ATLETISMO

Marc Roig: "No he visto a nadie del talento de Kipchoge para ir más rápido"

20.09.2018 | 12:15
Marc Roig: "No he visto a nadie del talento de Kipchoge para ir más rápido"

Madrid, 20 sep (EFE).- El español Marc Roig trabaja en Eldoret (Kenia) con los mejores atletas del planeta y es uno de los artífices de que Eliud Kipchoge le haya "pegado un bocado" al récord del mundo de maratón en Berlín con un tiempo estratosférico que se acerca a las dos horas (2h01.39), un registro que "no se va a batir pronto".

Marc Roig (Sant Pol de Mar, Barcelona; 1984) puede presumir de ser el fisioterapeuta de los grandes atletas africanos del momento. Comparte con ellos su día a día y es una pieza clave en el éxito que logran en carreras por todo el mundo. En su papel de corredor también ha ayudado como 'liebre' dos veces a la keniana Florence Kiplagat para batir el récord del mundo de medio maratón en Barcelona.

P: ¿Cuando llegó a Kenia?

R: Vine aquí hace casi diez años por primera vez, para un mes, a hacer un voluntariado. Me enamoré y me casé. Ahora vivo en Eldoret, a unos trescientos kilómetros al oeste de Nairobi, y llevo desde navidad de 2015 trabajando.

P: ¿En Eldoret es dónde entrenan los atletas de elite?

R: Es una ciudad y luego donde están los atletas es una especie de campo de entrenamiento, parecido a un albergue. Es un sitio donde duermen y comen, pero para nada es un centro de alto rendimiento. La ventaja del maratón es que lo que necesitas para entrenar es rudimentario. Son caminos, bosques y una pista de atletismo, si se puede. Con esto es suficiente. Lo demás son extras que vienen bien, pero no son tan necesarios.

P: ¿Cómo es Eldoret?

R: Es la quinta ciudad más grande de Kenia. Está relacionada con el atletismo. Cuando vine la tenía idealizada, me imaginaba corriendo con animales como jirafas, pero luego es bastante fea. Hay una carretera principal que genera atascos de oeste a este. Hay polvo, está sucia, pero con el tiempo uno se acostumbra. Es el punto neurálgico de una gran extensión de pequeños pueblos que están a 50 o 100 kilómetros a la redonda. De día es bulliciosa y por las tardes es tranquila. Alrededor hay algunos animales domésticos como vacas, cabras, y casitas de adobe.

P: En su trabajo, ¿cómo es su rutina del día a día?

R: No hay un horario muy estricto. Mi trabajo se trata de estar disponible y hacer un poco de todo. Soy principalmente fisioterapeuta, pero también taxista, fotógrafo o lo que haga falta.

Normalmente en Kenia se entrena al amanecer. A las seis de la mañana. A las ocho dejó a los niños en el colegio y a partir de ahí empieza la jornada laboral. Por la tarde se trabaja un poco más porque muchos atletas prefieren ese horario para ejercitarse o hacer trabajo específico.

P: ¿A las seis de la mañana salen a correr los atletas?

R: Sí, ellos salen a correr a esa hora. Yo no vivo en el campo. Salen por su cuenta y yo desde mi casa. Los martes sí entrenamos juntos porque entrenamos en la pista de atletismo, que está cerca de mi casa. Luego los otros días suelen entrenar en el campo y yo lo hago solo o con los vecinos de mi zona.

P: ¿Los entrenamientos se basan solo en correr?

R: No hacen mucho más. Yo me encargo de la condición física en general y me gustaría obligarles un poco a trabajar específicamente la fuerza. Todavía existe mucho miedo a que los maratonianos hagan pesas. Cuesta introducirlo y vamos al coste-efecto. Se dedican a correr y se juega mucho con las intensidades de los entrenamientos. El 98% es correr y solo un 2% de ejercicios muy puntuales.

P: ¿Quién diseña esos entrenamientos?

R: Hay un entrenador que diseña la planificación general con su asistente. Son kenianos. Es habitual que corredores retirados se formen un poco y se dediquen a entrenar atletas.

P: ¿Fue un cambio muy radical pasar de vivir en España a hacerlo en una ciudad de Kenia?

R: Ha sido un cambio importante, pero mi mujer es de Kenia y el aterrizaje fue un poco mejor. Tenemos familia aquí y para los pequeños ayuda. No es como estar solos en mitad de la nada, en territorio comanche.

P: ¿En qué idioma se comunican?

R: El inglés y el suajili son las lenguas oficiales pero como en el colegio se estudia el inglés el nivel que tienen es bastante bueno.

P: Con Kipchoge trata habitualmente. ¿Le veía capaz de hacer ese récord en Berlín?

R: Sí, lo veía capaz y sabía que haría récord. Lo que no pensaba que iría tan rápido y que batiría el récord por tanto margen.

P: ¿Cómo es Kipchoge en la cercanía?

R: Es reflexivo, pero a la vez muy cercano. Nos vemos todas las semanas dos o tres veces. Es muy atento, pregunta y hablamos casi de cualquier cosa. Es muy agradable y fácil trabajar con él.

