La llamada que 'obligó' a la dimisión de Rubiales

El ya ex presidente de la RFEF estaba agarrado al sillón presidencial pero Ceferin, presidente de la UEFA decidió dar un paso al frente

La llamada que 'obligó' a la dimisión de Rubiales
Rubiales en una de sus últimas apariciones como presidente de la RFEF - UES
Juande PérezJuande Pérez 3 min lectura

Rubiales ya es historia de la RFEF tras la dimisión que presentó hace exactamente una semana. Tras la polémica surgida por su beso no consentido a Jenni Hermoso en la celebración del Mundial Femenino conseguido por España, Rubiales ofreció una disculpas que no convencieron a nadie y posteriormente convocó una asamblea extraordinaria donde todo el mundo esperaba que dejase su cargo de presidente. Para sorpresa de todos y repitió en varias ocasiones la famosa frase de "no voy a dimitir" que pocos días después tuvo que desdecir. Finalmente terminó dimitiendo pero esta decisión no fue tomada por convencimiento propio, sino que más bien una llamada lo hizo cambiar de opinión.

La llamada de Ceferin a Rubiales

Antes de la dimisión de Rubiales, la FIFA lo apartó de sus funciones durante 90 días y Pedro Rocha ocupó su cargo como presidente interino de la RFEF. Mientras tanto la UEFA esperaba la decisión que parecía clara, la dimisión de Rubiales pero esta no terminaba de llegar, entonces Ceferin fue rotundo y tajante: "O dimites o te ceso". Ante tal directriz, Rubiales no tuvo otra salida que presentar una carta de dimisión.

En la UEFA no se conoce un caso parecido y no estaban dispuestos a dejar que el caso del presidente de la RFEF les salpicara y terminara manchando la imagen del máximo organismo del fútbol europeo. En la sede de la UEFA en Nyon ya no hay rastro alguno de la imagen de Rubiales en una foto, señal inequívoca de que quieren pasar página cuanto antes.

Lo que deja de ganar Rubiales en la UEFA

Además de su dimisión como presidente de la RFEF, Rubiales también abandonó el cargo de vicepresidente de la UEFA y miembro del Comité ejecutivo y por lo tanto dejará de ingresar la cantidad de 250.000 euros que percibía por dichas funciones. Además de su dimisión, una gran parte de la totalidad de las jugadoras que fueron campeonas del mundo con la selección española firmaron hace escasos días una carta en la que pedían más cambios para volver a la convocatoria de la Roja.

Selección que ahora mismo dirige Montse Tomé y que ya debería haber dado la lista, pero con todo lo que está sucediendo, esta nómina de las futbolistas elegidas, se ha retrasado. La única de las campeonas del mundo que se ha desmarcado de esa lista es Athenea. La jugadora del Atlético de Madrid ha querido hacer las cosas de otra forma y ha dicho que sí está disponible para ser convocada por la selección española.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram