Estadio DeportivoHueco blanco

Otra vez, sí otra vez, la cabeza de Luuk de Jong

El exdelantero del Sevilla volvió a ser protagonista en un partido trascendental y apareció en los minutos finales para clasificar al PSV a la última ronda de la previa de Champions

Otra vez, sí otra vez, la cabeza de Luuk de Jong
Otra vez, sí otra vez, la cabeza de Luuk de Jong - @LuukdeJong9
Rafa GutierrezRafa Gutierrez4 min lectura

Como recordaran todos los aficionados del Sevilla FC en la final de Colonia, donde la cabeza de Luuk de Jong, en dos ocasiones, batió la portería del Inter de Milán para acercar el sexto título de la Europa League, ayer el recuerdo será para los hinchas del PSV Eindhoven, pues de nuevo el delantero neerlandés se vistió con la capa de héroe para llevar a su equipo hasta la última ronda de la clasificación para la Champions League.

El PSV remontó al Mónaco, que antes había dado la vuelta al marcador con goles de Maripán y Ben Yedder pero tuvo que esperar a los minutos finales para hacerlo y con la figura del exsevillista De Jong como protagonista. En el 90', el delantero asistía de cabeza a su compañero Eric Gutiérrez para que hiciera el empate a dos y ya en la prórroga, en el minuto 109, era él mismo el encargado de batir la portería monegasca con la especialidad de la casa, un remate de cabeza en esta ocasión picado y al primer palo para hacer el definitivo 3-2 y dar el pase a su equipo.

El resto de la jornada europea

El Glasgow Rangers se clasificó para la última ronda de clasificación para la Liga de Campeones de fútbol tras ganar 3-0 al Union Royale St. Gilloise belga y voltear un 2-0 en contra del choque de ida. El Rangers, contra las cuerdas, inició el choque de vuelta con la necesidad de conseguir una remontada que parecía imposible. Su rival, el Union Royale St. Gilloise belga, un clásico renacido de su país, tenía que aguantar una ventaja de dos goles para dar un paso más en su crecimiento.

Aguantó casi toda la primera parte el marcador sin goles, pero justo antes del descanso, un tanto de penalti transformado por James Tavernier fue un jarro de agua fría para el cuadro belga. Después, tras la reanudación, el Union Royale se vino abajo y los tantos de Antonio Colak y de Malik Tillman, desencadenaron la locura en el Ibrox Stadium de Glasgow.

El Benfica no sufrió tanto. Después de ganar 4-1 en la ida al Midtjylland, sólo tenía que aguantar el marcador para no sufrir una debacle. Fue más allá y con los tantos de Enzo Fernández, Henrique Araujo y Diogo Gonçalves, se citó con el Dinamo Kiev en la siguiente fase.

Otro campeón de Europa, el Estrella Roja de Belgrado (ganó en 1991 la final al Olympique Marsella), también tendrá la opción de participar en la fase de grupos de la Liga de Campeones. El equipo dirigido por Dejan Stankovic se deshizo sin problemas del Pyunik armenio. Con el 5-0 a favor de la ida, el 0-2 de la vuelta fue un mero trámite.

El Bodo/Glimt también estará en la última ronda previa a la fase de grupos. El cuadro noruego, que la temporada pasada demostró tener la capacidad de doblegar a equipos superiores (humilló al Roma con un 6-1 en la fase de grupos de la Liga Conferencia), empató 1-1 ante el Zalgiris lituano e hizo buena la goleada del choque de ida (5-0).

Sólo le queda un último escollo antes de conseguir codearse por primera vez en su historia con los mejores clubes del continente. Se enfrentará en la última eliminatoria al Dinamo Zagreb, que volvió a superar al Ludogorets (4-2) en un partido accidentado en el que su rival sufrió tres expulsiones (Dominic Yankov, Rick Jhonatan y Zan Karnicnik.