LA CRÓNICA 

Barça 5-2 Betis: Se puede caer en el Camp Nou, pero así...

26.08.2019 | 00:00
Griezmann destrozó a un Betis muy frágil en defensa.

Sólo van dos jornadas, por lo que ser líder o colista a estas alturas importa poco. Lo del Valladolid puede considerarse un accidente, con una meritoria reacción que quedó sin premio. Y visitar el Camp Nou en la segunda jornada suele ser sinónimo de tropiezo, con o sin Messi en el campo. Pero la imagen ofrecida en la noche de este domingo por este Betis que cierra la tabla es preocupante.

Ni adelantarse en su primera llegada, de forma tan sorpresiva como inmerecida, hizo despertar a un equipo acomplejado de inicio a fin, esperando la mortaja de cualquiera que quisiera ejercer de verdugo. Replegado, sin ideas ni intensidad, persiguiendo sombras. La involución es notoria. Vale que hay que borrar todo rastro de Setién, aunque tampoco hay que retroceder tanto, hasta aquellas visitas por compromiso, con el '1' en la quiniela instaurado e inamovible a la postre.

De inicio, Rubi apostó por un 1-4-4-2 asimétrico que pretendía dar libertad a Emerson para recorrer la banda derecha, con Canales abrochando por ahí, al tiempo que Tello debía ayudar a Pedraza y Guardado auxiliar en la resta a William Carvalho, pero casi todo salió mal a los verdiblancos, acomplejados en su puesta de largo en un Camp Nou que coreaba las acciones al primer toque de los suyos.

Lo que ocurre es que, sin Leo, Luis Suárez ni Dembélé, el Barça no da tanto miedo, al tiempo que el Betis ha fichado a un jugadorazo como Fekir, que mandó a la red la primera que tuvo. También fue la primera estirada con sentido de los visitantes, que se ponían inesperadamente con 0-1 al cuarto de hora merced a una pérdida en la salida de Busquets: Canales se adelantó a Rafinha, combinó con Loren y el marbellí esperó lo justo para colar el balón entre Piqué y Lenglet para que Nabil controlara en carrera con la derecha y mandase un zurdazo raso junto a la base del poste, imposible para Ter Stegen.

Una sorpresa mayúscula visto lo visto, ya que los heliopolitanos apenas daban dos pases seguidos sin perderla, mientras que sólo la impericia de Rafinha y Griezmann (bien Sidnei al cruce ante ambos en los minutos 7 y 38, respectivamente) babía dejado a cero a un anfitrión mejor.

Antes del descanso, la lógica se impuso, cazando Antoine un gran pase de Sergi Roberto a la espalda de Bartra para fusilar a Dani Martín, que la rozó sin suerte. Incluso, un negado Rafinha perdonó el volteo ante un Betis que esbozó hasta tres contragolpes prometedores más, pero que apenas incomodó con una falta lejanísima de Fekir a las manos de Ter Stegen y con un centro pasado de Emerson que no alcanzó Loren. Gran premio en el intermedio, aunque sensaciones muy negativas para los de Rubi.

En la reanudación, el cuento se acabaría muy pronto. Lejos de despertar, el Betis acentuó su involución en el juego (desconocidos William Carvalho, Guardado, Tello y compañía) y su desidia. Resulta inexplicable que el Barça no te apabulle con su calidad, sino, especialmente, por sus ganas, por su intensidad. El esperpento a la vuelta de vestuarios deparó un volteo rotundo en diez minutos. Primero, Griezmann aprovecha la nula oposición de Pedraza para recibir, templar y ponerla por encima de un adelantado Dani Martín, que vio cómo Carles Pérez recibía en la frontal de Semedo, tras el enésimo error verdiblanco en la salida, driblaba a dos y la ponía rasa en la red, prácticamente por el medio. El 4-1 fue obra de Jordi Alba, que aprovechó el enorme hueco a la espalda de Emerson para, tomándose todo el tiempo del mundo, ponerla al palo contrario, con el portero foráneo ejerciendo de espectador indeseado.

Con todo ya decidido, Rubi movió el banquillo, aunque era tarde. Tardísimo. Al menos, el anfitrión levantó un poco el pie del acelerador, lo que aprovechó Loren para hacer su segundo gol de la temporada (y una asistencia), números tremendamente positivos, si no fuera porque no han valido para estrenar el casillero. El marbellí robó un balón en la frontal y mandó un derechazo violento a la escuadra.

Fue el último arrebato de orgullo de un Betis desdibujadísimo cuya actitud entregada dio cabida al estreno de Junior y, sobre todo, el del joven Ansu Fati, con apenas 16 años, que estuvo a punto de firmar el set culé con un latigazo que merodeó el poste derecho de un Dani Martín que no recordará con una sonrisa, precisamente, su estreno como titular.

- Ficha técnica:

5 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets (Arturo Vidal, m.73), Sergi Roberto, De Jong; Carles Pérez (Ansu Fati, m.78), Rafinha (Junior, m.81) y Griezmann.

2 - Betis: Dani Martín; Emerson, Bartra, Sidnei, Pedraza; William, Guardado (Joaquín, m.60), Canales (Laínez, m.76); Fekir, Tello (Kaptoum, m.60) y Loren.

Goles: 0-1, m.15: Fekir. 1-1, m.42: Griezmann. 2-1, m.50: Griezmann. 3-1, m.56: Carles Pérez. 4-1, m.60: Jordi Alba. 5-1, m.77: Arturo Vidal. 5-2, m.79: Loren.

Árbitro: José Luis González González (Comité castellanoleonés). Amonestó a Piqué (min.32), por parte del Barcelona; a Carvalho (min.90), por parte del Betis

Incidencias: partido de la segunda jornada de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 79.159 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Servicios

Nuestra Opinion

Nuestra Opinión

Sigue las opiniones de nuestros periodistas.

Hemeroteca

Hemeroteca

Toda la información de Estadio con solo un click.

Multimedia

Galería Fotográfica

Galería Fotográfica,Betis, Sevilla FC y mucho más...

El tiempo

El tiempo

Consulta el tiempo en Estadio Deportivo.

Descarga nuestra APP

Descarga nuestra APP

Toda la informacion deportiva en tu bolsillo.


Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal