esas películas de boxeo tipo 'Toro Salvaje', 'Cinderella Man' o cualquiera de las de 'Rocky'. En un escenario de película, rugiendo como el público del mítico Garden de Boston recreado en Pamplona. Con mucho sudor, con encomiable esfuerzo y con un intercambio de golpes incesante. Intentando cansar al rival con un ir y venir de mamporros. Cada uno con sus armas, asumiendo ambos que iban a recibir mucho en la loable búsqueda de asestar el golpe definitivo.   

No lo tuvo fácil el equipo que entrena Manuel Pellegrini, que llegaba a Navarra con muchas bajas en defensa -Pezzella, por sanción, Bartra y Víctor Ruiz, lesionados-, y que se topó con la versión más guerrera del conjunto de Jagoba Arrasate, siempre complicado jugando como local jaleado por su gente. Si ellos sacaban la vena peleona, el Betis no tuvo otra que exhibir una capacidad de trabajo en la que caben muy poquitas pegas. 

A la hora de partido, el Betis rascaba un trabajado empate (1-1) gracias a un serio trabajo defensivo para resistir a momentos de mucho sufrimiento, pero le quedaba un sabor agridulce después de lograr adelantarse con un tanto de Kike Hermoso y disponer de varias ocasiones para hacer el segundo antes de que Kike García hiciese el empate tras una exquisita pared de tacón con Roberto Torres en una perdida verdiblanca del todo evitable. Tan y cerca y tan lejos a la vez de un premio que merecía por sacrificio aunque quizás no tanto por juego ni por puntería.

Eso lo solucionó Pellegrini con un doble cambio que resultó definitivo: los dos últimos golpes los dio el Betis, con el iluminado Juanmi y con un Willian José que se estrenó con todo un golazo (el que hizo al Espanyol se lo apuntaron a Pedrosa en propia puerta). El 1-3 en El Sadar consolida las buenas sensaciones tras los triunfos ante el Granada y el Celtic, en Europa League, que el polémico empate ante el Espanyol habían frenado y permite aspirar a dar un salto en la tabla. Quiere jugar bien y lo intenta, pero si hay que pelear, todos están enchufados y este equipo (como había demostrado ya con su conocida capacidad para remontar) tiene un mentón de acero.

Buen debut de Kike Hermoso, acertado en las dos áreas


El Betis salía en El Sadar con Claudio Bravo en la portería -el chileno se consuma por delante de Rui Silva-; la 'defensa B' con Martín Montoya en el lateral derecho ante las molestias de Bellerín, Kike Hermoso y Edgar como pareja de centrales ante la plaga de bajas y Álex Moreno en la izquierda con Miranda también entre algodones; Guido Rodríguez está acompañado en la zona ancha por Guardado; con Aitor Ruibal, Canales y Fekir en la segunda línea y Borja Iglesias en punta. 

De entrada, el cuadro navarro quiso marcar el ritmo con una presión alta y metiendo mucha intensidad, parando con faltas cualquier intento visitante por salir con la pelota controlada desde atrás. Los rojillos no tardaron en poner a prueba al debutante Kike Hermoso, que no se complicó la vida y tiró del efectivo 'patadón arriba' para alejar el peligro del área. En uno de ellos, además, tuvo que tirar de sangre fría y recortar al exbético Brasanac para despejar un balón suelto en la zona de castigo. Moncayola, con un disparo lejano, obligó a intervenir a Bravo cuando sólo habían transcurrido 5 minutos.

En el primer cuarto de hora, para regocijo de un ruidoso estadio pamplonica, sólo se jugaba en el campo del Betis, muy exigido con centros laterales y dinámicos cambios de juego a la espalda de los carrileros verdiblancos. En uno de ellos, Montoya no calculó bien y Rubén García penetró por su banda y colgó el enésimo servicio llovido, que generó segunda y tercera jugada, requiriendo de varios despejes apurados en el área heliopolitana. Jugadores como el omnipresente Guido y el incansable Ruibal tuvieron que ayudar mucho para arropar a su equipo.  

Si contundente y eficaz se mostró Kike Hermoso en su área, tanto o más se mostró en ataque para seguir completando un debut de ensueño. Casi en la primera acción de peligro del Betis, que intentaba acumular posesiones largas y poner pausa al alboroto rojillo, provocó un córner que botó Fekir y que quedó botando en el punto de penalti, donde el canterano conectó una inapelable volea para poner el 0-1 en el minuto 22'. Borja Iglesias, acto seguido, obligó a Sergio Herrera a evitar en dos tiempos el segundo.

El gol ayudó a consolidar el plan del Betis, basado en tener la calma y esperar que bajase la efervescencia de Osasuna para imponer su teórica superioridad en el juego de posesión. No obstante, no era fácil conectar más de tres pases seguidos y los efectivos de arriba se veían obligados a retroceder muchos metros para poder intervenir e intentar desatascar las de creación, sin lograr impedir del todo un 'ida y vuelta' constante que no le convenía nada.

