El 'parapenaltis' de LaLiga y el Betis aún pueden entenderse

21.01.2021 | 19:56

Como hace dos veranos, el Betis se las prometía muy felices cerrando con mucha anticipación la llegada a coste cero de un guardameta que, después, se convertiría en titularísimo y sería traspasado por 23,5 millones de euros (más otros 6,5 en especie, léase comisiones, pagos pendientes y el 50% de los derechos de Sanabria) a la Roma un año más tarde. El mismo camino que Pau López siguieron unos meses más tarde su compañero de demarcación Joel Robles, así como Canales e Inui, con diferente éxito en lo que a rendimiento se refiere, aunque todos una oportunidad de mercado que Serra Ferrer, Haro y Catalán aprovecharon al máximo.

En esta tesitura económica, con apreturas heredadas de la pandemia, cobra más valor el esfuerzo de persuadir a futbolistas importantes que acaban contrato de manera inminente, sorteando la competencia con una oferta atractiva y un proyecto interesante. Dos de ellos son cancerberos y por ambos pujaron en Heliópolis, si bien Dmitrovic se habría decidido por el eterno rival. Con más ahínco se trabajó la incorporación de Rui Silva, por el que el Granada llegó a rechazar 7+3 millones de euros en septiembre pasado, remitiéndose a su cláusula de rescisión (15 kilos). Como quiera que termina contrato en un semestre y no tiene previsto renovar, se marchará libre.

El Betis, igual que con Guido Rodríguez y el América, puso sobre la mesa una propuesta modesta (4 millones y una serie de incentivos, como un porcentaje de una futura venta) para convencer a los nazaríes, que la rechazaron de plano. Seguidamente, tocaba apostar y esperar, llegándose a buen puerto. Al menos, eso deslizan 'off the record' desde la planta noble del Benito Villamarín, donde temen que otros clubes más pujantes acaben llevándose el gato al agua, pese a la existencia de un presunto precontrato hasta 2025, con cantidades fijadas tanto de sueldo como de compensación en caso de querer romper ese acuerdo.

Desde el entorno de Rui Silva dejan claro que el Betis continúa siendo una de las opciones que maneja el meta portugués, con una oferta que gusta tanto en lo monetario como en lo deportivo, pero desmienten un compromiso firme con los verdiblancos o con cualquier otro. Atlético de Madrid, el Inter y el Everton han irrumpido con fuerza en las negociaciones, haciendo dudar al de Maia, si bien otras fuentes muy bien informadas no dan por hecho la ruptura de su entente con los heliopolitanos, entendiendo que aún puede prosperar.

Mientras tanto, el ex de Nacional aumenta su leyenda como 'parapenaltis' en LaLiga, abortando sobre la bocina el que iba a ser este miércoles el 3-2 del Villarreal ante el Granada. Si antes le batió Moi Gómez, no tuvo la misma suerte Paco Alcácer. De hecho, el primero de ellos es el único que ha tenido tal fortuna en lo que va de campaña 20/21, pues se trata de la tercera pena máxima detenida por Rui Silva en esta edición (de cuatro lanzamientos), una cifra que lo convierte en el máximo especialista de Primera división.

Tras los penaltis parados ante Atlético, Eibar y los castellonenses, ha establecido un nuevo récord, pues ningún portero del Granada había parado tantos en una misma temporada. Rui Silva, que ya suma 10 choques sin encajar gol en la 20/21, sigue haciendo historia con el club rojiblanco y ya es el que con más penas máximas detenidas con la camiseta del club en LaLiga, con cuatro, uno más que Ñito e Izcoa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal