Estadio DeportivoHueco blanco

El error del VAR con Aimar Oroz y Manu Trigueros que le da la razón a Enrique Cerezo

La falta de un criterio unificado al aplicarlo es uno de los puntos negros de LaLiga, lo que produce muchas quejas, siendo el presidente rojiblanco uno de los más desengañados

El error del VAR con Aimar Oroz y Manu Trigueros que le da la razón a Enrique Cerezo
Aimar Oroz sufrió una fuerte entrada por parte de Manu Trigueros que se libró de la expulsión en el Villarreal CF 2-0 CA Osasuna. - LaLiga
Rafa CalaRafa Cala4 min lectura

Uno de los principales quebraderos de cabeza y quejas que tienen los aficionados del fútbol español es el uso del VAR en LaLiga, el cual se emplea de diferente forma según esté un árbitro u otro a cargo suya. Por ello, no son pocos los que exigen que el VAR sea manejado por un comité ajeno a los colegiados como ocurre en otros deportes, especialmente en Estados Unidos. El último caso se produjo ayer mismo en el partido que cerró la jornada 9 entre Villarreal CF y CA Osasuna que acabó con 2-0 a favor de los de Unai Emery y en donde Manu Trigueros se salvó de una expulsión por una patada peligrosa sobre la joven estrella Aimar Oroz.

Ocurrió todo ya en el descuento del partido, cuando ya todo estaba decidido con el 2-0 en el mercado, momento en el que Manu Trigueros, que había entrado unos minutos antes al partido, le dio un fuerte pisotón en el tendón de Aquiles a Aimar Oroz, el cual podía haberse hecho mucho daño en una zona tan delicada. El ya sospechoso Pablo González Fuertes no revisó la jugada puesto que el VAR no le avisó y todo se quedó en una cartulina amarilla que se queda muy corto si tenemos en cuenta otras jugadas peligrosas que se han dado durante esta temporada.

Algunas de las más recientes son los expulsiones de Lucas Boyé, delantero del Elche CF contra el RCD Mallorca, o de de Germán Pezzella, del Real Betis Balompié contra CA Osasuna precisamente, los cuales fueron expulsados por tocar el balón y luego dar una peligrosa patada a un rival en la continuación o por inercia. En este caso, Manu Trigueros no tenía ninguna opción de disputar el esférico y fue sancionado con una simple amarilla que al nivel que se ha puesto el listón durante este curso futbolístico parece un castigo demasiado corto.

Esta diferencia de criterios según el árbitro que está sentando en el VAR no hace más que alimentar las voces críticas contra esta tecnología, siendo uno de los principales detractores Enrique Cerezo, presidente del Atlético de Madrid, quien ya se ha mostrado totalmente desengañado de cómo se usa el VAR en España. "La verdad es que no sé qué tiene el VAR contra Morata. Es la segunda vez en lo que va de temporada que a Álvaro Morata le corrigen erróneamente dos acciones clarísimas. No es justo. En Valencia provocó una expulsión que luego corrigió el VAR cuando no debería haberlo hecho y le anularon un gol y aún no sabemos cuál fue el motivo. Hoy ya ha sido el colmo. El VAR llegó para corregir errores, no los aciertos. El gol de Morata era completamente legal. No sé dónde han visto falta. Se supone que el VAR interviene para corregir errores manifiestos y graves. Estoy muy enfadado", dijo el presidente del Atlético de Madrid tras el gol anulado a Álvaro Morata en el choque contra el Athletic Club.