Estadio DeportivoHueco blanco

¿Qué le pasa al Cádiz? Radiografía a un equipo tocado, pero no hundido

¿Qué le pasa al Cádiz? Radiografía a un equipo tocado, pero no hundido
¿Qué le pasa al Cádiz? Radiografía a un equipo tocado, pero no hundido - Jesús Mejías
Jesús MejíasJesús Mejías7 min lectura
¿Qué le pasa al Cádiz? Esa es la pregunta que se hacen miles y miles de aficionados del submarino amarillo que ven como pasan las jornadas y su equipo no se parece al conjunto que el año pasado logró la salvación en Primera División sufriendo, pero de manera holgada, un equipo que nunca bajaba los brazos y como dice su lema, nunca negociaba la lucha.

El Cádiz CF de Álvaro Cervera se ha caracterizado por ser un conjunto incómodo para sus rivales, una escuadra capaz de desesperar al equipo que tiene en frente, aburrirlo, cederle la posesión de balón, hacerle creer que domina el juego cuando era todo lo contrario, sin tener el balón, pasaban lo que Cervera quería que ocurriese.

Sin embargo, esta temporada se está viendo a un Cádiz superado por sus rivales en todas las facetas del juego, perdiendo su identidad sobre el terreno de juego, sufriendo una sangría de goles jornada tras jornadas. El equipo está en descenso a tres puntos de la salvación, y el mercado de enero se presenta como uno de los más importantes en la historia reciente del club. Y volvemos al principio… ¿Qué le pasa al Cádiz?

Sin solidez defensiva

El Cádiz es el equipo de Primera División que más goles ha encajado hasta el momento, un total de treinta, lo que se traduce en una media de 1,87 goles por partido, casi dos goles recibe Ledesma de media por encuentro. Con esos números atrás, y sin ser uno de los equipos con más calidad en ataque, hasta el momento solo han marcado dos de los cinco delanteros que tiene el equipo en plantilla, al equipo le cuesta sacar los partidos adelante.

Solo en tres partidos: FC Barcelona, Athletic Club y Valencia CF, el cuadro de Álvaro Cervera logró dejar su portería a cero. Además, la temporada pasada los amarillos se caracterizaban por sacar buenos resultados ante los equipos de ‘su liga’. Sin ir más lejos, el año pasado la SD Huesca solo pudo hacerle un gol al Cádiz en dos partidos, al igual que el Valladolid, mientras que el SD Éibar no pudo perforar la meta de Ledesma en ninguno de los dos encuentros, y el Granada solo marcó un gol en los dos partidos, mientras que el Getafe solo le marcó a Ledesma dos tantos en el antiguo Carranza. Esta temporada, el Deportivo Alavés hizo dos goles en la Tacita de plata, el Getafe le endosó recientemente cuatro goles al Cádiz, el RCD Mallorca también marcó un gol en el Nuevo Mirandilla, el Rayo le marcó tres goles y este domingo el Elche hizo tres tantos.

Además es preocupante los problemas que tiene el equipo en acciones a balón parado. En Getafe, tres de los cuatro goles encajados vinieron en acciones a pelota parada. El Elche se adelantó desde el punto de penalti, al igual que el Alavés en el Nuevo Mirandilla. Ante Villarreal y tras una magnifica primera parte Pau Torres remataba completamente solo e igualaba el choque, mientras que ante CA Osasuna en el descuento los navarros se llevaban el triunfo en un saque de esquina. La pasada temporada el Cádiz solo encajó dos goles en saques de esquina, esta temporada esa cifra cuadriplica a estas alturas de la competición.

Sin ganar a sus rivales directos

Si algo caracterizó al Cádiz de la 2020/21 era que se trataba de un equipo que era capaz de sacar triunfos ante sus rivales directos, y después esa diferencia en la tabla contra los equipos de la zona baja lo lograba con la victorias ante el Real Madrid, FC Barcelona o Athletic Club, pero la base de la permanencia se lograba contra equipos de ‘su liga’.

Esta temporada, los amarillos han sacado algunos resultados positivos contra equipos de la zona alta como el empate ante el Barça y Betis o el triunfo en San Mamés, pero ante los clubes de la zona baja, las victorias no llegan. Alavés, Getafe, Elche, CA Osasuna, Rayo Vallecano han ganado al Cádiz esta temporada, mientras que el Levante UD y el RCD Mallorca rascaron un punto de su visita a la Tacita de plata.

Un mercado deficiente

El 31 de agosto, cuando se puso punto y final al mercado de verano en el Cádiz, aficionados, club y hasta los medios de comunicación coincidían en que la plantilla había dado un salto cualitativo con respecto a la temporada pasada, que se trataba de una plantilla más compacta sin las deficiencias del pasado.

Sin embargo, el tiempo ha acabado por demostrar lo contrario. Los nuevos fichajes, salvo alguna excepción, no han terminado de entrar en la dinámica del equipo, algunos por problema de adaptación y otros por no convencer al entrenador. De todos los fichajes que hizo el Cádiz en verano, tan solo Haroyan parece ser un titular indiscutible, al igual que Sobrino, aunque el delantero ya estuvo cedido la pasada temporada y realmente no era una novedad en plantilla.
En Elche, tan solo Chust y Haroyan eran jugadores fichados en verano, el resto de futbolistas del once ya estaban la temporada pasada, lo que demuestra la poca participación de los nuevos. Por ejemplo, Álvaro Jiménez ha jugado 227 minutos, Tomás Alarcón ha ido desapareciendo del once poco a poco y a pesar de ser un fijo en las primeras jornadas, el chileno que suma 887 minutos ha quedado relegado al banquillo. Andone suma 108 minutos y Osmajic 172, Martín Calderón solo 56 minutos, mientras que Chust 549 minutos. En el caso de Arzamendia, el internacional paraguayo solo lleva 197 minutos en sus piernas.