La portada de hoy
Estadio deportivo
LA CRÓNICA 

Real Sociedad 2-1 Real Betis: Se queda tirado en una de las últimas estaciones

04.04.2019 | 23:48
Joaquín pugna por el balón con el realista Juanmi.

El Betis ve pasar por delante de sus ojos el último tren a Europa, un objetivo que, matemáticamente hablando, no está ni mucho menos perdido, porque la séptima plaza, que tendrá premio mientras el Valencia siga como un tiro, queda ahora a cuatro puntos, aunque se antoja complicado desbancar a tantos equipos que ahora anteceden a los verdiblancos. Lo que quedó claro en tierras donostiarras es que no está muerto. Como mucho, tocado, pero no hundido. Le faltan detalles esenciales, los que marcan diferencias en el fútbol, pues yerra en las áreas más de lo que debería.

Esta vez con una versión más práctica y directa, sin desdeñar del todo un estilo que le hace imponerse siempre en el apartado de la posesión, llegó lo suficiente como para haberse llevado premio. No como en Vallecas, donde mereció caer. Pero este deporte suele quitarte lo que te da otras veces. Anoche, no debió perder, pero careció de la pausa que, tras el empate, le habría acercado al triunfo. No le interesaba, entonces, estirarse tanto ni ir a tumba abierta para desvestirse atrás, uno de sus hándicaps esta temporada, si bien el inconformismo natural de esta escuadra se vio engordado por las ansias de dar un golpe en la mesa en una pugna por las plazas privilegiadas de la que, si el viento no empieza a soplar en sentido opuesto, se ha descolgado en el peor momento posible.

De inicio, Setién introdujo mayor empaque y veteranía con Feddal, Barragán y Guardado, dibujando a su equipo más con un 1-4-1-4-1 (con Sidnei de lateral zurdo y Tello más adelantado) que con el asentado 1-3-4-2-1, amén de una referencia nata (Loren) y no con Jesé y Lo Celso alternándose como 'falsos 9'. Y pareció otro Betis, con las ideas claras en la asociación, que se realizaba a una velocidad mayor, y cierta verticalidad, gracias al movimiento entre líneas de los hombres de arriba y a la profundidad por los costados. Para completar el catálogo de bondades, la presión alta permitía a los heliopolitanos vivir con holgura en campo contrario.

Pero la mejoría en sensaciones, alimentada por sendos remates blandos de Gio y Loren a las manos de Rulli, así como por un centro-chut sin premio de Tello, recibió enseguida un golpe al mentón, fruto de un córner que no debió señalarse -Zaldua es el último en toca en su pugna con Cristian-, pero que los visitantes defendieron de manera nefasta: Oyarzabal ve a Juanmi completamente solo en el área -habían bloqueado a Guardado, puede que en falta-, el malagueño le pega mal y el balón, botando como un conejo, se cuela entre un bosque de piernas en la red.

El 1-0 hizo mucho daño a los verdiblancos, que apenas habían sufrido con un par de pases a la espalda de su adelantada zaga, culminados en un cabezazo alto del autor del primer tanto y en un disparo de Willian José que bloquearía Feddal. A partir de la rocambolesca acción del minuto 18, el bloqueo anímico fue castigado por el anfitrión, mejor en su achique. De hecho, Pau evitó el segundo en un derechazo del '12' realista, que lo había intentado antes a la media vuelta y de zurda, mientras que las estiradas béticas morían sin recompensa. Un córner muy cerrado de Tello y una intentona de Loren tras otra colada del de Sabadell, que se fue alto. Y pare usted de contar.

En la reanudación, el ímpetu de salida se convirtió pronto en la parsimonia habitual, inerme para cualquier oponente. Tocaba resetearse, persistir sin obcecarse en la misma fórmula. Vaya por delante que anoche en Anoeta se vio a un Betis más directo, que cambiaba la orientación cuando el juego lo requería. Y que buscaba a sus alas con insistencia, especialmente a Tello, que sacó la tarjeta a Zaldua y logró que éste no le atosigara lo suficiente a los once minutos en su penetración hasta la línea de fondos, desde donde sirvió al corazón del área para que Canales apuntilla. Se instalaba la justicia en el marcador.

La Real despabiló, consciente de que tampoco le valían las tablas, y estuvo cerca de hacer el 2-1 en un regalo de Guardado a Juanmi que Willian José estrelló en el cuerpo de Pau, felino y certero en el mano a mano. El balón iba de un área a la otra, casi sin habitar en la parcela ancha, lo que trató de enmendar Setién con la entrada de Jesé y Joaquín, quienes tenían que darle, a priori, la posesión con la poder serenarse antes de opositar al triunfo. Y así pudo llegar la remontada, aunque Rulli se estiró para impedir con la pierna que el portuense aprovechara a bocajarro la enorme dejada del grancanario (70').

A renglón seguido, una cabalgada de Sidnei rozó la recompensa en propia meta, aunque otro error en la salida habilitó en velocidad a un Juanmi que marró en la suerte suprema. Como Sandro y Willian José, éste a bocajarro, en las siguientes jugadas. Cualquier cosa podía pasar, hasta el punto de que nadie apostaba a que el duelo terminaría en empate. Y salió cruz, desgraciadamente.

Quedaba un cuarto de hora, tiempo que el míster santanderino concedió a Lainez para intentar rematar la faena. El joven mexicano, muy a su pesar, perdió un balón peligrosísimo ante Theo y Mikel Merino que Juanmi puso con calidad a la espalda de un Feddal que no fijó la marca de Oyarzabal, letal ante un Pau López que la tocó, pero que no pudo evitar el gol albiazul. No había hecho nada el 'pichichi' realista hasta el momento, pero apareció cuando debía.

Jesé, con un disparo mordido, y un córner que no pudo rematar con nitidez Carvalho constituyeron la tímida respuesta de los verdiblancos, que desperdiciaron una oportunidad de oro para acercarse a Europa, un tren que pasa de largo, quizás definitivamente, en el duelo donde más méritos hicieron en el último mes. Sin pegada, seguridad ni fortuna en los momentos claves, de poco les vale.


- Ficha técnica:

Real Sociedad: Rulli; Zaldua, Llorente, Aritz, Muñoz (Theo, min.75); Zubeldia, Sangalli (Sandro, min, 62), Merino; Juanmi, Oyarzabal, Willian José (Barrenetxea, min. 81).

Betis: Pau López; Sidnei, Feddal, Mandi; Barragán, Tello (Lainez, min. 76), Guardado, Willian Carvalho; Canales, Lo Celso (Joaquín, min. 66), Loren (Jesé, min. 66).

Árbitro: Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó a Llorente, Zaldua, Guardado, Barragán y Lo Celso.

Goles: 1-0, min. 17: Juanmi. 1-1, min. 56: Canales. 2-1, min. 82: Oyarzabal.

Incidencias: Partido de la trigésima jornada de la Liga Santander, disputado en el estadio de Anoeta ante 16.417 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Servicios

Nuestra Opinion

Nuestra Opinión

Sigue las opiniones de nuestros periodistas.

Hemeroteca

Hemeroteca

Toda la información de Estadio con solo un click.

Multimedia

Galería Fotográfica

Galería Fotográfica,Betis, Sevilla FC y mucho más...

El tiempo

El tiempo

Consulta el tiempo en Estadio Deportivo.

Descarga nuestra APP

Descarga nuestra APP

Toda la informacion deportiva en tu bolsillo.


Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal