Hueco blanco

El futuro de Sarabia condiciona el de un antiguo deseo de Monchi

El ex del Sevilla está cedido en el Sporting Clube, el PSG quiere recuperarlo, pero todo sigue pendiente de quiénes serán el director deportivo y el entrenador de la escuadra gala

El futuro de Sarabia condiciona el de un antiguo deseo de Monchi
Sarabia condiciona el futuro de un antiguo deseo de Monchi. - Antonio Ramos
Antonio RamosAntonio Ramos3 min lectura
Pablo Sarabia se ha reencontrado con un mejor fútbol en Portugal, donde el madrileño está realizando una temporada excelsa con el Sporting Clube, en donde contabiliza actualmente 18 goles y 9 asistencias entre todas las competiciones a falta de esta recta final de curso futbolístico.

El atacante, ex del Sevilla FC, está cedido sin opción a compra por el Paris Saint-Germain, que ya tiene decidido qué hará con Sarabia de cara a la próxima campaña. Según ha avanzado el prestigio diario deportivo francés L'Équipe, la intención del equipo capitalino galo es que Sarabia forme parte de la primera plantilla en la 2022/2023, puesto que están bastante satisfechos con su rendimiento deportivo en tierras lusas.

Aun así, todo no está tan claro, pues habrá que esperar a los movimientos que se producen en los despachos y el banquillo parisino, pues la continuidad tanto de Leonardo, el director deportivo, como de Mauricio Pochettino, el entrenador, está en el aire después del descalabro que tuvo el PSG en los octavos de final de la UEFA Champions League contra el Real Madrid.

Pablo Sarabia, que dentro de un mes cumple 30 años, tiene contrato hasta junio de 2024 con el PSG y su prioridad es jugar la temporada que viene puesto que su principal objetivo es ser convocado con la España de Luis Enrique para el Mundial de Qatar que se disputa entre noviembre y diciembre de ese año.

El futuro de Sarabia condiciona a un viejo deseo de Monchi

Según esta misma información que adelanta L'Équipe, el futuro de Pablo Sarabia está estrechamente ligado a un viejo deseo de Monchi, director general deportivo del Sevilla FC, al cual afectaría, ya que uno de los descartes del PSG será Julian Draxler que siempre ha estado en la agenda del ejecutivo de San Fernando.

Aun así, la salida de Draxler del PSG no sería nada sencilla, puesto que tiene vinculación laboral con la entidad parisina hasta junio de 2024. A pesar de ello, el atacante alemán ya ha dejado caer que si sigue sin jugar, ha sumado poco más de 850 minutos en este momento, tendrá que partir para poder estar en el Mundial de Qatar 2022. Deseo que comparte con Pablo Sarabia. "Vamos a ver. Sigo convencido de que tengo calidad para estar aquí en la selección, pero necesito ritmo. Mi situación no es fácil. ¡Tengo que jugar más! Veremos qué pasa en verano", afirmó el alemán.