La portada de hoy
 
 

Estadio deportivo

Real Betis-Villarreal: Casi todo por hacer y por demostrar

01.07.2020 | 19:29
Real Betis-Villarreal: Casi todo por hacer y por demostrar

Se confunden quienes piensan que la 19/20 está ya amortizada en Heliópolis, que poco importa ya si el Betis queda el noveno o el decimocuarto, porque la temporada habrá sido un fracaso de cualquier modo. Y no ya por el incremento de ingresos que supone escalar puestos en la clasificación, que también, sino porque la mayoría de la plantilla está bajo la lupa con vistas al medio plazo. De no acontecer la grave crisis que se avecina, seguramente la limpia sería mayúscula, pero los actuales condicionantes invitan a pensar en la continuidad de la mayoría, que deberá reinventarse, y en la salida de los que puedan dejar más dinero en las arcas para rearmarse.

El nuevo técnico y el nuevo director deportivo tienen tarea. El grupo que se ha logrado reunir en los últimos años desprende calidad, aunque adolece de una terrible falta de competitividad las más de las veces, una tesitura que se agrava lejos de La Palmera. Precisa esta escuadra de carácter, de maldad, especialmente en labores de contención y en las acciones a balón parado, un lastre que arrastra desde hace lustros y que convierte a los verdiblancos en los segundos más goleados de LaLiga. Una carga difícil de soportar para un teórico aspirante que este curso, antes y después del parón, se ha estrellado sin remisión.

La defensa y el portero quedaron retratados el domingo en La Nucía, donde volvió a evidenciarse que la manta que abriga al Betis es tan corta que apenas le tapa uno de sus extremos cada vez. Fallaron la planificación y la elección de un entrenador que supiese sacar partido a una plantilla que supuso un desembolso, renovaciones aparte, de más de 70 millones de euros. Demasiado para las medianías que ha reportado en forma de resultados y clasificación. Por eso, por orgullo y dignidad, pero también por demostrar que hay amor propio y ganas de mejorar, los verdiblancos han de volver a la imagen, como mínimo, del día del Espanyol.

No se lo pondrá fácil un Villarreal en racha que está luchando por Europa, objetivo que estaba en el horizonte bético cuando comenzó el actual ejercicio, pero que se alejó irremisiblemente desde el fiasco en el derbi. No ha logrado levantar cabeza ni con Rubi ni con Alexis, al menos de manera constante, un equipo con demasiados altibajos y fisuras notables. Lo lógico sería incidir en los cambios que obraron el único triunfo desde la vuelta de la competición y uno de los dos en cinco meses. En cuanto a sistema y jugadores, pues los de La Palmera dejaron su puerta a cero siete jornadas después, por lo que todo hace indicar que, al menos de salida, se mantendrá en 1-3-4-2-1.

Joel y Bartra, señalados en tierras alicantinas, repetirán con casi toda seguridad. Deben tener la oportunidad de redimirse. Mandi volvería, seguramente por Feddal, con lo que Sidnei continuaría en esa primera escolta. Emerson, una vez cumplida su sanción y recuperado de sus molestias en el hombro izquierdo, ha de percutir por la derecha, como Pedraza por la izquierda, con Guardado fijo por dentro, acompañado por Guido o por Edgar, ya que William Carvalho está sancionado. Canales y Fekir, bastante bien ante el Levante, parecen fijos, si bien el santanderino podría retrasar su posición. En la punta de lanza, Borja Iglesias relevaría a Loren, con algunas opciones para el felizmente reaparecido Juanmi.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal