Estadio DeportivoHueco blanco
Blanca Manchón: "Ha sido una preparación para los Juegos de incertidumbre social"

Blanca Manchón: "Ha sido una preparación para los Juegos de incertidumbre social"

La velerista sevillana cuenta cómo fue su preparación para los Juegos y el orgullo que siente de representar a Andalucía

Luisma SanchezLuisma Sanchez4 min lectura

La deportista andaluza Blanca Manchón (Sevilla, 35 años), vivió todo un sueño en Tokio y lo dio todo para poder estar en la gran cita de los Juegos Olímpicos. Se quedó a las puertas de disputar la gran final para luchar por la medalla, pero con su preparación y después llegar renqueante de una lesión, hizo todo lo posible por llevar el nombre de Andalucía por todo lo alto. Algo de lo que se siente bastante orgullosa y de lo que presume de ello.

Sobre la preparación en tiempos de pandemia, hay que decir que fue bastante dura y poco planificada, no solo para Blanca, sino para muchos deportistas. "La preparación para los Juegos ha sido sobre la marcha. Ha sido una preparación de incertidumbre total porque entrenar en pandemia y después no saber cuándo ibas a tener la próxima competición, porque no se pudieron hacer competiciones hasta por lo menos 9 meses después de que estuviéramos encerrados. Ha sido un caos", decía Blanca.

Sin embargo, ella sabe lo que es sufrir el doble por ello, ya que antes de dar comienzo los Juegos tuvo una lesión bastante dura. "En mi caso tuve la mala suerte de que a 3 meses de que dieran comienzo los Juegos Olímpicos me lesioné, me rompí el pie y tuve que hacer una recuperación exprés que fue un infierno. Al final fui a los Juegos, pude competir pero no a mi cien por cien. No me había lesionado en los últimos 8 años, había estado muy bien y está claro que fue a raíz de esa pandemia, de esa falta de competición y de estrés competitivo", aclarando que cierta culpa de su lesión era por ese confinamiento.

Tras disputar los Juegos Olímpicos empezó a plantearse una posible retirada, debido a que la cita de Tokio no terminó con la ilusión que a ella le habría gustado. A pesar de ello, quiere despedirse por todo lo alto. "Cuando terminé de Tokio mi intención era retirarme porque ya había terminado un ciclo y quería volver a ser mamá y que esos 5 años del ciclo olímpico me machacaron tanto física como anímicamente. Pero me quedé con la espinita de no haber podido estar con mi familia en los Juegos y lesionada, fue como un sabor amargo. Decidí intentarlo y decidí subirme a la nueva tabla iQFOIL, me he ido adaptando y me veo bien. Pero es cierto que no consigo recuperarme del todo de mi lesión", decía Manchón.

En el caso de ir a París, la windsurfista se convertiría en la primera española en disputar tres disciplinas de vela distintas en tres Juegos Olímpicos distintos. "Esto era una de las motivaciones, era algo que me ilusionaba y me pareció un buen reto y una buena forma de estar motivada. Pero al final las cosas no se pueden predecir para que todo vaya bien. Si me da tiempo y me dan el alta y veo que el pie va a aguantar pues pensaría en París", concluyó Blanca.