La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

Sevilla FC 2-0 RCD Espanyol: En-Nesyri y Rafa Mir, bendita competencia

25.09.2021 | 20:46
Sevilla FC 2-0 RCD Espanyol: En-Nesyri y Rafa Mir, bendita competencia

Sudó de lo lindo el Sevilla FC para poder sumar su cuarta victoria en LaLiga y colocarse provisionalmente segundo clasificado con 14 puntos, a dos del Real Madrid pero con un partido menos -el aplazado ante el FC Barcelona. No lo puso nada fácil el RCD Espanyol, que nunca se vino abajo. No lo hizo tras encajar el 1-0 en el minuto 13', obra de En-Nesyri; arrinconó a los locales, especialmente desde el 65', jugando en superioridad numérica por la evitable expulsión de Delaney y no pararon de poner a prueba la capacidad de resistencia del cuadro nervionense antes y después de que Rafa Mir hiciese el definitivo 2-1 que permitió por fin respirar de alivio en el postrero minuto 87.  

En-Nesyri, que acabó dolorido de un tobillo el partido ante el Valencia, volvía a la titularidad en detrimento de Rafa Mir, pero la alegría del gol la enfrío la preocupación por el pinchazo muscular que le obligó a pedir el cambio pasada la hora de partido. Salió el murciano e igualó el pulso, ya que volvió a ver portería por segundo partido consecutivo. Los réditos que aportan la sana competencia en la delantera y la seguridad defensiva de una defensa de gala con un Koundé al alza fueron dos de las mejores noticias de un partido en el que el Sevilla FC sufrió como pocas veces. 

Otra fue el partidazo de Joan Jordán, perfecto en todas las facetas y en los diversos escenarios por los que pasó el agitado encuentro. No había iniciado la temporada al exquisito nivel de clarividencia, regularidad y determinación en la toma de decisiones. Eso, sumado a la competencia que aporta la llegada de un Delaney que se autoseñaló y los buenos ojos con los que Lopetegui siempre mira a un generalmente intrascedente Rakitic-, ponía en riesgo sus galones en el once. Sin embargo, su primera mitad fue sobresaliente, recordando a esa versión de 'todocampista' que tan rápido enamoró al sevillismo. Talento y esfuerzo a partes iguales. Un jugador muy importante si mantiene este nivel. 
 

Con En-Nesyri pero sin Fernando

Sin perder de vista el choque de Champions ante el Wolfsburgo del próximo miércoles, los nervionenses debían volver a ganar después del solvente triunfo por la vía rápida ante un teórico rival directo como el Valencia (3-1), que acabó con tres empates consecutivos (dos en LaLiga y uno en Champions). Esta vez tenía enfrente a un RCD Espanyol que ha levantado el vuelo tras un inicio discreto y que estuvo hace no mucho en la capital hispalense, en el otro estadio de la ciudad, donde ya arrancó un empate 'in extremis'. Iba a dar a guerra. 

Lopetegui es poco amigo de las rotaciones salvo que no le quede más remedio. Además, ya dio algunos relevos en el último choque. Así, por delante de Bono, recuperó a los laterales titulares -Navas y Acuña-, mantuvo como intocable a la pareja Koundé-Diego Carlos y formó en punta con En-Nesyri, que respondió con gol a la creciente competencia antes de volver a preocupar. En las bandas escoltado por Suso y Ocampos, otrora extremos titulares que llevan meses lejos de su mejor momento de juego y también de forma física, pero que recuperaron sensaciones. De más a menos. Quizás no con la continuidad en el juego que se espera de ellos, pero plenos de voluntad y generando numerosas acciones de peligro hasta que fueron sustituidos.  

Fernando, que pidió el cambio ante los che y ha forzado para estar en la lista en los dos últimos partidos se quedó en el banquillo y es el único peso pesado que obtiene un respiro. Sin pivote puro, tres mediocentros de ida y vuelta como Delaney, Joan Jordán y Rakitic se repartían su trabajo. Escalonados con balón, con el danés un pasito por detrás del catalán y el croata algo más descolgado, y muy juntos cuando tocaba replegar. En el banquillo se guarda perfiles creativos como los de Papu, Lamela u Óscar. 

Por su parte, Vicente Moreno saltó al Sánchez-Pizjuán con tres exjugadores del Sevilla FC, dos de ellos presentes en el vestuario hace menos de dos meses, como Aleix Vidal y Sergi Gómez. Una galopada por la derecha del primero acabó en el primer disparo del cuadro perico, con un latigazo lejano de Raúl de Tomás que se fue por encima del larguero (3'). Acto seguido, Ocampos corrió la misma suerte tras rematar una buena dejada de En-Nesyri tras un medido servicio de Diego Carlos desde su campo.

