Cádiz 1-3 Sevilla FC: Nada puede con la fe del campeón

28.09.2020 | 09:05
Cádiz 1-3 Sevilla FC: Nada puede con la fe del campeón

Remontada in extremis de un Sevilla que sufrió frente a un ordenado rival, que fue perdiendo hasta mediada la segunda mitad e igualando cuando se entraba en la prolongación, pero al que dos zarpazos de Munir cuando las fuerzas estaban al límite acabaron por darle un triunfo en el que sólo creían ellos.

Lopetegui hizo menos cambios de los previstos -cinco- y, aparte de algunos esperados como el debut de Acuña, sorprendió con la presencia de Sergi Gómez por Koundé o la del cuestionado En-Nesyri arriba. El técnico entendía que era la mejor forma de apoyar al marroquí.

Bono, por ahora, sigue asumiendo la titularidad. Era la otra gran duda, que el marroquí disipó a los pocos segundos con un paradón casi en la escuadra tras un peligrosísimo disparo de José Mari desde la frontal.

Ese arranque fulgurante del Cádiz era un espejismo. Sabía que ante el Sevilla, como ya hiciera hace unos días en El Alcoraz, tocaba atrincherarse, hacerse fuerte en defensa y buscar las bandas y los espacios. El Sevilla, de salida, cometía pocos errores, estaba cómodo moviendo el balón y buscando, a su vez, su oportunidad. Y ésa llegó con un balón en largo sobre Suso (8') que el gaditano puso en el punto de penalti para que Ocampos clavara la pelota en la portería de Cifuentes. Tras consultarlo durante casi tres minutos, Medié Jiménez decidió anularlo por fuera de juego del excadista. Según la repetición que ofreció el VAR, Suso tenía el hombro ligeramente adelantado.

El Cádiz no aparecía, pero cuando lo hizo fue para meter miedo. A los 14 minutos lograba enlazar su primera contra. Pombo entró por banda izquierda, centró y Negredo, con todo a favor y cuando sólo tenía que empujarla, no logró conectar con el balón. Un minuto después sería otro exsevillista, Cala, el que fallaría al golpear el esférico cuando estaba en posición clara. Y aún tendría el Cádiz una tercera en cinco minutos de acoso amarillo, en la que se pidió penalti de Navas sobre Jonsson.

Tras esos minutos de acoso, el partido volvió a su origen: a un lento transitar del balón entre los pies sevillistas en busca de un hueco que no existía. Dirigidos por Rakitic, empezaron a mirar a las bandas, a enviarle balones a un Navas y un Acuña que eran, junto a En-Nesyri, casi los hombres más adelantados.

Con cautela para no volver a perder el balón y provocar ocasiones como las vividas en el inicio, poco a poco fueron encontrando espacios. Un pase interior de Ocampos sobre Oliver dejó al manchego solo, aunque algo escorado, y su disparo acabó golpeando el palo. Era el minuto 28 y, si clara había sido esa ocasión, más lo fue la que se vio dos minutos después. fue tras un centro de Navas desde la derecha, que En-Nesyri no logró conectar en el primer palo y, amortiguada, llegó franca a Rakitic en el punto de penalti, pero el croata falló en el remate cuando lo tenía más fácil y acabó lanzando fuera. Aún tendría una tercera En-Nesyri, solo ante Cifuentes, pero la jugada estaba anulada por fuera de juego.

Si en ésa estaba en posición antirreglamentaria, no lo estuvo en el siguiente balón en largo que le llegó (39'). El marroquí disparo abajo, intentando buscar el primer palo de la portería de Cifuentes y el meta cadista logró sacarla con una acción de mérito.

Aún tendría el marroquí en el tiempo añadido otra opción para desnivelar la balanza, pero no era su tarde. Su remate de cabeza, cuando se encontraba solo en el centro del área, le salió muy picado y desviado. Daba la sensación de que el Sevilla había dejado vivo a un rival que difícilmente repetiría los mismos errores tras el descanso.

Y de hecho lo que hizo fue acertar. El Sevilla salió algo dormido y, a los tres minutos, una pérdida de En-Nesyri se convirtió en un contragolpe del Cádiz dirigido por Pombo. Su centro le lllegó a Negredo, que cedió atrás de cabeza para que Salvi, solo, la metiera con suavidad en la portería de Bono.

Aunque el Sevilla trató de reaccionar de forma inmediata y Ocampos logró conectar un lanzamiento que despejó Cifuentes, fue el Cadiz el que respondió y a punto estuvo de poner tierra de por medio. Otra contra le llegó a Negredo. en clara posición de remate. Por fortuna para el Sevilla, el balón se le quedó algo atrás y tuvo que recurrir a una rabona para rematar, un recurso muy válido, pero que permitió a Bono despejar.

Lopetegui movió ficha y dio entrada arriba a De Jong y Munir, además de a Jordán, para tratar de cambiar una dinámica en la que el Sevilla mandaba, pero no acababa de encontrar esa ocasión que le permitiera desequilibrar y la ansiedad le estaba pesando por momentos.

Cuatro minutos tardó en encontrarla. Fue la típica jugada de Navas, en la que se queda uno contra uno y logra, como casi siempre, meter el centro. En este caso con el añadido de que había vuelto loco a su rival. El balón lo ponía en la cabeza de De Jong y éste remataba de cabeza al fondo de la portería.

Quedaban 25 minutos por delante para remontar y, en esa dinámica, que se ampliara el marcador era cuestión de tiempo. Tal vez por eso el Cádiz dio un paso adelante y trató de presionar más arriba para no verse tan encajonado atrás. Y aunque luego se juntaba y reculaba muy bien, el Sevilla empezaba a encontrar huecos.

Había espacios, pero faltaba aire. El cansancio de Budapest pasaba factura. Y los cambios de Álvaro Cervera acabaron por romper el ritmo del juego. Así pasaron los minutos sin que el Cádiz sufriera. Sólo el incombustible Navas y el recién 'llegado' Bryan Gil parecían con energía. Pero también alguien que, por culpa de la Covid19, no había podido ser protagonista en las últimas semanas. Munir tenía ganas, se había metido en todas las peleas y apareció en el 90' cuando menos se le esperaba para decantar la balanza. Fue un pase en profundidad de Jordán, que dejó solo al hispano-marroquí para que éste, en un mano a mano, no perdonara.

Aún tendría tiempo el Sevilla de marcar un nuevo gol en otro arranque de Munir, que pasó para que Rakitic rematara a placer. El colegiado decretó fuera de juego en un inicio, pero luego le rectificaría el VAR para dictar la sentencia.


Ficha técnica:

Cádiz: Cifu, Iza, Cala, Marcos Mauro, Espino, José Mari (Malbasic 76'), Jonsson (Augusto Fernández 70'), Alex, Salvi (Fali 84'), Pombo (Bodiger 84') y Negredo (Lozano 76').

Sevilla F.C.: Bono, Jesús Navas, Diego Carlos, Sergi Gómez (Joan Jordán 60'), Acuña, Gudelj, Rakitic, Óliver (Munir 60'), Suso (Óscar Rodríguez 68'), Ocampos (Bryan Gil 78') y En-Nesyri (De Jong 60').

Goles: 1-0 (48') Salvi; 1-1 (65') De Jong; 1-2 (90') Munir; 1-3 (95') Rakitic.

Árbitro: Medié Jiménez (catalán). Amonestó a Gudelj, Suso, Augusto y Marcos Mauro. Expulso al preparador físico del Cádiz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal