La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

Real Betis-Bayer Leverkusen (1-1): Sufrimiento, reacción y tablas en un pulso frenético

21.10.2021 | 20:50
Real Betis-Bayer Leverkusen (1-1): Sufrimiento, reacción y tablas en un pulso frenético

Empate entre los dos máximos favoritos del Grupo G de la Europa League en un partido de ida y vuelta, frenético por el altísimo ritmo impuesto por el Bayer Leverkusen de salida y que pudo igualar el Real Betis, sostenido en el inicio y el epílogo por un fenomenal Claudio Bravo, gracias a una reacción que materializó de penalti Borja Iglesias, aunque, tras un empate de 'churro', los germanos pudieron voltear de nuevo el marcador sobre la bocina. Todo se decidirá en el BayArena el 4-N.

No pudo arrancar peor el encuentro para los intereses verdiblancos. O mejor, según se mire, pues los de Seoane desaprovecharon en apenas seis minutos dos ocasiones clarísimas para ponerse en clara ventaja en el marcador. En ambos casos, generadas por el velocísimo Diaby, que hizo muchísimo daño a la espalda de Montoya. En la primera, cedió al corazón del área para que Lucas Alario estrellara su disparo contra Bravo, quedando invalidado el remate posterior de Bellarabi al poste por su situación ilegal. Más clara aún fue la segunda, con Guido tratando infructuosamente de corregir y frenar al franco-maliense, que regateó al portero chileno, pero la cedió incomprensiblemente de nuevo al argentino en vez de disparar a puerta vacía, achicando Edgar de manera providencial. Incluso, una falta botada por Bellarabi que rebotó en el propio ex de River estuvo a punto de colarse en la red, dejando clara la superioridad rojinegra en este inicio.

Intensificó la presión el Betis, consciente de que debía recuperar el balón para cambiar sus sensaciones, pésimas en el cuarto de hora inicial. Lo consiguió momentáneamente, si bien Adli volvió a forzar el paradón de Bravo en otra colada del imparable Frimpong, aunque Joaquín pudo también adelantar a los suyos, cruzando demasiado el disparo que generó Borja Iglesias en su achique sobre Hradecky. Y, a continuación, un mal despeje del meta finlandés (de origen checo) a tiro del 'Panda' a punto estuvo de acabar en el 0-1, pero Ruibal no acertó a quemarropa en el rechace. Parecían fiarlo todo los heliopolitanos al intercambio de golpes. Igualó la intensidad, corrigió ciertos aspectos tácticos y vigiló algo mejor las marcas el anfitrión una vez rebasado el ecuador de esta fase, clave para equilibrar la contienda.

Una reacción a tiempo de todo que deparaba un periodo mucho más prometedor hasta el intermedio en el que se jugó mucho más en campo teutón. La pujanza de Aitor, la solidaridad colectiva y la anticipación de Guido Rodríguez en los balones divididos propició situaciones de, si no de peligro directamente, sí prometedoras. La mejor, en el 41, tras una pared de Fekir con Borja que Tapsoba abortó para evitar que el campeón del mundo fusilara a su guardameta. En el córner consiguiente, una melé con varios intentos fallidos que terminó con un zurdazo forzado del '9' a la media vuelta que se marchó muy alto.

Pellegrini no esperó nada para meter verticalidad y vértigo, pues Álex Moreno suplió al tarjeteado Miranda y Diego Lainez, que debuta esta temporada tras la lesión de tobillo sufrida en los Juegos Olímpicos de Tokio, hacía lo propio con Joaquín nada más saltar de vestuarios. Y el movimiento generó de inicio un par de ataques verdiblancos más que interesantes, el primero generado con un taconazo del mexicano. Con todo, la contra rojinegra seguía siendo digna de vigilancia, evitando Ruibal que el centro de Adli encontrara rematador a bocajarro. Utilizaba el Betis las propias armas del Bayer 04 para proponer un pulso más justo y parejo. Edgar, en el 54, no pudo remachar una falta cerrada que lanzó Nabil y no remató en primera instancia Carvalho.

Lainez, muy enchufado, probó por bajo los reflejos de Hradecky, tras una recuperación alta de Guido Rodríguez, crucial en el resurgir heliopolitano ya en la primera parte, y Aitor lo imitó desde la frontal en otra transición rapidísima. Echó más leña al fuego el 'Ingeniero', metiendo a Canales para dar descanso, de paso, a un discreto Fekir. Mientras el cántabro entraba en calor, Pezzella dio una de arena (despeje en corto que alimentó un ataque germano) y otra de cal, despejando providencialmente ante Alario, que se preparaba para aprovechar la pelota peinada por Bellarabi.

En el 73, la acción más polémica del choque, sonrió con suspense a los verdiblancos: Frankowski fue a ver en el monitor y tardó una eternidad en señalar un claro penalti por mano en el área de Frimpong a falta botada por Canales. Lo transformó Borja Iglesias para certificar la notoria mejoría local, que a punto estuvo de traducirse en una ventaja mayor, pero Juanmi controló igualmente con el brazo un balón servido que terminó con su disparo al poste a la media vuelta. No valía ya, como tampoco cuando el 'Panda' remachó a la red. En una acción desafortunada, el Bayer Leverkusen igualó con un disparo de Andrich que iba fuera pero que rebotó en Carvalho, autor del mal despeje anterior, para confundir a Bravo.

Apenas hubo tiempo para alguna escaramuza final, especialmente un zurdazo de Bakker tras otro despeje defectuoso de William Carvalho y un mano a mano de Demirbay que ganó en ambos casos un Bravo determinante. Las tablas fueron ya inamovibles, manteniéndose, al menos durante quince días más, el empate en cabeza del Grupo G (con ventaja por el balance de goles) de la Europa League. Pudo pasar de todo y, quizás lo más justo, ninguno cobrará distancia antes del cada vez más decisivo choque del 4 de noviembre en el BayArena.


FICHA TÉCNICA.-

Real Betis: Bravo; Montoya, Pezzella, Edgar, Miranda (Álex Moreno 46'); Guido Rodríguez, William Carvalho; Joaquín (Lainez 46'), Fekir (Canales 64'), Aitor Ruibal (Juanmi 71'); y Borja Iglesias (Willian José 85').

Bayer Leverkusen: Hradecky; Frimpong, Tah, Tapsoba, Hincapié (Bakker 77'); Andrich, Demirbay; Bellarabi (Paulinho 77'), Adli (Wirtz 69'), Diaby (Exequiel Palacios 91'); y Alario (Schick 69').

Árbitro: Bartosz Frankowski (polaco). Amarilla a los locales Miranda y Pezzella, así como a los visitantes Alario, Tapsoba, Hincapié y Diaby.

Gol: 1-0 (75') Borja Iglesias, de penalti; 1-1 (81') William Carvalho, en propia puerta

Incidencias: Encuentro de la tercera jornada en el Grupo G de la Europa League, disputado en un Estadio Benito Villamarín de Sevilla sin restricciones de acceso (en cuanto a limitación de aforo) por el covid-19. Se dieron cita 39.230 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal