Estadio DeportivoHueco blanco

Un 'problema' en defensa para el que Pellegrini sigue buscando solución

El retraso en las inscripciones y las sanciones han impedido una pareja que ya se estrenó en pretemporada y que deberá seguir conjuntándose

Un 'problema' en defensa para el que Pellegrini sigue buscando solución
El italo-brasileño, durante una sesión, con el italo-argentino en primer plano. - RBB
Óscar MurilloÓscar Murillo5 min lectura

Luiz Felipe-Pezzella. Pezzella-Luiz Felipe. Con la marcha de Marc Bartra al Trabzonspor, el brasileño y el argentino, ambos con un pasaporte italiano que les convierte en comunitarios, se antojan los dos centrales titulares del Real Betis para la temporada 2022/2023, con permiso de Víctor Ruiz, claramente el cuarto de la lista ahora mismo e inédito en competición oficial tras la disputa de cuatro jornadas de LaLiga, y de un Edgar González que, rememorando el curso anterior, ha arrancado como un tiro, respondiendo a la confianza de Manuel Pellegrini con un rendimiento sobresaliente. El 'Ingeniero', que no se casa con nadie, no retirará esos galones al también pivote promocionado desde el filial así como así, por lo que, a día de hoy, se puede afirmar sin ambages que el '3' tiene su sitio ganado en un once de gala que, al menos hasta que toque jugar contra la Roma, el gran rival verdiblanco en el Grupo C de la Europa League, se irá imponiendo en el campeonato regular.

La tardía inscripción del ex de la Lazio y la sanción del canterano de River Plate ante el Real Madrid han pospuesto la dupla compuesta por los dos últimos jugadores firmados por el club para esa posición: Germán, el verano pasado, cuando obró su regreso; Ramos, éste, tras intentarlo sin suerte hace un año con una oferta a la baja que la dirigencia 'azzurri' rechazó creyendo poder renovarle. Mala decisión, a la postre. Desde este jueves, en Helsinki, Pezzella y Luiz Felipe podrán coincidir ya más allá de entrenamientos y amistosos. Aparte de algún rato puntual, ambos partieron de inicio contra el Brentford (1-0), destapándose entonces un 'problema' (con todas las comillas que quieran) en el que el míster chileno continúa trabajando. Entonces, el de Colina actuó en el perfil zurdo. Porque tres de los cuatro centrales que tiene Pellegrini a sus órdenes son diestros. Sólo Víctor Ruiz ejercería ahí de forma natural.

Desde que están en Europa, ni uno ni otro han tenido que reubicarse, una cuestión baladí para otros futbolistas, que, incluso, han rendido fenomenalmente a pierna cambiada, por decirlo así. En el propio Betis, Sidnei, durante el primer curso con Setién, aunque bien es cierto que en una línea de tres, siendo Feddal (el que usa preferentemente la pierna izquierda) el líbero. Con línea de cuatro atrás, Edgar ha caído a ese perfil siempre cuando coincidió con Pezzella, también Bartra. En la Fiorentina le ocurrió lo mismo con el fallecido Astori y luego junto a Vítor Hugo. Con Luiz Felipe ocurre exactamente igual: Acerbi o Patric eran los improvisados zurdos en todas las ocasiones. Hasta ahora, en la primera prueba durante 90 minutos en la gira por Inglaterra, el internacional italiano no se mostró demasiado cómodo, por lo que todo puede pasar todavía en el momento en que el entrenador decida contar con ambos de partida.

Tampoco es que los dos zagueros de origen suramericano con los que cuenta el Betis desconozcan por completo esa tesitura. En Europa sería inédita o casi inédita, aunque el argentino ya tuvo que enfrentarse a esa exigencia tanto en River Plate como en las categorías inferiores de la 'Albiceleste', cuando el cuerpo técnico puso de moda, se supone que por la escasez de centrales zurdos de nivel, que hubiera dos derechos y que, hasta conjuntarse del todo, fueran rotando. En sus inicios en la cantera de la Salernitana, el brasileño probó hasta de lateral, también izquierdo. Y se le vio en algún partido en la Lazio por dentro y más a la izquierda, pero con el 1-3-5-2 que proponía Simone Inzaghi, aunque preferentemente se recolocaban el otro diestro, Patric, sin dudas cuando uno de los elegidos era el zurdo Radu.