Sevilla F.C.-Rennes (1-0): De Jong firma un triunfo tan corto como redentor

28.10.2020 | 22:59
Sevilla F.C.-Rennes (1-0): De Jong firma un triunfo tan corto como redentor

Veinticuatro ocasiones de gol generó el Sevilla FC, que sólo pudo colar una en la red. Una victoria tan justa como redentora, con la firma de De Jong al poco de la reanudación, que sirve para reconciliar a los nervionenses consigo mismos y con su gente, atónita ante la falta de puntería de una escuadra que, en la máxima competición europea, sigue viva y con todas las opciones del mundo. Lo consiguió al tumbar a un Rennes decepcionante, acobardado frente a la pujanza hispalense y salvado media docena de veces por su meta Gomis.

Arrancó con ímpetu e intensidad el conjunto de Lopetegui, buscando balones largos a la espalda de la defensa visitante y no desaprovechando ninguna ocasión para atosigar a Gomis. Ocampos, con un derechazo que se marchó cerca del palo, y, sobre todo, Munir, que empalmó de primeras al larguero un servicio del argentino y cruzó a continuación demasiado en el mano a mano, desataron las hostilidades a favor de los blanquirrojos, muy mentalizados para sumar un triunfo que les permita seguir el ritmo impuesto por el Chelsea en el grupo.

Los bretones apenas enlazaban alguna contra aislada, como la que protagonizó en solitario Doku, por fortuna sin consecuencias para el anfitrión, que entraba como cuchillo en la 'mantequilla' de la zaga del Rennes. Gomis abortó el remate de Diego Carlos a servicio de Navas en el ecuador de la fase inicial, que mostró cierta impaciencia sevillista, si bien las llegadas claras se sucedían. A renglón seguido, el meta francés ganó a Ocampos en el mano a mano que brindó Munir tras un maravilloso balón de Koundé, forzando éste luego un córner con un lanzamiento desde el semicírculo. El '12', de regreso tras su positivo en coronavirus, cabeceó a la media hora para que Bourigeaud salvara el tanto bajo palos.

Con todo, había que seguir concentrados, sin concesiones absurdas por deméritos propios. A punto estuvo de aprovechar una desaplicación impropia de Champions Terrier, que golpeó flojo y centrado a la postre. Un mínimo respiro para los de Julien Stephan, claramente desarbolados en labores de contención. De hecho, parecía increíble que el marcador no se hubiera movido (y varias veces) en lo que a su primer dígito se refiere. En el 43, una buena combinación por la izquierda entre Acuña y Munir no encontró rematador. Bono seguía siendo un mero espectador, aunque el Stade Rennais logró estrechar espacios juntando sus líneas algo más. Lo suficiente para salvar los muebles al descanso.

La reanudación comenzó igual que el encuentro, con el Sevilla FC volcado sobre la meta gala, con Ocampos y Jordán como artífices. Aunque en posición ilegal, Munir desperdició otra aproximación clarísima servida por Koundé con teleobjetivo, otra muesca más en el tocado 'revólver' nervionense. Parecía sólo cuestión de tiempo, pero los minutos pasaban sin que la sequía expirara. Para acallar críticas y especulaciones, De Jong abrió la lata a los diez minutos, rematando sin dejar caer un centro desde la izquierda de Acuña. La justicia, al fin, se hacía paso.

No se relajaron los de Lopetegui, conscientes de que esta Fase de Grupos castiga a los que dan licencia a las sorpresas. El autor del 1-0 tuvo la sentencia, pero su testarazo lo desvió con agilidad Gomis. Se animaba tímidamente el Rennes, aunque con exceso de precipitación e individualismo. El contexto ideal para que, ahora, los blanquirrojos se encomendaran a las transiciones en pos de la tranquilidad. Grenier (70') asustó un poco con un libre directo fortísimo que se sacó de encima como pudo Bono, disconforme previamente con la barrera. Ocampos, negado esta temporada, cabeceó un gran servicio de Navas rozando el palo.

A once del epílogo, Joan Jordán disparó desde la frontal al travesaño, confirmando el gafe de un anfitrión que iba ya por la veintena de oportunidades. El triunfo, pese a todo, no parecía peligrar, si bien lo ajustado del marcador convertía un hipotético empate en factible a balón parado o al contragolpe. Munir, que pudo bajarla al estar totalmente solo en el segundo palo, la mandó a las nubes en el 83. Lograban los blanquirrojos que se jugara siempre en campo ajeno, un motivo extra para la calma. Ni siquiera supo colgar una falta prometedora Del Castillo con el tiempo casi cumplido.

Fue una prolongación plácida para el Sevilla, que suma, con más apuros de los que aventuraban sus merecimientos, el primer triunfo en la presente edición de la Liga de Campeones, anotando el cuarto punto a su casillero para seguir la estela de un Chelsea que goleó al Krasnodar, próximo rival nervionense para acercarse a los cruces, donde verdaderamente se decidirá el destino de los llamados a la gloria. En-Nesyri, que volvió a estrellarse con Gomis (con su pie, esta vez) tampoco pudo agrandar el éxito.


FICHA TÉCNICA.- 

Sevilla F.C.: Bono; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Acuña; Fernando, Joan Jordán (Gudelj 89'), Óliver Torres (Rakitic 76'); Ocampos, Munir (Franco Vázquez 85') y De Jong (En-Nesyri 85')

Stade Rennais: Gomis; Soppy (Dalbert 77'), Da Silva, Rugani (Aguerd 17'), Hamari Traoré; Bourigeaud (Siliki 49'), Jonas Martin, Grenier (Del Castillo 77'); Doku, Terrier y Guirassy.

Árbitro: Cuneyt Cakir (Turquía). Amarilla a los locales Óliver Torres y Acuña, así como a los visitantes Siliki, Jonas Martin y Da Silva.

Gol: 1-0 (55') De Jong.

Incidencias: Segunda jornada de la Fase de Grupos de la Champions League, disputada a puerta cerrada en el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal