Estadio DeportivoHueco blanco

Se destapa un escándalo de abusos en una liga femenina: "put...", "retrasadas"...

El propietario de las Chicago Red Stars, Armin Whisler, ha puesto a la venta el club estadounidense tras verse involucrado en el caso

Se destapa un escándalo de abusos en una liga femenina: "put...", "retrasadas"...
Liga de fútbol femenina estadounidense. - @NWSL
Gracia ÁvilaGracia Ávila3 min lectura

El dueño de las Chicago Red Stars, Arnim Whisler, ha tomado la decisión de poner en venta el equipo después de verse involucrado en un escándalo de abusos sistemáticos a las jugadoras de la liga femenina de fútbol estadounidense (NWSL).

"En los últimos 15 años, mi familia y yo hemos trabajado con corazón, tiempo, recursos y esfuerzo para fundar la NWSL y convertir a las Chicago Red Stars en uno de los mejores equipos de fútbol femenino del mundo. Está claro que teníamos que apoyar más a nuestras jugadoras y sentimos profundamente no haberlo hecho", trasladó Whisler en un comunicado a los medios de comunicación, en el que apuntó que está buscando “unos nuevos dueños que representen la diversidad de Chicago".

El nombre de Whisler figuraba en un informe de la NWSL que recogía un abuso sistemático a todos los niveles hacia las jugadoras de la liga femenina, tras el que pidió disculpas y anunció que abandonaría la gestión de las Chicago Red Stars.

El citado informe contempla más de dos centenares de entrevistas a futbolistas retiradas, jugadoras en activo, entrenadores y personal de la plantilla cuyas declaraciones sostienen tácticas manipuladoras, abuso de poder, comentarios de índole sexual, incluso tocamientos indeseados o relaciones sexuales coercitivas.

El documento asegura que hasta llegar a ese punto fallaron los equipos, erró la Liga y fracasó la propia Federación, ya que no fueron capaces de responder con diligencia a las denuncias de las jugadoras. El archivo pone el foco en tres técnicos (Paul Riley, Rory Dames y Christy Holly) para demostrar la gravedad del fenómeno, pero recuerda que la pasada campaña casi el 50 por ciento de equipos de la Liga (diez en total) rompieron la relación contractual con sus entrenadores tras denuncias de las jugadoras.

De Dames, por ejemplo, sus jugadoras en el juvenil Chicago Eclipse Select recuerdan que las llamaba "putas", "retrasadas" o "culo gordo" y que "en múltiples ocasiones cruzó la línea de las relaciones sexuales".