Hueco blanco

El Sporting aún negocia con Feddal y cierra a Porro; el Benfica cerca a Cabrera

El Sporting aún negocia con Feddal y cierra a Porro; el Benfica cerca a Cabrera
- Ó. M.
Óscar MurilloÓscar Murillo3 min lectura
Los clubes portugueses están bastante activos en este arranque del mercado veraniego, con las miras puestas fundamentalmente en LaLiga. De esta forma, el Sporting Clube continúa dilatando las negociaciones por Zou Feddal, que parecían cerradas hace más de un mes, pero que han sufrido varios retrocesos por diferentes cuestiones, como el deseo del club lisboeta de retocar un acuerdo ya cerrado, la petición por parte bético de garantías de pago, la falta de fondos para acometer la operación o las vacaciones de un directivo clave para firmar por parte lusa. Ahora, parece que el asunto estriba entre las dos partes no heliopolitanas.

Así, desde la planta noble del Benito Villamarín autorizaron que el central marroquí se quedase en Sevilla y no viajara el martes a Marbella junto al resto de sus compañeros para realizar el 'stage' de pretemporada. En principio, todo hace indicar que el Sporting respetará el pacto económico inicial (2,7 millones de euros fijos y 800.000 en variables), aunque desde La Palmera sólo aceptarán el aplazamiento a largo plazo con garantías bancarias. Los 'Leoes' sí han pedido un esfuerzo a Feddal para que rebaje sus pretensiones (iba a cobrar poco más que aquí, un millón de euros netos, hasta 2024) para cuadrar los números, pero los agentes del norteafricano piden a cambio una prima de fichaje de medio kilo.

Entre tantos, los albiverdes, que ya contrataron al lateral zurdo Antunes y tratan de convencer al meta Adán, han aprovechado para concretar otro fichaje que también interesaba al Betis. Se trata del carrilero diestro Pedro Porro, cedido por el Manchester City en el Valladolid y que llegaba este jueves a la capital portuguesa para pasar reconocimiento médico y firmar su nuevo contrato. Los ingleses lo ceden por dos campañas al Sporting, que se hace cargo de su ficha (400.000 euros) y tendrá en 2022 una opción de compra por 8,5 kilos. Una buena gestión de Hugo Viana, que prefiere seguir regateando por Feddal.

Y el Benfica se ha lanzado en serio a por un central que está en la órbita heliopolitana, sólo a expensas de que haya en caja ingresos por ventas que financien el acercamiento. Se trata de Leandro Cabrera, que cuenta con una cláusula para marcharse cedido a un equipo de Primera que asuma su sueldo, aunque podría ser traspasado, ya que las 'Águilas' han ofrecido al Espanyol ocho millones por el uruguayo, aunque los 'pericos' exigen casi el doble (15). Según los principales diarios lusos, todo podría cerrarse en un punto intermedio.