Hueco blanco

Tras la derrota del Valladolid, 'ahora o nunca' para el Almería

Los pucelanos cayeron ante Las Palmas de forma sorpresiva y el choque entre Tenerife y los rojiblancos cobra aún mayor importancia si cabe

Tras la derrota del Valladolid, 'ahora o nunca' para el Almería
El Almería querrá repetir el resultado de la ida ante el Tenerife para aprovechar la derrota de los pucelanos - Mario Gómez
Mario GómezMario Gómez3 min lectura
Aunque ninguno de los dos equipos envueltos en el importante enfrentamiento del lunes quiera denominarlo final anticipada, lo cierto es que cada vez adquiere más tintes de ello. El Almería y el Tenerife, segundo y cuarto clasificado, disputarán el partido de la jornada 32 de LaLiga Smartbank y, los resultados que se han dado durante el resto del fin de semana, auguran una competición todavía más feroz a la esperada.
 
La derrota del Valladolid ha trastocado cualquier predicción posible. Los pucelanos cayeron en el José Zorrilla ante una UD Las Palmas en horas bajas, pero que demostró su calidad y se impuso sobre el terreno de juego. Esta supone la segunda derrota consecutiva para los pupilos de Pacheta, que venían de encadenar once partidos sin conocer la derrota.
 
Los nervios a estas alturas de competición son más que palpables. A tan solo once jornadas del final de la contienda, diez después de este fin de semana, cada punto vale oro y cada partido es una final. Estos nervios a flor de piel dieron, como fruto de la derrota vallisoletana, una sonora pitada de su propia hinchada a los futbolistas blanquivioletas.

Almería y Tenerife quieren aprovechar el pinchazo del Valladolid
 

Ahora la visión tanto de Almería como Tenerife sobre el partido que disputarán el lunes cambia radicalmente. Por parte de los indálicos, se quitan de un golpe la posible presión que podría haberles sometido el Valladolid con una victoria. Ahora, pase lo que pase, la UD Almería terminará la jornada igual que la empezó: en el segundo puesto, que acredita el ascenso directo a LaLiga Santander.
 
Pero lo que podría haber sido presión ahora se ha convertido en motivación. De ganar el lunes, se volvería a abrir una pequeña brecha con el tercer clasificado de hasta cuatro puntos. Más de un partido de diferencia que supondría que, aunque los rojiblancos perdieran en Pucela, seguirían dependiendo de sí mismos. Tampoco sería mal negocio un empate: se volvería a ampliar la ventaja en un punto, al igual que la jornada pasada, y ganarían el goalaverage particular al Tenerife.
 
Eso sí, los tinerfeños también tienen motivos de sobra para salir con el cuchillo entre los dientes. El Tenerife, en caso de victoria, se colocaría a un punto del ascenso directo e igualaría al Valladolid en la clasificación tan solo dos jornadas después de su dura derrota precisamente frente al cuadro de los de Pacheta.
 
Lo que está asegurado es que el lunes a las 21:00 horas en el Heliodoro Rodríguez López veremos una contienda sin tregua entre dos equipos que buscaran dar un golpe sobre la mesa. Entre tanto, el Eibar mira atentamente y espera a disputar un complicado duelo ante la Ponferradina la tarde del domingo.