Hueco blanco

Una apuesta arriesgada desde la directiva del Almería

La política de fichajes del club y Turki auguran unos resultados que no se decantan como inmediatos en la actualidad

Una apuesta arriesgada desde la directiva del Almería
Mohamed El Assy con el micrófono de DAZN - DAZN
Luisma SanchezLuisma Sanchez3 min lectura

La Unión Deportiva Almería está en una especie de crisis debido a los resultados obtenidos en las últimas jornadas. El equipo ha mostrado dos caras en esta temporada y la que más pesa es la actual debido a que los resultados no llegan. Los jóvenes que han llegado este mercado aún están por explotar y necesitan aportar más en el equipo.

La llegada del Almería a Primera división ha venido destacada por ser una de las plantillas más jóvenes de LaLiga. Rubi siempre ha hablado de tiempo para que todos se adapten. Ahora bien, muchos aficionados con su descontento actual se suman a cuestionar la política de fichajes del club.

Para llegar a Primera división es necesario contar con jugadores con experiencia. Por ello han llegado Pacheco, Embarba o Melero, futbolistas asentados en la máxima categoría del fútbol español. Pero esto no basta, ya que hay más que ofrecer en una liga tan exigente. Los resultados deben llegar a ser inmediatos al tratarse de una competición en donde cada punto que se pierda es prioritario a final de temporada.

La directiva apuesta por la contratación de jugadores jóvenes para revalorizarlos y venderlos por una cantidad superior a la invertida. Muchos se plantean el por qué no se ha optado por la contratación de más experiencia en lugar de jugadores que están por explotar.

El Bilal Touré, Lázaro Vinicius o Kaiky, nadie duda de su calidad. Son internacionales con sus países y nadie cuestiona que puedan llegar a ser grandes figuras en el futuro. Turki habló de estrellas en la última semana del mercado de fichajes, por ello El Assy declaraba al explicar la política de fichajes lo siguiente: “Los jugadores que han venido son estrellas. Turki prometió traer estrellas y lo ha cumplido. Nosotros convertimos a los futbolistas en estrellas y tienen el potencial para conseguirlo en el Almería. Lo único que pido a la afición es confianza en el trabajo, en los jugadores, en el cuerpo técnico, y que sepan que acabaremos con buenos números. Casi todo lo que hemos dicho se ha acabado cumpliendo”.

Al igual que sobre estas estrellas, el director general recordaba el límite salarial y lo pactado dentro del club en el futuro: “Lo que estoy hablando del límite salarial no es del Almería, sino del fútbol español. Tenedlo seguro que en unos años el Almería va a ser de los pocos equipos que no tendrá problemas con el límite salarial. En tres-cuatro años podremos tener 50 jugadores que podremos vender y crecer. Siendo egoístas, la actual situación nos beneficia a nosotros porque los otros equipos no tienen este número de jugadores para crecer”.

Una apuesta arriesgada, que podría salirle cara a la directiva de la UD Almería.