Estadio DeportivoHueco blanco

Escoge la nevera portátil eléctrica que mejor se adapta a tu necesidad

Las neveras portátiles eléctricas se han hecho hueco este verano entre los productos más buscados por los usuarios en Google; aquí te dejamos una guía para que sepas cuál es el modelo que mejor se puede adaptar a tus necesidades

Escoge la nevera portátil eléctrica que mejor se adapta a tu necesidad
Escoge tu mejor nevera eléctrica portátil. - IG
Alejandro SáezAlejandro Sáez8 min lectura

No es de extrañar que entre las búsquedas más destacadas en google aparezcan este verano términos como nevera, nevera portátil o nevera eléctrica, entre muchos otros. Especialmente en un verano en la que la ausencia de hielo en los establecimientos ha sido habitual por cuestiones varias. Eso, sumado a lo propicio del propio verano para disfrutar de ellas, de la tendencia al alza del mundo camper o disfrutar aún más de la playas y la naturaleza tras la pandemia, ha provocado que sean muchos los internautas que hayan buscado o sigan buscando, tras una mala experiencia, su nevera perfecta.

Un habitual en estos casos es acudir a especialistas como Decathlon, que este verano ha sacado su propio modelo de nevera portátil, práctica e innovadora, o a otras firmas de referencia en este tipo de utensilios, como bien puede ser el caso de Aldi, que viene tiempo demostrando que la calidad y el precio no tienen por qué estar reñidos.

Si a la hora de acudir a una buena nevera portátil con la que poder mantener frías tus bebidas y alimentos sin perder ni una gota de estilo se ha convertido en habitual en los últimos tiempos recurrir a la nevera Polarbox de aire retro o vintage, este verano han ido ganando poco a poco la batalla las neveras eléctricas portátiles. Un nuevo abanico por descubrir y en el que poco a poco hay más marcas especializadas.

Las neveras eléctricas portátiles son muy prácticas y te permiten conservar en ellas todo tipo de alimentos para que el comer al aire libre sea todo un éxito. Eso sí, hay que tener en cuenta ciertas peculiaridades, pues hay modelos diferentes en función de cuáles sean tus necesidades.

Tipos de neveras eléctricas: de compresor, termoeléctricas y trivalentes

A la hora de elegir la nevera eléctrica portátil más apropiada para nosotros hay que tener en cuenta su capacidad para enfriar, sus fuentes de alimentación posibles y algunas otras características que las hacen diferentes unas a otras. Desde su precio, hasta su capacidad de almacenaje o el uso que vamos a darle. No es lo mismo usarla para mantener el frío durante un trayecto en coche que usarla de manera más constante, por ejemplo, en una furgoneta camper.

Del espacio en litros que presente la nevera en cuestión dependerá, también, su tamaño. Y, por tanto, también su comodidad a la hora de ser transportada. Es éste quizá uno de los aspectos más a tener en cuenta a la hora de decidirse por uno u otro modelo. Y es que no todas disponen de ruedas o asas para ser transportadas cómodamente.

Neveras de compresor

Las neveras de compresor son eléctricas y pueden funcionar a 12 V y 230 V. Son, por el compresor que tienen, las que más rápido enfrían y más capacidad tienen para hacerlo, pudiendo funcionar incluso como congelador. Se pueden configurar entre -22ºC y 10ºC.

Lo más importante, además, es que son las más eficientes. Entre sus problemas, eso sí, es que son las más caras. Pese a ello, cada vez hay más demanda y, por tanto, también más oferta, habiendo aparecido fabricantes como Alpicool o Hcalory que se han especializado en este tipo de neveras a bajo precio, oscilando su precio en función de sus acabados y tamaño.

Una de 25 litros, como podría ser la F33 de HCalory, no ocupa demasiado espacio al tiempo que te permite mantener en frío hasta 36 latas de refrescos o 20 botellines, así como 6 botellas de mayor tamaño. Si necesitas algo más grande, hay tamaños para todos: neveras de hasta 35 y 40 litros de capacidad. Sin lugar a dudas, una nevera de compresor se antoja como la opción más completa. Podrás llevarla enchufada a tu vehículo siempre que esté funcionando, requiriendo una segunda batería o generador eléctrico cuando esté parado. De lo contrario, lo más seguro es que te quedes sin batería. En el campo o la playa, además, puedes tenerla enchufada a algún generador solar o placa solar, siendo muchas las oportunidades de conectividad que te presentan estos tipos de neveras.

Nevera termoeléctrica

La principal ventaja de este tipo de nevera es que son muy baratas con respecto a las demás. Son eléctricas y pueden funcionar a 12 V y a 230 V. Su consumo de energía es constante y, por tanto, no precisamente reducido. Por ello, no es una opción adecuada para tenerlas cosntantemente enchufadas en el coche o a una segunda batería. En primer lugar, porque la agotaría rápidamente, y en segundo porque no tienen capacidad de enfriar. Más bien mantienen la temperatura de bebidas y alimentos que se hayan enfriado anteriormente. Es el tipo de nevera más recomendable para excursiones ocasionales.

Nevera trivalente o de absorción

Las neveras trivalentes o de absorción puden funcionar tanto a 12 V como a 230 V y a gas. En lugar de usar un compresor, su funcionamiento se basa en la circulación de un líquido que se vaporiza en su calentador y se licua en un condensador. Absorbe así el calor y produce frío al cambiar de estado líquido a gaseoso. En cualquier caso, se trata de un tipo de neveras que no tiene tanta capacidad de enfriamiento como una nevera de compresor.

Entre sus inconvenientes resalta el que a 12 V no enfría, aunque sí mantiene la temperatura interior durante varias horas. En su favor, hablamos de un tipo de neveras que no hace ruido, pero que sí genera bastante calor. Por eso es necesario que estén muy bien ventiladas.

Aclaradas las diferencias, hay que resaltar que la mejor nevera portatil será aquella que mejor se adecue a tus necesidades. Desde la clásica o convencional, hasta las tan de moda ahora neveras eléctricas. En este caso, la alternativa más completa, si requieres largas horas de frío lejos de casa, sería una nevera de compresor. Como bien hemos dicho anteriormente, son muchas las alternativas que existen, tanto en tamaño como en precio.