Estadio DeportivoHueco blanco

Vidas cruzadas en el Benito Villamarín

Vidas cruzadas en el Benito Villamarín
Bartra ha sido uno de los 'cicerones' de Carles Aleñá, que no tiene 'cláusula del miedo' y podrá jugar. - R. S.
Estadio DeportivoEstadio Deportivo2 min lectura
El Betis recibirá este domingo al Barcelona en una cita en la que se verán las caras viejos conocidos de ambos equipos y en la que volverá al Villamarín el que fuese técnico verdiblanco en los dos últimos cursos, Quique Setién. La vuelta del cántabro será, en principio, uno de los alicientes de este choque. Pero, además, el partido tendrá especial significado para otros nombres. El primero de ellos, Carles Aleñá, quien ha llegado en el mercado de invierno al Betis cedido por el Barça hasta el final de temporada y no tiene 'cláusula del miedo'por lo que podrá alinearse frente al equipo al que pertenece.

Otro de los jugadores béticos para el que el duelo tiene una marcada significación es el lateral derecho brasileño Emerson Aparecido, uno de los fijos en los esquemas de Rubi, que es copropiedad del Barcelona y que jugará en el Benito Villamarín hasta junio de 2021.

También será especial para el central Marc Bartra, otro de los jugadores franquicia para el técnico verdiblanco y que llegó al Betis tras dos años en el Borussia de Dortmund y siete en la primera plantilla barcelonista (2009-2016); y para el extremo Cristian Tello, quien jugó en el Barcelona de 2011 a 2014. Con pasado culé, aunque más remoto, está también el lateral izquierdo Álex Moreno, quien ha llegado esta temporada al Betis procedente del Rayo y quien se formó en los juveniles del Barcelona.

En el lado barcelonista, el partido tendrá un significado especial para el hispano-dominicano Junior Firpo, quien fue fichado esta temporada por el Barcelona al Betis, en cuyos escalafones inferiores se formó desde edad cadete y con cuyo primer equipo debutó en el invierno de 2018 y disputó 43 partidos, en los que marcó cinco goles.