Estadio DeportivoHueco blanco
Motocross

El Castro Bonillo inicia su andadura en el Campeonato de España

El Castro Bonillo inicia su andadura en el Campeonato de España
- J. S.
Juan Miguel JiménezJuan Miguel Jiménez3 min lectura
El Team Yamaha E. Castro - Bonillo Racing, con los pilotos sevillanos Carlos Campano (Elite MX1), Heriberto Cruz (Elite MX1) y José Antonio Aparicio (Elite MX2) y el almeriense Cristóbal Galera (MX 125) en sus filas, inició el pasado fin de semana en Alhama de Murcia la temporada 2017. Un nuevo proyecto que nace cargado de ilusión y mucho esfuerzo, y que pudo testar sus primeras sensaciones en tierras pimentoneras. El nazareno Campano volvía al Campeonato de España de motocross tras varios años compitiendo en el certamen brasileño de la categoría y después de una reciente caída que sólo le permitió competir en la jornada del sábado, terminando cuarto los entrenamientos cronometrados. “Lamentablemente no he podido disputar la carrera este fin de semana. El miércoles me caí probando la moto de carreras, y el sábado en los entrenamientos no me encontré a gusto. Tenía mucho dolor en las costillas, y hemos decidido posponer mi retorno al Nacional para la próxima carrera”, argumentó.

Del enduro al MX

Heriberto Cruz, por su parte, retornaba al motocross tras varios años compitiendo en enduro, por lo que afrontaba la cita con el único objetivo de coger ritmo e ir adaptándose a la categoría. En la primera manga se fue al suelo en la salida y terminó en el puesto 21 con problemas en el codo. Tras una revisión médica, los doctores le recomendaron no tomar parte en la segunda manga. “Esperando a la siguiente carrera con ganas”, apuntó Cruz.

El también sevillano José Antonio Aparicio, aunque arrancó el sábado con buen pie, sufrió caídas tanto en la primera como la segunda manga de la categoría Elite MX2, por lo que se tuvo que conformar con la vigésima segunda posición en ambas carreras. “Con los entrenamientos libres y cronometrados, bastante contentos con una sexta posición. En la segunda manga tenía fuerzas, pero no tenía ritmo y acabé el 22”, manifestó Aparicio.

Por último, el almeriense Cristóbal Galera, que llegaba a la cita resfriado y mermado por tanto de fuerzas, firmó un vigésimo puesto en la primera manga y un vigésimo primero en la segunda carrera.