Hueco blanco

Con ocho bajas, cinco nuevos, siete puntos de quince y ante el Betis... no se conforma

Míchel Sánchez, técnico del Girona, reconocía que no perder en el Benito Villamarín serían bueno, pero es ambicioso ante lo que puede lograr su equipo

Con ocho bajas, cinco nuevos, siete puntos de quince y ante el Betis... no se conforma
Michel Sánchez. - GFC
José LópezJosé López3 min lectura

"No estoy contento con siete puntos de 15". Las palabras del técnico del Girona FC, Míchel Sánchez, podrían parecer una vacilada para un equipo que acaba de ascender, que cuenta con uno de los presupuestos más bajos de la categoría, al que llegaron cinco jugadores el último día de mercado y que tiene para enfentarse al Real Betis Balompié este domingo, en el Benito Villamarín, hasta nueve bajas confirmadas.

Ibrahima Kebé, Borja García, Iván Martín, Ramon Terrats, Yangel Herrera, Cristhian Stuani y Óscar Ureña ya estaban previstas y a ellas se une la del ex espanyolista -y exbético en unos entrenamientos al menos, David López, por unas molestias en el tendón de Aquiles.

Por eso reconocía que "no perder en Sevilla sería muy bueno". "Conocemos la dificultad del partido contra el Betis. Será un partido especial para Borja Iglesias, que acaba de ser convocado por la selección. Pero el Betis es mucho más. Es un equipo muy bueno, un equipazo, y si queremos ganar los tres puntos debemos hacer un partido perfecto en defensa y en ataque. Debemos dar un paso adelante", advertía el ex del Rayo Vallecano, que añadía que de su "mentalidad" y de "cómo hacemos las cosas va a depender de que podamos puntuar". "Podemos hacer un gran partido ante el Betis", añadía.

Teme la verticalidad del Betis

"El Betis es el segundo equipo con menos posesión en campo rival. Con pocos toques y mucha verticalidad te pueden hacer daño", reconocía el madrileño, quien admitió que el triunfo ante el Valladolid supuso un "salto de calidad" y un empuje anímico" que le puede servir para afrontar este partido antes del parón.

Y es que el entrenador del Girona FC no quiere ir más allá del encuentro ante el Real Betis. "Tenemos pocos puntos por los méritos que hemos hecho. Podríamos tener dos más seguramente. No estoy contento con 7 de 15. Iremos a más. La competición dirá si somos capaces. (...) El nivel nos lo hemos demostrado a nosotros mismos. Debemos mejorar muchas cosas pero pienso que haremos una gran temporada. Para mí es un reto muy bonito de afrontar en lo que creo que será un gran año".

Por último, Míchel también explicó que el equipo gerundense hará, durante el parón de selecciones, un 'stage' en Olot que servirá para "unir más al grupo y conocer aún más a sus futbolistas", pues cinco de ellos (Oriol Romeu, Paulo Gazzaniga, Manu Vallejo, Toni Fuidias y Toni Villa) llegaron el último día de mercado. "Hemos empezado la competición sin conocernos y eso nos irá bien", dijo.