Real Betis 0-3 Real Sociedad: Un roto y un descosido

18.10.2020 | 23:24

La imagen del Betis no fue buena. No reaccionó al gol de Portu al filo del descanso y dejó pocos pero muy grandes espacios, que fueron aprovechados sin piedad por la Real Sociedad. Fue un mal partido. Además, cabe recordar que la obsesión de Pellegrini era imponer la portería a cero como norma. Lo ha logrado en tres de seis, que no está mal. El problema es que en los otros tres partidos ha encajado nueve tantos. El equipo mantiene cierta tensión pero, si se desconecta, probablemente ya no vuelve. Y menos si Canales tiene un mal día, Fekir deambula como si no fuera la cosa con él y arriba no hay mordiente. Sobre todo eso. Aunque viendo el 0-3 del marcador parezca que el roto principal está en la defensa, más aún preocupa lo descosido que se ve a Borja Iglesias.

El 'Panda' no está. Sigue sin estar. Se esfuerza y quiere estar. Y no paran de buscarle; pero nada, que no aparece. Y lo peor es que cada vez se le espera menos. Cada partido, el gallego queda más atrapado si cabe en las arenas movedizas de la intrascendencia. Mala cosa, porque es evidente que es más un problema mental que de falta de capacidad. El año pasado ya perdió la 'batalla' por el '9' con Loren Morón y este curso lo ha empezado todavía más presionado porque, además, tiene también a Tonny Sanabria, el delantero preferido del míster chileno. Si ante la Real fue suplente el guaraní, es sólo porque, junto a Carvalho, fue el último en regresar de la ventana FIFA para las selecciones. 

El paraguayo, además, responde. El primer balón que tocó fue para dentro, elevándose con un gran detente vertical y peinando un centro con la derecha de Tello desde el carril zurdo. El VAR, tras una larga revisión, lo anuló por un fuera de juego previo (por apenas un centímetro de su hombro, a lo sumo), pero el mensaje ya había quedado claro: en apenas unos segundos, Sanabria había superado las prestaciones de Borja en los 45 minutos anteriores. 

Y no fue la única vez que el jugador retornado tras año y medio en Génova hizo intervenir al vídeoarbitraje, que también dejó sin castigo un evidente agarrón en el área de Le Normand, que le destrozó y le obligó a cambiar la camiseta. Hasta su entrada al campo, sólo Tello había dado muestras de peligro. Y ahí radica la principal explicación de la derrota. El Betis no mordió y su rival, sí.

Aitor Ruibal, la sorpresa del once; debuta Miranda


Real Betis y Real Sociedad cerraban una extraña jornada 6 en LaLiga. Las derrotas de Sevilla, Barcelona y Real Madrid invitaban a mirar alto a verdiblancos y blanquiazules, que optaban a colocarse líderes de Primera división si vencían. Los de Pellegrini lo habrían hecho en solitario, pues se habrían colocado con 12 puntos. Tendrán que conformarse, de momento, con mirar el empate a 11 unidades en la cima de la tabla entre el equipo de Imanol -que le goleó (0-3) sin hacer una demostración de fuerza del otro mundo- y el Villarreal; con uno de ventaja sobre el cuarteto formado por Cádiz, Granada, Getafe y Real Madrid; que anteceden a los verdiblancos (9).

El técnico verdiblanco, que en la mañana del domingo dio a conocer una convocatoria con las importantes bajas de Emerson, Guardado y Juanmi, recuperaba para la cita ante el conjunto donostiarra a Mandi y a Bravo, que salían de sanción y lesión, respectivamente. No obstante, la principal duda estaba en el lateral derecho, sin el brasileño y aún sin Montoya, aislado por protocolo sanitario. Entró en la lista Fran Delgado y en Getafe, en la misma situación, Pellegrini reubicó a Bartra. Esta vez, el elegido fue Aitor Ruibal, que ya jugó algún partido como lateral derecho en su cesión en el Leganés el pasado curso.

Además, el meta chileno recuperó su sitio; no así el central argelino, ya que Sidnei repitió de inicio tras su buen partido en Mestalla; Carvalho descansó y Canales repitió junto a Guido Rodríguez en la zona ancha; con Tello de nuevo como titular y con Borja Iglesias relevando a Sanabria en punta y malgastando su enésima oportunidad.

De entrada, la Real se hizo con el control del balón y el Betis intentó apretarle, con líneas juntas pero adelantadas para dificultarle la salida con una presión alta. Eso sí, con una consigna clara para que, cuando el cuadro 'txuri-urdin' superase la primera línea, dar un pasito atrás y replegarse tapando pasillos interiores y posibles líneas de pase; siempre preparados para tratar de salir a la contra. Y es que Canales estaba muy tapado y le costaba conectar con Fekir y Borja Iglesias, muy aislados, lo que convertía en previsibles los ataques en estático ante un rival posicionado tácticamente con rigor.