Se veía preocupado a Lopetegui, pues su equipo se estiraba demasiado y tenía problemas con la presión local -que apostaba una línea de cinco centrocampistas en la medular-, pero a la primera oportunidad de encontrar espacios, lo compensó con una jugada de gran belleza iniciada por Jordán con un sombrero y una apertura a la derecha para Suso, que esperó la irrupción de Navas para que la pusiera al primer toque donde un delantero sólo puede relamerse. En-Nesyri, que no podrá jugar el miércoles por sanción, se lanzó para abrir el marcador en el minuto 13 y demostrar que estaba totalmente repuesto de sus molestias en el tobillo. De marroquí a marroquí, porque nada más sacar de centro, el Espanyol estuvo a punto de empatar con un disparo cruzado de Darder que Bono desvió a córner con una salvadora estirada.

El Espanyol no acusaba el golpe y justo después de conceder metros para Jordán avanzase conduciendo por dentro y disparase fuera, atacaba a la contra con un saque en largo de Diego López y un golazo de Raúl de Tomás, por suerte el VAR impidió que el 1-1 subiese al marcador tras apreciar fuera de juego del delantero perico, que vio cómo le anulaban su tercer tanto en lo que va de curso. El partido no tenía un dueño claro y el desgobierno suele derivar en un exceso de revoluciones y pero gracias a esos acelerones que no gustan a los entrenadores al espectador no le faltaba emoción.

Del posible 1-1 a rozarse el 2-0. Primero, por medio de un 'enemigo íntimo', pues el intento de despeje hacia atrás del exsevillista Sergi Gómez obligó a lucirse al veterano portero blanquiazul. Constantes llegadas, muchos centros de cierto peligro, despejes fallidos y barullos en el área que impedían desviar la atención del tapete. En uno de ellos, tras el enésimo córner, la tuvo Ocampos, que recogió un balón en el área tras el caracoleo de Suso y Diego López volvió a lucirse atrapando la volea del argentino. El también exsevillista tiene 39 años, pero está en un momento de forma envidiable, siempre bien colocado y pleno de reflejos, como demostró para embolsar un disparo forzado de Suso al filo de la pausa tras una eléctrica primera mitad

Se caen los planes de Lopetegui en sólo unos segundos 

La segunda parte comenzó con un Espanyol igual de insistente en enviar constamente balones al área del Sevilla FC. 
Rozó el empate Cabrera, que remató un balón suelto en la frontal del área pequeña y En-Nesyri desvió el disparo con la cara. Sin querer, pero de manera providencia porque era gol seguro. El susto fue lo suficientemente grande para que Lopetegui adelantase los cambios que tenía previstos para la hora de partido y echó mano de personal cualificado para partidos tan abiertos. Al campo Fernando, para frenar al rival, y Lamela, para agitar a los suyos. En la primera que pudo correr y encarar, el argentinó finalizó con un disparo centrado atrapado por el meta perico. 

El Sevilla FC comenzaba a dominar la situación y Lopetegui preparaba la entrada del Papu y Óscar, posiblemente con Delaney con uno de los relevados. Entonces, el siempre peculiar González Fuertes le dio la bienvenida a LaLiga al danés mostrándole dos amarillas seguidas, una por protestar y otra aplaudir esa primera tarjeta. Imprudencia de un jugador experto, que dejó con 10 a un equipo que para colmo veía lesionarse a En-Nesyri.

Los planes del técnico, al garete en una acción absurda y en cuestión de segundos. El autor del 1-0 se marchaba aquejado de un pinchazo muscular y los que entraron fueron Rafa Mir y Rekik. El partido había cambiado por completo y al Sevilla FC le tocaba sufrir para defender la renta en inferioridad numérica. Vicente Moreno sacaba efectivos de ataque, Cabrera volvió a avisar y a Lopetegui no le quedó otra que arroparse. Acabó con línea de tres centrales escoltados por los incansables Navas y Acuña, con Fernando y Jordán de pivotes y con el siempre atrevido Lamela y el motivado Rafa Mir como futbolistas más adelantados. 

Había que luchar y trabajar mucho e intentar cazar alguna para sentenciar. Era la consigna y todos los ingredientes se dieron en el minuto 87. Una jugada sin aparente peligro, un balón aéreo que el Espanyol no termina de despejar del todo, que Jordán primero y Rekik después luchan como si fuera el último de sus carreras y que le cae a Rafa Mir, que definió con un excelente disparo cruzado ante el que nada pudo hacer Diego López. 

 


- Ficha técnica: 

Sevilla FC: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Marcos Acuña; Delaney (65'), Jordán; Suso (Lamela 56'), Rakitic (Fernando 56'), Ocampos (Rekik 80'); y En-Nesyri (Rafa Mir 66').

RCD Espanyol: Diego López, Aleix Vidal, Sergi Gómez, Cabrera, Pedrosa; Embarba (Loren Morón 78'), Fran Mérida (Dimata 46'), Sergi Darder, Bare, Wu Lei (Melamed 57') y Raúl de Tomás.

Goles: 1-0 (13') En-Nesyri; 2-0 (87') Rafa Mir. 

Árbitro: González Fuertes (Comité Asturiano). Expulsó a Delaney por doble amarilla por protestar y amonestó al local Rakitic.

Incidencias: partido correspondiente a la jornada 7 de LaLiga disputado en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán de Sevilla. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal