Hueco blanco

Borja Iglesias baja el nivel de alarma

El delantero gallego del Real Betis ha podido empezar el entrenamiento tras dos días sin aparecer por el césped

Borja Iglesias baja el nivel de alarma
Borja podría llegar al lunes. - RBB
Antonio José MedinaAntonio José Medina3 min lectura

El nivel de alarma baja en el Real Betis. Después de que Borja Iglesias no apareciera en las dos primeras sesiones de la semana, ha podido comenzar a entrenarse a poco más de tres días de que el Real Betis inicie una nueva andadura en el campeonato liguero.

Aunque desde el club no hacían nada público, se intuía, dados los problemas que tiene Manuel Pellegrini arriba, que estaban reservando al delantero gallego para que llegara al partido contra el Elche y, al menos a tenor de lo visto hoy, llegará. En que condiciones y si estará para jugar 90 minutos sí es una incógnita.

Hay que tener en cuenta que en estos momentos el Betis sólo tiene inscrito a un '9'. Willian José, que cuenta como fichaje al haber hecho el Betis efectiva, este verano, la cláusula de compra que tenía apalabrada con la Real Sociedad, no tiene el OK de LaLiga para jugar, lo que deja a Borja Iglesias como principal y única opción para la delantera.

La alternativa sería un Loren que, al tener contrato en vigor con el Betis pese a estar cedido, sí ha podido finalmente inscribirse. Aunque el marbellí es un jugador que no cuenta para Pellegrini.

El futbolista gallego disputó el pasado sábado la mayor parte del encuentro ante la Fiorentina y, de hecho, no se le notó ninguna molestia y anotó el segundo gol del Real Betis, pero tras dos días de descanso, no se entrenó con sus compañeros e hizo una preparación específica en el gumnasio.

Tras el entrenamiento vespertino (19:00 horas) celebrado hoy en el Benito Villamarín, al Betis le quedan aún tres sesiones antes de vérselas con el Elche, por lo que se prevé que en ese tiempo Borja Iglesias pueda ponerse a punto si, como parece, no sufre nada grave.

Víctor Camarasa y Martín Montoya, por su parte, siguen lesionados y entrenándose aparte. Son las únicas bajas por motivos físicos con las que el Betis iniciará el campeonato.