A falta de combinaciones prometedoras, sólo quedaba el recurso del destello individual y Fekir lo intentó con un eslalon abortado por la zaga navarra en el balcón del área. En otra transición, pasada la primera media hora de partido, el Betis de nuevo logró correr. Canales, con un potente zurdazo, puso a prueba a Sergio Herrera, que se lució con un paradón. Casi sin respiro, llegó el tercer contraataque veloz, de nuevo con el meta local como héroe, sacando un pie salvador en el mano a mano con Borja Iglesias.

El sino del Betis es pagar por cada vez que perdona. Así que en el 38', después de tres ocasiones claras para hacer el 0-2 y volcar la balanza de su lado, Canales quiso evitar un saque de banda con un arriesgado taconazo que un voraz Manu Sánchez aprovechó en su presión. Taconazo y pared con exquisito pase filtrado de Roberto Torres para dejar a Kike García solo ante Bravo, que no pudo hacer nada ante el ajustado disparo que suponía el tanto del empate con el que se llegaba al descanso.

Intercambio de golpes y un movimiento ganador

En la reanudación, sin cambios, el ritmo era mucho menor y el reloj avanzaba sin los constantes sobresaltos de la primera mitad, pero ninguno de los dos lograban frenar el intercambio de golpes. La primera ocasión, eso sí, fue para Osasuna. Un centro de Kike García de nuevo a la espalda de Montoya y cabezazo que Brasanac cruzó en exceso y se fue fuera por muy poco.

Los rojillos intentaban subir el ritmo y el Betis contrarrestaba y amenaza con correr si encontraba espacios. Lo hicieron Álex Moreno y Fekir por la izquierda, pero el disparo del galo salió rechazado por un zaguero. También probó suerte Guido Rodríguez, con un zapatazo raso desde la frontal tras una buena dejada de cabeza de Borja. Sergio Herrera, bien colocado, atajó sin apuros. La siguiente, para seguir con los turnos, fue para Kike García, a quien se le marchó alto por muy poco un testarazo en la línea del área pequeña.

El Betis no podía dejar de redoblar esfuerzos defensivos, pero llegaba y disparaba más que Osasuna. Pellegrini intentó buscar la manera de monetizar esa presencia ofensiva e introdujo un revelador doble cambio: Juanmi y Willian José por Borja y Aitor Ruibal, con el malagueño cayendo a la izquierda, Canales mudándose a la derecha y Fekir por detrás del hispano-brasileño. El chileno buscaba rentar el caudal y lo conseguió por medio de un jugador al que le ha suerte le ha sido muy esquiva y ahora disfruta de una espectacular racha.

Guardado sorprendió a las ordenadas huestes locales con un perfecto cambio de orientación que Montoya bajó con el pecho (el VAR comprobó que no se ayudó del brazo) y centró para que el iluminado Juanmi (en posición legal) cabeceara a placer el 1-2 a falta de sólo ocho minutos para el final. Tercer tanto en LaLiga del malagueño, el quinto de su cuenta particular añadiendo el doblete europeo al Celtic. Se lo merecía.

El broche épico a un combate casi pugilístico, sin embargo, lo puso Willian José. Los cambios volvieron a encumbrar a un Pellegrini que tiene enchufados a todos. La prueba llegó en el tercer minuto de añadido, cuando en lugar de proteger la renta, un recién entrado Carvalho demostró que no le importaba salir en el 88' y servía un gran servicio al espacio para el desmarque del ex de la Real Sociedad, que definió con una bellísima vaselina para hacer el definitivo 1-3. Un golazo. El primero con las trece barras. El último golpe al mentón de un rocoso oponente. El gancho ganador en un ring de los que hacen grandes a los boxeadores. 

- Ficha técnica:

1- CA Osasuna: Sergio Herrera; Nacho Vidal, David García, Aridane, Manu Sánchez; Moncayola (Oier 77'), Lucas Torró (Barbero 85'); Rubén García (Ontiveros 73'), Brasanac, Roberto Torres (Robert Ibañez 85'); Kike García (Chimmy Ávila 75').

3- Real Betis: Claudio Bravo, Montoya, Kike Hermoso, Edgar, Álex Moreno; Guido Rodríguez, Guardado; Aitor Ruibal (Juanmi 75'), Fekir (William Carvalho 88'), Canales (Joaquín 87'); Borja Iglesias (Willian José 75').

Goles: 0-1 (22') Kike Hermoso; 1-1 (38') Kike García; 1-2 (81') Juanmi; 1-3 (90+3') Willian José. 

Árbitro: Juan Martínez Munuera (C. Valenciano). Amonestó a los locales David García y Brasanac.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 6 de LaLiga disputado en el estadio de El Sadar de Pamplona ante un total de 13.758 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal