Estadio DeportivoHueco blanco

Marc Gasol, a golpes en Girona

El pívot catalán perdió absolutamente los nervios tras la derrota en la prórroga frente al Gran Canaria

Marc Gasol, a golpes en Girona
Marc Gasol, pívot del Girona. - UES
Gracia ÁvilaGracia Ávila3 min lectura

La situación se le fue de las manos a Marc Gasol, tras ver cómo se le escapó el partido al Básquet Girona frente al Gran Canaria (69-78). Andrew Albicy forzó la prórroga con un tiro libre (63-63) para tristeza de los de Fontajau, que no fueron capaces de aprovechar el añadido para amarrar la victoria. Los gerundenses tuvieron la oportunidad sumar su tercer triunfo esta temporada y poner algo de distancia con el descenso, que ocupan Manresa y Betis, pero vieron esfumada esa satisfacción.

Posiblemente, fruto de esta impotencia, y de haber rozado el triunfo con la yema de los dedos, Marc Gasol se pilló un tremendo cabreo que terminó pagando con el techo del túnel de vestuarios, al que le arreó un puñetazo, dejando el hueco de su puño señalado y tirando al suelo una de las placas que lo formaban. El 33, siempre muy competitivo, fue incapaz de controlar los nervios y perdió absolutamente los papeles.

Y es que Gran Canaria no era una empresa fácil para el Girona de Marc Gasol (13 puntos y 11 rebotes) y Pierre Oriola (10 puntos y 7 rebotes), que se toparon en la prórroga con el lado más efectivo del isleño John Shurna: 8 puntos de los 22 que anotó durante todo el encuentro. Para los canarios era su sexta victoria consecutiva en la Liga Endesa, afianzándose en la tercera plaza, solo superados por Lenovo Tenerife y Barcelona. Shurna fue el máximo anotador del encuentro con 22 puntos, tantos que fueron necesarios ya que en Girona les jugó sin complejos, de tú a tú.

El primer cuarto fue muy errático para ambos conjuntos. El round inicial acabó con una ligera ventaja local (12-10, tras una canasta de Sorolla), pero el Gran Canaria volteó el electrónico al inicio del segundo período gracias a Slaughter, Balcerowski y Shurna (35-46). Cuando el partido parecía roto, apareció la pizarra de Aíto para recortar distancias hasta 40-46.

Los visitantes despertaron justo al final del tercer período para llegar al cuarto con un 44-52. El equipo de Lakovic fue superior en muchos momentos, pero su irregularidad permitió que el Girona tuviera siempre opciones de rascar la victoria y se colocara por delante a falta de 2 minutos (61-58), con un triple de Oriola. Cuando mejor estaba la situación para los catalanes, Albicy forzó la prórroga y Shurna a golpe de triple sentenció para el Gran Canaria.