P: ¿Kipchoge es el único que podía batir ese récord o hay otros que también apuntan maneras?

R: Hay algunos que apuntan maneras, pero con cualidades para batir ese récord solo está él ahora mismo. No hay nadie que pueda quitarle el récord o ni siquiera acercarse.

P: ¿Para una proeza así es más importante el aspecto físico o el psicológico?

R: El tema mental es muy importante y quizá uno de los puntos fuertes de Kipchoge. Cuando le vemos en un mal momento la fuerza que tiene para sobrellevar esos pasajes es descomunal. Nunca le he visto dejar de hacer algo por pereza o por no encontrarse bien.

P: ¿El aspecto psicológico se trabaja o es innato?

R: Creo que ambas cosas. Hay que tenerlo innato y es muy bueno, pero hay que trabajarlo porque hay días de todo tipo. Hay que creérselo todo muy bien para poder ganar y ser el número uno.

P: Como fisioterapeuta, ¿qué tipo de lesiones o dolencias se encuentra más entre los atletas africanos?

R: Es muy habitual problemas en el tendón de Aquiles y a veces también por sobre-entrenamiento aparecen fracturas por estrés.

P: Para correr un maratón a estos ritmos, ¿cuántos kilómetros hay que hacer a la semana?

R: Lo habitual es correr unos doscientos kilómetros a la semana, aunque cuando te acercas a la competición reduces para llegar más fresco.

P: ¿Este tipo de récords son solo posibles en atletas africanos?

R: Acercarse al tiempo de Kipchoge yo creo que no veremos a nadie, aunque sí es verdad que se está desmitificando que los récords sean solo para africanos. Los europeos quizá nos hemos dormido en los laureles, pero tenemos opciones igual de validas para tener un nivel como el suyo. Lo que pasa es que no nos lo acabamos de creer o no le estamos dedicando todo el esfuerzo que requiere el alto rendimiento.

P: ¿Veremos bajar de las dos horas a algún atleta?

R: Ojalá lo veamos pero no es algo que vaya a ocurrir pronto. Lo digo porque todavía no he visto a nadie del talento de Kipchoge que pueda ir más rápido. Le ha pegado un mordisco enorme al récord, pero ha corrido a su máximo nivel. No descarto que pueda batir su récord, pero la mejora que se requiere para bajar de las dos horas es demasiado grande como para que ocurra en un tiempo razonable. No creo que sea capaz él ni nadie con proyección similar para que se acerque.

P: ¿Qué tipo de alimentación suele llevar un hombre récord?

R: Es una alimentación muy básica. Comer es solo llenar los depósitos. No existe un ápice de interés en que la comida sepa bien o haya variedad. El almuerzo suele ser arroz con patatas y judías, un poco de proteína, y la cena es como la polenta, harina de maíz hecha puré con verduras.

P: En Europa ha tenido mucha repercusión el récord de maratón. ¿Qué repercusión ha tenido en Kenia?

R: En Nairobi o en la costa, donde se vive menos el atletismo, quizá haya pasado más desapercibido, pero en esta zona ha sido portada en todos los periódicos de tirada nacional. El hecho de que el anterior récord fuera de un atleta keniano y el nuevo sea también de un keniano genera menos sensación de patriotismo que si se lo quitas a un etíope. Aún así la fascinación que despierta Kipchoge es mayor que la que despertaba Dennis Kimeto.

P: ¿Qué es lo más bonito de esta experiencia que está viviendo en Kenia?

R: Básicamente el placer de poder trabajar con los mejores del deporte que me gusta. Soy atleta, me gusta el fondo y tengo la oportunidad de estar con lo mejor de lo mejor.

P: ¿Es usted el único español en Eldoret?

R: No, hay otro español. Se dedica al atletismo también, es mánager y representante de atletas. Es socio de otro español que vive en Valencia y él se encarga más de la parte sobre el terreno. Europeos ya hay un poco más, aunque es una ciudad tradicionalmente agrícola. Con el tiempo está evolucionando, pero cada vez es más habitual que haya expatriados, aunque es un número pequeño.

P: ¿Trata solo con atletas kenianos?

R: La mayoría sí, aunque hay algún ugandés y ruandés.

P: ¿Suele viajar a las carreras con los atletas?

R: No es habitual. Estoy afincando en Kenia pero como también soy atleta de vez en cuando hago un viaje para participar en alguna carrera, pero esto será tres o cuatro veces al año.

David Ramiro

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Servicios

Nuestra Opinion

Nuestra Opinión

Sigue las opiniones de nuestros periodistas.

Hemeroteca

Hemeroteca

Toda la información de Estadio con solo un click.

Multimedia

Galería Fotográfica

Galería Fotográfica,Betis, Sevilla FC y mucho más...

El tiempo

El tiempo

Consulta el tiempo en Estadio Deportivo.

Descarga nuestra APP

Descarga nuestra APP

Toda la informacion deportiva en tu bolsillo.


Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
Política de Privacidad | Aviso legal