Estadio DeportivoHueco blanco

La huella de Fekir en Lyon es imborrable

La huella de Fekir en Lyon es imborrable
- Aitor Torvisco
Aitor TorviscoAitor Torvisco7 min lectura
En sólo unos minutos en Sevilla, Nabil Fekir ya supo dónde había llegado. Una nube de aficionados del Betis le esperaban en la salida de la terminal de llegadas del aeropuerto de San Pablo y, a pesar de que no estaba previsto, el galo tuvo que bajarse para atender a sus enfervorecidos fans, posar para numerosas fotos y firmar autógrafos a toda velocidad. El campeón del mundo no llegaba a un equipo cualquiera y los de Heliópolis no se hacían con un jugador 'normal'. Han bastado sólo unos meses para que, como decía Toni Doblas en los medios del club, "nadie se acuerde ya de Lo Celso". Siete goles, seis asistencias, uno de los que mejor regatea y más faltas recibe de las cinco grandes ligas... Fekir es un futbolista de otro nivel, de un tirón mediático sólo al alcance de los grandes entre los grandes, como prueba el hecho de que la huella que dejó en su Lyon natal (con un total de 193 partidos oficiales, 69 goles y 46 asistencias) permanezca imborrable con visos de ser así hasta la eternidad.

Canterano, capitán, estrella e ídolo del Olympique Lyonnais, es imposible dar un paseo por la ciudad gala sin contemplar vestigios del talentoso jugador, uno de los tres internacionales 'bleus' naturales de Lyon que se proclamaron campeones del mundo con su selección en el Mundial de Rusia de 2018; de los que sólo Fekir militaba en el equipo local en ese momento, pues Samuel Umititi pertenecía ya al Barcelona y Corentin Tolisso era propiedad del Bayern Múnich.

Los tres están representados a un gran tamaño en un mural ubicado a la salida del túnel Croix-Rousse. Es un impresionante homenaje creado por Julien y Vincent, dos artistas callejeros del colectivo ArtUp de Lyon, que explicaron en la web del 'OL' el motivo de su obra: "Obtuvimos una autorización durante seis meses del propietario del muro para pintar un gran mural y tener visibilidad, porque es un lugar perfecto", relataba Julien, quien añadió que la idea la tuvieron en la misma noche de la final del Mundial, durante la fiesta tras la victoria (4-2) sobre Croacia. "Estábamos viendo el partido juntos. Después del pitido final, inmediatamente dijimos que teníamos que hacer algo por nuestros campeones mundiales". Con 20 metros de largo y 2,5 metros de alto, este mural, que se puede apreciar desde una gran distancia, era una tarea ardua, pero su pasión les llevó a acabar en sólo unos días. "No perdimos el tiempo. Hicimos los modelos el lunes y compramos el equipo el martes. Para el miércoles, teníamos los dibujos hechos y pintados de jueves a sábado". Y eso que el viernes descansaron por culpa de lluvias torrenciales. "Cuando amas algo, no cuentas el tiempo que tardas en hacerlo", respondía Vincent a la web del Lyon. "Somos aficionados del 'OL' desde que éramos muy pequeños. Crecimos con el club y vimos crecer a Nabil (Fekir), Coco (Tolisso) y Sam (Umtiti)", añade, antes de explicar que ése es el motivo de la frase que está junto al mural y en la que se lee:
'Orgulloso de ser Lyonnais'. "Esperamos que los jugadores estén orgullosos del mural", acabaron.

Este homenaje, que aún puede verse, tuvo un 'efecto llamada'. Así, una farmacia de Lyon se hizo famosa por pintar su fachada con una no menos icónica foto de Fekir posando con la copa del mundo apoyada en su cabeza. "En sólo cuatro días, tuve 20.000 visitas en Twitter y la cuenta de Inside Gones, que tuiteó fotos de mi grafiti, obtuvo cientos de retweets y de me gusta", explica con orgullo Djalys Sekkai, el propietario la Farmacia del Pueblo. "No pensé que esto haría tanto ruido. Tuve la idea de poner a Nabil Fekir porque es nuestro héroe local. ¡Viene de la cantera y es campeón mundial!", asegura el farmacéutico, quien contó para este proyecto con los autores del mural, el colectivo Art Up, compuesto por Julien Bard y Vincent Gobert, el responsable de hacer esta pintura. "La farmacia está ubicada frente a una escuela y los niños venían a vernos pintar", explicó Julien en una entrevista a 'Le Progres'. "Cuando estábamos pintando, por la mañana, los niños que salían de la clase, se acercaron a la cortina para mirarnos y estaban muy entusiasmados cuando vieron nuestro trabajo. Ya fue pintando un fresco de Nabil Fekir, junto con los otros dos campeones de Lyon, Umtiti y Tolisso, a la salida del túnel Croix-Rousse, que Art Up hizo unos meses antes y, claramente, eso impulsó nuestra actividad", añade en este sentido.

Por su parte, Djalys Sekkai se congratuló de la populidad que Fekir le ha dado a su negocio y ya piensa en la siguiente idea: "En el futuro, me gustaría poder ofrecer a los clientes una camiseta de la selección de Francia y una camiseta del Lyon firmada por Nabil Fekir. Le hice llegar la oferta y ha aceptado", decía hace unos meses en el citado diario.
Si el beticismo ha quedado tan rápidamente prendado de su juego, es fácil imaginar lo mucho que significa el mediapunta para su localidad. Y es que el legado imborrable de Fekir no acaba con el mural y la farmacia. Aún más famosa si cabe fue aquella fotografía que le inmortalizó haciendo el gesto de Messi en el Santiago Bernabéu o Cristiano en el Camp Nou. Al '8' del Betis le llegó este parón justo antes de su primer derbi en Nervión. En su último duelo del Ródano, le hizo un doblete al Saint-Étienne en un contundente 0-5. En el segundo tanto, el que cerró la manita, posó con la camiseta mostrando su nombre a la afición local y se han hecho tifos en el estadio, pintadas en las calles y decora una peluquería.