Estadio DeportivoHueco blanco

Piqué, baja ante el Betis, habla de la Supercopa, de 'Rubi' y de su pasatiempos favorito: "Provocar a periodistas por Twitter"

El central se pierde la visita de este sábado al Betis, en la que el Barça puede sellar matemáticamente su billete para la Champions y afianzar una segunda plaza que tiene como premio la polémica Supercopa de 'Rubi y 'Geri': "No tengo nada que esconder"

Piqué, baja ante el Betis, habla de la Supercopa, de 'Rubi' y de su pasatiempos favorito: "Provocar a periodistas por Twitter"
- Juan Sierra
Juan SierraJuan Sierra5 min lectura
Gerard Piqué sigue siendo más noticia en lo extradeportivo que en lo deportivo, donde una lesión le deja fuera del partido que el FC Barcelona afrontará este sábado en el Benito Villamarín contra el Real Betis; choque en el que los culés tienen la opción de sellar de manera matemática su pasaporte para la próxima edición de la Champions League a falta de tres jornadas y, de paso, afianzar ese segunda plaza que le clasificararía para la polémica Supercopa de España, en la que el central culé es alto comisionista y en la que el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, aumenta sus ganancias si están los catalanes y no Sevilla FC u Atlético -el Betis tiene plaza segura como campeón de Copa-. 

En este sentido, Piqué recalca que no tiene "nada que ocultar" en el asunto de la atribución de la Supercopa a Arabia Saudí y las millonarias comisiones desveladas en unos audios publicados por El Confidencial. En este sentido, reitera que las conversaciones con Luis Rubiales no revelan ningún delito, que "todo es legal" y que niega cualquier conflicto de intereses por su condición de jugador del Barcelona y presidente de Kosmos.

"No tengo nada que ocultar, todo es legal. Luego está el tema del conflicto de intereses. Para mí no lo hay. Lo único ilegal que hay es que alguien ha accedido a mensajes vocales privados y los ha filtrado a la prensa", ha manifestado el futbolista del Barça en una entrevista al diario galo L'Equipe, en la que recordó que el Barça no ha ganado ninguna de las tres ediciones celebradas en Arabia Saudí, lo que, a su juicio, demuestra que no existe conflicto de intereses y que Kosmos se llevó una comisión por su intermediación, por lo que la Federación no le debía nada y no tenía que favorecerle sobre el terreno.

No comenta, de manera claramente interesada, que la polémica surge cuando se demuestra que Piqué y Rubiales cobran muchísimo más dinero si juegan el Barça y el Madrid que si lo hacen cualquiera de los 18 equipos restantes de LaLiga. Para el zaguero catalán, eso no es motivo de sospecha y pone como ejemplo que el tenista serbio Novak Djokovic sea propietario del torneo de Belgrado y eso no implica que lo gane ni que los árbitros le favorezcan. "Este tipo de situaciones son cada vez más frecuentes en el deporte. Y lo serán más porque hay cada vez más deportistas como yo que invierten en el deporte antes de retirarse", añade como augurio.

Piqué sí admitió, en su charla con en el prestigioso diario francés, que mantiene una relación de "amistad" con el presidente de la Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, desde que este presidía el sindicato de jugadores y que algunos han confundido eso con un favoritismo que, en su opinión, tampoco existe. "Gracias a Kosmos, la Federación incrementó sus ingresos y eso favoreció a clubes modestos y que llevar la Supercopa a Arabia Saudí puede contribuir a cambiar un país donde hay muchas cosas tienen que mejorar", señaló, colgándose la medalla de salvador.

Pese a su fuerte presencia en el mundo de los negocios, Piqué afirmó que nada le emociona tanto como jugar al fútbol. Eso sí, reconoció que tiene un pasatiempos un poco "polémico" pero que le "divierte". "Me gusta un poco buscar polémicas, aunque eso me ha generado problemas. Es adrenalina, lo necesito. Cuando me aburro, entro en Twitter, quiero mover algo y provoco a dos o tres periodistas e interactúo con ellos. Me divierte. A veces me ha traído problemas, pero nunca me he arrepentido", reconoció el jugador del Barcelona.