Estadio DeportivoHueco blanco

Andratx-Sevilla FC de Copa (1-1) (5-6): Pedrea en la lotería final para un pase aún más sufrido

Andratx-Sevilla FC de Copa (1-1) (5-6): Pedrea en la lotería final para un pase aún más sufrido
- Óscar Murillo
Óscar MurilloÓscar Murillo8 min lectura
El Sevilla FC volvió a sufrir lo indecible para superar a un rival de Segunda RFEF en otra eliminatoria de Copa del Rey que se decidió más allá del tiempo reglamentario. Partido soporífero de los nervionenses, que ni siquiera aprovecharon el tanto de Rafa Mir al poco de la reanudación para poner tierra de por medio ante el modesto pero correoso Andratx, que igualó muy pronto a balón parado, su único argumento ofensivo, para llegar hasta la prórroga, que no pudo impedir Munir en el último instante, al estrellar de nuevo un disparo en el larguero. Incapaz tampoco de resolver en el tiempo extra, tuvo que llegarse a la lotería de los penaltis, en la que los blanquirrojos metieron seis de siete. Una pedrea que sirve para avanzar, aunque dejándose un nuevo lesionado (Óliver Torres) y muchísimas dudas, como en Bilbao, donde la fortuna sonrió también.

No se fiaba ni mucho menos Lopetegui del encuentro, hasta el punto de recelar de las dimensiones de Sa Plana y pedir a los suyos constantemente que abrieran el campo. El mando era nervionense, con la connivencia de su anfitrión, aunque la precisión no era el fuerte de ninguno en los primeros compases. Rafa Mir cabeceaba muy alto un servicio de Idrissi, si bien las más claras fueron azulinas, merced a la calidad en el golpeo de Llabrés para cerrar un par de córners que complicaron a Dmitrovic, especialmente el primero, que llegó a peinar Gerardo Bonet. Un susto en toda regla que trataron de contrarrestar Juanlu, con un peligroso centro-chut, y Rakitic, imitando la mejor de su oponente.

Trataban los blanquirrojos de moverla de un lado a otro del estrecho escenario para que el cansancio, por aquello de correr detrás y apenas tocarla, hiciera mella en los baleares, que sufrían con los pases a la espalda de sus laterales. En uno de ellos, Juanlu recortó bien de derechas y mandó un zurdazo ajustado que se marcharía a córner. Augustinsson e Idrissi percutían igualmente bien por izquierda para generar un compendio de sensaciones paulatinamente más positivas para los intereses sevillistas. Un ejercicio de desgaste para allanar el camino. José Contreras reaccionó apretando aún más las marcas de su 1-4-5-1 y cambiando sus extremos, lo que logró devolver el equilibrio al juego.

De hecho, amén de un par de ataques prometedores de Rafa Mir y Munir invalidados por faltas y fuera de juego, volvió a tener una muy clara el Andratx antes del intermedio, tras un despiste visitante en un saque de banda que propició el centro al corazón del área de Pep Vidal para el cabezazo picado y a bocajarro de Guille Palmer que se marchó desviado por muy poco. A renglón seguido, Rekik la tocó 'in extremis' para impedir que la jugada personal de Carlos Sánchez terminara en mano a mano. Un guion peligroso que no varió de manera radical, como cabría esperar, en la reanudación, pues el Andratx cedió gustoso la iniciativa para tratar de hacer daño a balón parado, sobre todo.

Munir, de la misma manera, puso a prueba los reflejos de Vicenç, tras un saque de esquina botado por Augustinsson, aunque le seguía faltando profundidad y verticalidad a los de Lopetegui. La calidad, con todo, iba a decantar la balanza del lado nervionense antes del cuarto de hora, gracias a una falta de entendimiento azulina en la salida, que castigó Rafa Mir con un buen reverso y un mejor derechazo a la red desde lejos. Fue el punto de inflexión para soltar amarras en el Sevilla, que debió sentenciar en una colada de Juanlu que no apuntilló el ex ariete del Huesca. Llabrés avisó en una falta directa, aunque ya los baleares tenían que arriesgar y dejarían huecos interesantes a la contra. Sin embargo, el especialista en la estrategia del Andratx firmaría el empate así.

El Sevilla acusó el golpe y, pese al triple cambio de su entrenador, se lo creyó definitivamente el anfitrión, que volvió a apoyarse en la pegada de su goleador para intentarlo a pelota parada, amén de intensificar su presión alta y tocar con mayor sentido. Cualquier cosa podía pasar, visto lo visto, con la prórroga asomando con fuerza en el horizonte. Y la tuvo Munir, como en Salzburgo, aunque, igual que Austria, la mandó al larguero a bocajarro, tras un error de Pep Vidal que castigaron Óscar y Rafa Mir con una transición rápida. No hubo acierto ni fortuna, por lo que la segunda eliminatoria copera de los blanquirrojos también hubo de resolverse en el tiempo extra.

Pero no cesó el cortocircuito sevillista en los treinta añadidos. El Papu, Óscar y los de arriba combinaban relativamente bien, si bien la decisión final siempre era fallida, imprecisa. Y el tiempo transcurría inexorablemente sin acciones de peligro para Vicenç. En el 103, sí anduvo cerca Luismi Cruz, que la mandó muy cerca del palo, tras pedir Iván Romero penalti en su reverso taponado dentro del área. En el cuarto de hora postrero, se esperaba un asedio nervionense que no llegó. Antes al contrario, pese a ser un equipo un poco arcaico, en parte para no correr riesgos a estas alturas, tuvo contras interesantes el Andratx, como una de Markuss que cortó Gudelj de forma ilegal. Nada pudo evitar que la eliminatoria se decidiera desde el punto fatídico. Y la lotería sonrió al de Primera, que no lo demostró nunca: un palo de Óscar, una parada de Dmitrovic y un tiro al larguero de Gaspar firmaron la sufrida rúbrica.





FICHA TÉCNICA.-

CE Andratx:
Vicenç; Carlos Sánchez (Gaspar 97'), Damià Ramos, Pau Pomar, Pep Vidal; Llabrés (Sidive 109'), Gerardo Bonet, Álvaro de Dios (Kane 107'), José Bueno (Carlos Lorente 97'), Vinicius (Fernando 90'); y Guille Palmer (Markuss 46').

Sevilla FC: Dmitrovic; Juanlu (Montiel 91'), Gudelj, Rekik, Augustinsson; Joan Jordán (Delaney 74'), Rakitic (Papu Gómez 74'), Óliver Torres (Óscar Rodríguez 81'); Idrissi (Luismi Cruz 74'), Munir (Iván Romero 102') y Rafa Mir.

Árbitro: Martínez Munuera (valenciano). Amarillas a los visitantes Gudelj y Luismi Cruz.

Goles: 0-1 (57') Rafa Mir; 1-1 (65') Llabrés.

Penaltis: Rafa Mir, gol (0-1); Carlos Lorente, para Dmitrovic (0-1); Gudelj, gol (0-2); Gerardo Bonet, gol (1-2); Óscar Rodríguez, al palo (1-2); Pau Pomar, gol (2-2); Iván Romero, gol (2-3); Pep Vidal, gol (3-3); Luismi Cruz, gol (3-4); Fernando, gol (4-4); Papu Gómez, gol (4-5); Damià Ramos, gol (5-5); Delaney, gol (5-6); Gaspar, al larguero (5-6).

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda eliminatoria de la Copa del Rey, disputado en el Estadio Municipal de Sa Plana ante 2.000 espectadores, tras la instalación de gradas supletorias.