Estadio DeportivoHueco blanco

Carriço, en su adiós: "Queda mucho por jugar, con unión es como hemos tocado plata"

Carriço, en su adiós: "Queda mucho por jugar, con unión es como hemos tocado plata"
Carriço, junto a sus compañeros en su despedida. - F. Ruiz
Fernando RuizFernando Ruiz4 min lectura
Antes de leer su emotivo discurso de despedida, Daniel Carriço quiso enviar un mensaje de unión a la plantilla y a la afición. "Queda mucho por jugar, cuando hemos tocado la plata aquí fue porque existió una unión entre nosotros, cuerpo técnico y afición. Ahora mismo podemos conquistar todo, estamos bien en LaLiga y en la Europa League, y en estos tres meses la clave está en la unión, se puede lograr aún una gran temporada. La clave es la unión, no hay otra forma de conquistar títulos y hacer grandes temporadas, a remar todos juntos", añadió.

El ya excapitán del club nervionense también respondió a las preguntas de los medios de comunicación. "Si el primer día me dicen que iba a tener esta despedida te digo que es complicado, pero me voy dejando huella y títulos en esta casa, con la conciencia tranquila de haber dejado todo y haberme sacrificado por el club y mis compañeros", dijo el portugués.

En cuanto a los motivos que le han llevado a tomar la decisión de marcharse ahora, Carriço ha explicado:
por qé se va: "El fútbol es así, si pudiera elegir no me iría así, pero se han dado unas buenas circunstancias para mí y para el club, quería irme por la puerta grande, me duele por salir así, soy de compromiso e irme a mitad de temporada no lo quería, me gustaría ayudar hasta el final pero el fútbol viene así, son los mercados y a veces no se pueden controlar los tiempos".

Con respecto su mejor recuerdo, el luso lo tiene claro. "La primera copa de la Europa League contra el Benfica, porque estábamos tirados por los suelos y llegamos a los penaltis reventados", recordó el central, que admitió haber jugado su mejor fútbol en Nervión: "He cumplido un sueño como he dicho, mis mejores años como futbolista los he vivido aquí, vaya donde vaya no seré tan feliz como aquí, mi corazón es sevillista pero se acerca el final de mi carrera y tengo que disfrutar hasta el día que deje de jugar".

Pero sobre todo, Carriço se queda con su crecimiento tanto profesional como personal en Sevilla. "He crecido como futbolista y como persona, soy totalmente diferente, el Sevilla me ha enseñado mucho, me ha transmitido sus valores, me voy como una persona más completa y un jugador más completo también. Me voy triste por dejar mi casa pero también con la ilusión por el nuevo reto", reconoció, ante de volver a dejar claro que la unión es "clave": "Estamos en un momento clave, solo con la unión vamos a lograr los objetivos, unión entre jugadores, cuerpo técnico y afición para poder hacer grandes temporadas, todos tenemos que tirar del carro".

Por último, el portugués valoró su decisión de fichar por el Wuhan Zall chino pese al temor por el coronavirus: "Sabemos cómo está el mundo, es un virus, me ha costado pero me han garantizado la seguridad, vamos a estar en España hasta que se solucione todo, de ahí que haya podido tomar la decisión con tranquilidad".