CICLISMO

El equipo Movistar cambia su plan con Enric Mas

El equipo español ha optado por una estrategia completamente distinta a la de pasadas campañas para sacar lo mejor de su jefe de filas

El equipo Movistar cambia su plan con Enric Mas
Enric Mas, justo antes de tomar la salida en la Tirreno-Adriático - @Movistar_Team
Alvaro ArenillasAlvaro Arenillas 4 min lectura

Los malos resultados cosechados por Enric Mas en 2023 han provocado un enorme cambio en su plan para el presente curso. En el equipo Movistar han evaluado lo ocurrido en pasadas campañas y han optado por adherirse a una revolucionaria estrategia con la que esperan sacar el mejor rendimiento de su jefe de filas, y es que según señaló hace poco el manager de la escuadra, Eusebio Unzúe, "aún no se ha visto el verdadero nivel de un ciclista como Enric Mas".

Sabedores del potencial de las piernas de Mas, pero igualmente golpeados por el hecho de que no esté cumpliendo con las expectativas, en la entidad madrileña estuvieron dando vueltas al asunto hasta llegar a una conclusión: hay que cambiar el método de entrenamiento y el calendario del ciclista balear.

Tal cual suena. Si en los anteriores años Mas era de los primeros en competir para ir cogiendo un óptimo estado de formar cuanto antes, de cara a 2024 se ha producido un cambio radical con la esperanza de que sirva para que dé un paso al frente y pueda luchar con los mejores. Así, y hasta su debut en la Tirreno-Adriático este lunes 4 de marzo, Mas era uno de los únicos 25 corredores (de los 550 del UCI World Tour) que aún no había debutado en la temporada 2024. Así lo explican en Movistar Team."No es sólo cosa de él. Un exceso de carreras en esta época del año se puede pagar más adelante. Le estamos mimando porque queremos que llegue fresco al verano. Enric ha hecho una pretemporada buena, sin sobresaltos, y muy progresiva", comentan desde el equipo en declaraciones a Relevo.

Más allá del cambio de fechas, los lugares elegidos para que Enric hiciese su puesta a punto también han variado. De esta manera, se han introducido cambios en su entrenamiento para ganar base aeróbica y más presencia en altitud; tanto es así que en febrero se concentró en Sierra Nevada junto a Iván García Cortina, Rúben Guerreiro, Nelson Oliveira o Rémi Cavagna. En total han sido hasta 20.000 metros de desnivel en las piernas del balear.

"Físicamente, Enric está muy bien. Es cierto que no ha competido todavía, pero los números indican un buen estado de forma. Hay mucho optimismo, Somos conscientes de que los números son una cosa y después hay que ponerse en el contexto de competir. No obstante, por lo que estimamos del rendimiento de Jonas Vingegaard en O Gran Camiño, con lluvia, creemos que Enric puede estar ahí ya en Tirreno", explica el equipo.

Los grandes objetivos siguen en pie

Pese a los profundos cambios realizados, en Movistar dejan claro que toda la preparación sigue estando enfocada al Tour de Francia y La Vuelta a España. "Este año no hemos cambiado de objetivos, porque Tour y Vuelta están siempre ahí, pero sí su calendario para que esté más relajado. Acaba de ser padre y queremos que disfrute de ello. Que compita, sí, pero también que tenga momentos de desconexión porque él se exige mucho, entrena muy bien y no queremos que sufra más estrés del necesario en competición", sentencian.

Unete a nuestro canal de Whatsapp Únete a nuestro canal de Telegram