Así, llegaron sendos disparos de Tello desde fuera del área; y dos transiciones rápidas de la Real. En una, Portu no llegó a conectar el remate en el área, taponando bien Bravo en segunda instancia. La segunda acabó en un gol anulado por fuera de juego a Oyarzabal, que fusiló al meta del Betis tras ganar la espalda de la zaga local. El dúo de extremos realistas comenzaba a entonarse. 

Hubo que esperar hasta el minuto 39 para ver una oportunidad de gol manifiesta. Y no clara, clarísima. Fue en una de las contadas ocasiones que el Betis había permitido correr a la Real hasta ese momento. Condujo rápido una ofensiva con centro de Portu que le llegó en el segundo palo a Willian José, quien controló y conectó un disparo a la media vuelta que se fue rozando el poste derecho de Bravo.

Justo cuando más igualadas parecían las fuerzas iba a dar el golpe el cuadro donostiarra, que empezó a encontrar espacios a la espalda de Ruibal y Álex y a percutir por medio de Oyarzabal y Portu. Los dos extremos se asociaron en el 43' en una acción en la que el internacional español halló una autopista por su carril y sirvió un centro raso al área que el catalán mandó de primeras al fondo de las mallas para marcharse con ventaja al descanso.

El del arbitraje, otro roto

La segunda parte comenzó con un tímido intento de reacción del Betis de la mano de Sanabria, que había relevado a Borja en la reanudación, pero éste fue abortado por el VAR. El fuera de juego que le señalan al paraguayo y la imagen de su camiseta rota después de ser agarrado en el área dejan, como mínimo, margen al esparcimiento por las siempre calientes redes sociales de un indignado beticismo que siente que no para de llover sobre mojado.  

Carvalho y Loren fueron protagonistas del segundo intento de Pellegrini de cambiar un partido asentado bajo el dominio sin estridencias de la Real. Entraron por Canales y Joaquín, también desaparecidos en líneas generales en la hora de juego que estuvieron sobre el césped. A partir de ahí, el Betis comenzó a jugar con un 1-4-4-2 (con Fekir cayendo a banda y terminando de desdibujarse por completo). Buscaba tener más presencia arriba. 

Tampoco funcionó. Muchos minutos después, la Real volvió a romper por velocidad. No lo hizo demasiadas veces pero sacó una enorme rentabilidad de todas ellas. Esta vez rompió el recién entrado Isak, que fue agarrado por Bartra y Estrada Fernández (VAR mediante por tercera vez) señaló el punto de penalti y amonestó al catalán. Oyarzabal, de lejos el más lúcido de un partido con pocas ideas claras, lo transformó con su habitual parsimonia en un 0-2 con tintes definitivos antes incluso del 0-3, obra de un Januzaj que apenas había roto a sudar.

Lo mejor de los últimos minutos, ya a un ritmo muy bajo de juego entre un equipo que no creía ya en la victoria y otro que ya no necesitaba emplearse a fondo, fue el debut de Juan Miranda, que cumplió el sueño que tenía desde pequeño y que aplazó hace seis años al cambiar Los Bermejales por La Masía de Barcelona; así como las ganas de brillar que demuestra Lainez con cuatro ratitos que le dan de tarde en tarde y a pesar del contexto tan poco propicio. Tiene trabajo Pellegrini.

- Ficha técnica:

Real Betis: Claudio Bravo, Aitor Ruibal, Bartra, Sidnei, Álex Moreno (Miranda 74'); Guido Rodríguez, Canales (Carvalho 58'); Joaquín (Loren 58'), Fekir, Tello (Lainez 74'); Borja Iglesias (Sanabria 46').


Real Sociedad: Remiro, Gorosabel, Aritz Elustundo, Le Normand, Monreal; Guevara (Zubimendi 65'), Mikel Merino; Portu, Silva (Roberto López 84'); Oyarzabal (Januzaj 84') y Willian José (Isak 68').


Árbitro: Estrada Fernández (Colegio Catalán). Amonestó a los locales Sidnei y Bartra y al visitante Isak.


Goles: 0-1 (43') Portu; 0-2 (73') Oyarzabal (penalti); 0-3 (88') Januzaj.


Incidencias: partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga 20/21, disputado en el estadio Benito Villamarín de Sevilla a puerta cerrada, por la alerta sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal