El Valencia, contra las cuerdas

El Valencia se sitúa entre la espada y la pared a causa de las ventas que Peter Lim había planeado para este verano y que aún no se han dado

El Valencia, contra las cuerdas
Rubén Baraja, entrenador del Valencia. - Cordon Press.
Javier JiménezJavier Jiménez4 min lectura

El Valencia continúa su particular mercado de fichajes al margen del resto de equipo. El combinado valenciano ya ha sumado dos incorporaciones a coste cero a la plantilla dirigida por Rubén Baraja, que renovó con el Valencia hasta 2026. Rafa Mir y Dimitrievski han sido los primeros fichajes de cara al curso 24/25 que ha anunciado el club que espera varias salidas de peso en este periodo de traspasos que se abrió el 1 de julio.

Precisamente las ventas es lo que tiene contra las cuerdas al Valencia. Peter Lim tasó a los jugadores más valiosos del combinado de Baraja y los puso en el escaparate con un cartel de 'Se vende' en la espalda. Mamardashvili, Javi Guerra y la opción de Mosquera protagonizarían una lista de ventas que, por el momento, no parece convencer al magnate singapurense. El dueño del Valencia contaba con unos ingresos extras por parte de dichos jugadores que no han llegado y que ponen en jaque el mercado de traspasos del Valencia. Los aficionados piden incorporaciones, pero, sin vender, Peter Lim no está dispuesto a hacer un sobre esfuerzo por el club.

El Valencia está contra las cuerdas

La situación de las ventas ha puesto contra las cuerdas al Valencia y a Peter Lim. El club valenciano ha visto denegadas sus principales estrategias para este mercado de fichajes y tendrá que optar por una nueva si quiere reforzar la plantilla de cara al curso 24/25. Peter Lim ya anunció salidas en este verano y tasó a Mamardashvili, Javi Guerra, Pepelu y Mosquera. Rápidamente llegaron las ofertas por los cracks del Valencia. El Newcastle se plantó por Mamardashvili que ha firmado una espectacular Eurocopa con su selección nacional. El Barcelona fue a por Javi Guerra y Mosquera quedó en la mente de varios equipos que buscan centrales para añadir fuerza a la línea defensiva. Las altas pretensiones de Peter Lim han hecho que las ofertas por estos jugadores se vayan alejando y hasta el momento, el club no ha visto ni un euro.

Pero esto no es o que más preocupa al Valencia ni a Rubén Baraja. El principal problema está en los jugadores que no cuentan para el técnico vallisoletano. Los descartes del entrenador, que anunció con antelación al inicio del mercado de fichajes, no han encontrado destino en lo que llevamos de mercado y empieza a ahogar al Valencia que contaba con el dinero de esas ventas para acudir al periodo de traspasos en busca de nuevos jugadores. Cömert era uno de ellos y el Valladolid se interesó por su ficha, pero el alto precio que demandaba el dueño del club hizo que se retirasen de la puja. Lo mismo ocurre con Cenk, Samu Castillejo y Correia.

La situación actual del club pone entre la espada y la pared el mercado de fichajes del Valencia que tendrá que rebajar sus pretensiones por los jugadores que atesora si quiere renovar la plantilla y mantener satisfecho a Rubén Baraja.