Athletic 0-4 Barcelona: ¡Dejen paso al Rey!

18.04.2021 | 00:50
Athletic 0-4 Barcelona: ¡Dejen paso al Rey!

Trece minutos le bastaron al Barça para resolver una final que dominó de principio a fin, en la que le costó encontrar espacios en la primera mitad y, una vez abierta la lata, no tuvo piedad. Los bilbáinos, muy lejos de aquel equipo que plantó cara y ganó en enero, apenas aparecieron por área de Ter Stegen, se atrincheraron en la suya y aguantaron hasta que no pudieron más. Segunda final perdida en quince días y la sexta de Copa consecutiva.

La presencia de Piqué y Griezmann, y la ausencia de un Dembélé que había estado desaparecido en el Clásico marcaron el once inicial de Koeman ante un Athletic que salió con el previsible equipo titular una vez recuperado Muniain, quien fue duda hasta el final.

Y desde el primer instante se vio que éste no iba a ser el partido que ambos equipos jugaron en este escenario en el mes de enero. Si entonces el Athletic presionó más adelante y ahogó al Barça, que apenas llegó. Esta vez el equipo blaugrana tuvo el monopolio del balón y los primeros minutos fueron un rondo continuo. El Athletic estaba encerrado en su área y al minuto cuatro ya había gozado el equipo de Koeman de su primera gran ocasión. Fue un pase magistral de Busquets a Messi, que el argentino puso atrás para que De Jong rematase a placer. Por fortuna para el Athletic el balón dio en el palo. 

Y, a los diez, ya había logrado otras dos llegadas claras. La última salvada por la defensa cuando Messi cantaba el gol...

Sin embargo, la primera vez que pasó el Athletic del centro del campo casi marca. Fue una falta lejana que pusieron en el corazón del área e Iñigo Martínez llegó muy forzado y su toque pasó muy cerca del poste de Ter Stegen. Eso pareció despertar al Athletic, que aunque siguió dando el balón a su rival, sí intentó presionar unos metros más adelante.

La intención le duró poco, porque con dos amagos, el Barça volvió a meterlos en la cueva. Con Dest y Alba instalados junto al área rival y el Athletic muy replegado para cubrir todas las opciones laterales, el Barça intentó entrar por el centro, mientras los de Marcelino achicaban balones como podían.

La presión blaugrana era asfisxante, a veces excesiva y eso también desgastaba a un equipo culé que aguantó ese ritmo veinte minutos. A partir de ahí, el Athletic empezó a respirar, a tener algo más el balón y a dejarse ver, aunque sin peligro, por el campo rival.

Pese a ello, el Barça no había dicho su última palabra. Sin asediar como en el arranque, seguía llegando con mucha facilidad al borde del área bilbaína. Con Messi sorprendiendo desde segunda línea. Una pared del argentino con Mingueza (28') casi acaba en gol. Su remate chocó contra un defensa. 

A partir de ahí se entró en una fase de centrocampismo en la que no paso nada, en la que el Barça tenía el balón pero no le daba la velocidad del inicio y los de Marcelino no sufrían. Por fortuna para el Athletic, Messi seguía tan impreciso en el remate como en el Clásico y la primera falta que tuvo (40') en el sitio que le gusta volvió a estrellarla en la barrera. Fue lo último que concedió una primera parte que habia arrancado a un ritmo trepidante y se había apagado conforme pasaban los minutos. 

Marcelino movió pieza para reforzar su banda izquierda dando entrada a Lekue por un desaparecido Muniain, pero justamente por ahí le llegó al Barça su hasta el momento mejor ocasión del partido. Fue una jugada del omnipresente Messi, que superó líneas por velocidad, se la puso en profundidad a Dest y éste cedió para que Griezmann sólo tuviera que rematar a placer en el primer palo. Unai Simón sacó un pie prodigioso y evitó lo imposible, el gol del Barça.

El equipo blaugrana había salido como en la primera mitad, apretando al Athletic y, aunque los bilbaínos trataban de no encerrarse tan atrás, muy pronto acabaron arriconados y con su rival en plena avalancha. Si Griezmann avisó, Pedri rozó el gol (52') con un disparo desde la frontal y, en la continuación de la jugada, a la salida de un córner, Busquets (53') aún se está preguntando cómo le pudieron sacar la pelota. El mediocentro de Sabadell se encontró un balón rebotado en el área pequeña, lanzó a placer y el meta internacional español paró a pierna cambiada.

Marcelino se desesperada y volvió a hacer otro cambio defensivo. Sacó a Vesga para frenar el juego blaugrana en el centro del campo y quitó a Berenguer, su máximo goleador esta temporada. Pero lo que se encontró fue el gol en contra. Y no fue como consecuencia del asedió culé sino de un robo en una de las pocas ofensivas vascas.

Como en la ocasión anterior, el Barça encontró a Dest en la banda derecha, el estadounidense la puso en el centro y estaba otra vez Griezmann para empujarla. El 'mago' Unai no pudo salvarla esta vez. 

El mazazo fue duro, pero más aún el que les llegó tres minutos después, con otra rápida llegada por la otra banda, otro centro y un remate de De Jong aún más cerca de la portería bilbaína. En apenas cuatro minutos la final parecía finiquitada.

Y lo estaba, porque aunque Marcelino se la jugó con un triple cambio, Messi, con una jugada personal tras pase de De Jong, se encargó de cerrar el duelo a los 68 minutos. El argentino hizo un recorte marca de la casa y, con total tranquilidad, la puso en el palo largo. Unai Simón sólo pudo mirarla.

El Barça, con el Athletic hundido, no tuvo piedad y siguió hurgando en la herida. Ni siquiera esperó. Cuatro minutos después hacía el cuarto en la enésima conexión Alba-Messi. El argentino metía su segundo tanto y demostraba por qué es la pesadilla del Athletic en las finales. Desde el primer gol al cuarto habían pasado trece minutos. 

Con todo decidido y el Athletic empeñado en, al menos, anotar el tanto del honor, el Barça se relajó. Koeman empezó a mover su banquillo para darle descanso a algunos de los titulares y permitir que hombres como Sergi Roberto, Araujo o el joven Ilaix Moriba tuvieran minutos en la final. Incluso se permitió el lujo de hacer la 'manita', pero Griezmann, autor del tanto, estaba en fuera de juego por centímetros.


Así seguimos el minuto a minuto del partido

Ficha técnica:

Athletic Club: Unai Simón; De Marcos, Yeray (Unai Núñez 67'), Iñigo Martínez, Balenziaga; Berenguer (Vesga 54'), Unai López (Yuri 67'), Dani García, Muniain (Lekue 46'); Raúl García y Williams (Villalibre 67').

FC Barcelona: Ter Stegen; Dest (Sergi Roberto 73'), Mingueza (Dembélé 86'), Piqué (Araujo 82'), Lenglet, Jordi Alba; De Jong, Busquets, Pedri (Ilaix Moriba 82'); Messi y Griezmann (Braithwaite 86').

Goles: 0-1 (59') Griezmann; 0-2 (62') De Jong; 0-3 (68') Messi; 0-4 (72') Messi.

Árbitro: Martínez Munuera (valenciano). Amonestó a Dani García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal