Hueco blanco

Málaga 0-2 Huesca: Llueve (barro) sobre mojado en La Rosaleda

El Málaga cae de nuevo en casa y ya solo le separan seis puntos del descenso

Málaga 0-2 Huesca: Llueve (barro) sobre mojado en La Rosaleda
Los blanquiazules no ganan en casa desde hace cuatro meses - Pedro Martín
Pedro MartínPedro Martín6 min lectura
Llueve barro sobre mojado en La Rosaleda. No por la calima proveniente del Sáhara, la misma que tiñó sutilmente el césped de marrón, sino por la , que se desangra para delirio de la afición. Más de cuatro meses desde la última victoria en casa. Esta vez fue el Huesca el que hundió a los boquerones con los goles de Marc Mateu y Seoane. Dos tantos que le sirven a los visitantes para soñar con los Playoff, mientras que los de Natxo González se colocan a solo seis puntos por encima del descenso justo antes de iniciar el tourmalet de encuentros.
 
Ofensivo de partida salía Natxo González para enfrentarse al Huesca. Con Andrés Caro como lateral diestro y Escassi de central, eran Jozabed y Febas los encargados de equilibrar en el centro del campo. Regresaban Vadillo, Roberto y Paulino de la Fuente al once inicial. La idea era clara, alinear a hombres con gol y amenazar desde primera hora al rival. Intenso y con mucho ritmo desde el inicio, también alentado por una afición que había preparado antes del duelo un recibimiento en los aledaños del estadio. Solo valía la victoria.

Quería dominar la posesión el Huesca. Hacerse fuerte a través del balón. No era fácil tarea, pues el Málaga presionaba alto sobre Mosquera y Seoane, los cerebros del Huesca. Era mediante el balón parado cuando se empezó a ver a Dani Barrio y Andrés Fernández, aunque sin intervenciones de mérito. Llegó la primera de los locales, sin embargo, después de una conducción de Jairo finalizada con remate de Roberto sin apenas fuerzas y fácil para el portero. Atacar los espacios era la consigna de Natxo entre la gran movilidad de los atacantes. 

Aunque sin efectividad y claridad en el último pase, eran los blanquiazules quienes más proponían y generaban. Jairo, de los más incisivos del equipo, tuvo que ser sustituido por molestias en el isquitibial de su pierna izquierda. En su lugar entró Hicham, que no jugaba desde el pasado 28 de febrero. Tuvo pronto impacto en el juego el marroquí provocando la amarilla al lateral Florian Miguel. Un disparo de Vadillo y un centro envenenado de Paulino fueron las dos últimas acciones antes de llegar sin goles al descanso en La Rosaleda. 
 
Entre pitos y aplausos, los jugadores se marchaban a vestuarios con la intención de frenar la mala racha arrastrada por el equipo en Martiricos. Y es que desde el 20 de noviembre de 2021 el Málaga no sabe lo que es ganar en casa. Más de cuatro meses sin conseguir los tres puntos. Lo sabían los 15537 aficionados presentes en el estadio, que recibirían el mayor de los mazazos un minuto después de arrancar la segunda mitad.

Un fallo estrepitoso de Dani Barrio originó el gol a placer de Marc Mateu. Silencio sepulcral ante el error y el tanto visitante.  Se adelantaba el Huesca casi sin quererlo en el primer disparo a portería. Si ya se antojaba complicado marcar el primero, remontar era misión imposible. Afectados por el gol encajado y al borde de la desesperación, Jozabed y Andrés Caro vieron cartulina minutos después del castigo.
 
Hundido anímica y emocionalmente, también lo estaría en el marcador diez minutos después del gol de Marc Mateu. En una rápida transición del Huesca, Escriche, tras fijar a dos defensores, surtió un gran balón a Seoane para superar de nuevo a Dani Barrio. 0-2 y el Málaga en la lona con media hora más por delante.

Quiso Natxo González revolucionar el partido con la entrada de Antoñín y Brandon por Paulino y Vadillo, silbados por el público cuando abandonaban el campo. Sin orden establecido y tirando de coraje, intentaba el Málaga hacer daño a un Huesca bien plantado defensivamente. Conocedor de las dificultades para culminar por parte de los blanquiazules, bajó el ritmo e intensidad el equipo de Xisco Muñoz, ganador en la batalla entre entrenadores. 
 
Pudo ser peor si cabe la tarde para los malaguistas. En el 86', Mikel Rico falló lo infallable para alivio, al menos, de Dani Barrio. Mismo alivio también para Andrés Caro, que pudo ver la roja tras una dura entrada a Escriche, asistente de ambos goles. Dos zarpazos que complican más la vida a un Málaga a la deriva. A seis del descenso, los blanquiazules viajarán el próximo viernes a Cataluña para jugar contra el Girona en el inicio del tourmalet.
 

Ficha Técnica:

Málaga CF: Dani Barrio; Andrés Caro, Lombán, Escassi, Cufré; Jozabed, Febas (Ramón, 77'), Jairo (Hicham, 35'), Paulino (Antoñín, 60'), Vadillo (Brandon, 60'); Roberto (Chavarría, 77').

Huesca: Andrés Fernández; Gerard Valentín, Miguel, Ignasi Miquel, Insua; Pedro Mosquera (Mikel Rico, 75'), Timor, Seoane (Juan Carlos, 80'); Marc Mateu (Lago Junior, 72'), P. Martínez (Joaquín, 46'); Darío (Escriche, 46').

Goles: 

0-1 (47'): Marc Mateu aprovecha un pase de Escriche después de un garrafal fallo de Dani Barrio al intentar blocar el balón.

0-2 (57'): Seoane finaliza medio cayéndose una gran acción entre él y Escriche

Árbitro: Trujillo Suárez

Estadio: La Rosaleda