Real Betis-Real Sociedad (3-1): A cuartos por el de siempre y el de casi nunca

26.01.2021 | 23:36
Real Betis-Real Sociedad (3-1): A cuartos por el de siempre y el de casi nunca

Logró el Betis su billete a cuartos de final de la Copa del Rey sufriendo, pero con la sonrisa postrera a la que se está acostumbrando en un 2021 en que sigue invicto. Llegó el signo que le faltaba ante la Real Sociedad, que se paseó en el Villamarín (no sin polémica arbitral) en LaLiga (0-3), pero que vio el sábado cómo los de Pellegrini igualaban en la recta final un 2-0 adverso. El triunfo llegó tras una prórroga, remontando otra vez (feliz reencuentro con los volteos el de los heliopolitanos) y con dos protagonistas diferentes: el esperado, el de siempre (Canales hizo el empate en el 78); y el de casi nunca, Borja Iglesias, con doblete para la sentencia.

Arrancaron ambos equipos con un ritmo alto, dando continuidad aparentemente al intenso intercambio de golpes del pasado sábado en Anoeta. En parte, influyó que los técnicos dieran su importancia a estos octavos de Copa en sus alineaciones, más titulares que se costumbre en el torneo del K.O. La lucha por la posesión, de hecho, presidió el arranque, con aviso de cabeza de Paul a la salida de un córner para abrir el capítulo de oportunidades. La detuvo bien abajo Álex Remiro. Una acción que espoleó a los de Pellegrini, atentos atrás al cruce y con movilidad en campo ajeno.

Además, la presión alta daba réditos en forma de faltas y recuperaciones a los verdiblancos, más 'enchufados' que en LaLiga de inicio. En el 9, Montoya (una de las novedades) provoca un derribo de Mikel Merino que Fekir cuelga al segundo palo para que el balón se pasee por el área pequeña sin rematador ni despeje. Contestó la Real con los mismos argumentos y Oyarzabal en la 'percusión'. La contienda se presentaba entretenida. Las transiciones eran continuas y cada cual se plantaba enseguida en zona peligrosa.

Pero el primer despiste costó caro: el '10' vasco cruza perfectamente ante la salida de Joel, después de recibir totalmente solo (Montoya estaba muy adelantado), una dejada sin tocarla de Isak a pase de Gorosabel. Tocaba remar a contracorriente por enésima vez. Y trató de levantarse pronto el Betis, como ha ocurrido ya cuatro veces en lo que va de 2021. Asumió la responsabilidad el campeón del mundo, que estrellaría en la barrera una falta desde la frontal. No está siendo su fuerte la definición, todo lo contrario que la personalidad y las ganas.

Cumplida la media hora, una melé en las inmediaciones de Joel, tras una posición notoriamente ilegal de Guridi en el origen, terminó en una contra en la que Nabil se la puso demasiado larga a Canales. Justo antes, Lainez no cazó por poco (arrollando después a Remiro) un pase en largo. No había tregua, unos para sentenciar y los otros para igualar. De momento, los easonenses se defendían bien, con las líneas muy juntas y sacrificio de los atacantes en las ayudas y las vigilancias, especialmente en los costados.

El anfitrión lo hacía casi todo con sentido hasta la última decisión, donde siempre faltaba un pase más preciso o una anticipación que permitiera el disparo nítido. Su rival aguardaba con calma su oportunidad para apuntillar. Lo pudo hacer Isak a cuatro del intermedio, de nuevo cogiendo la espalda a Montoya, pero le estorbaron lo justo los centrales para que su disparo no fuese limpio. Fue lo último noticiable del primer tiempo.

No hizo cambios Pellegrini, pero el encuentro sí experimentó prontísimo una variación significativa: falta sobre Sidnei de Illarramendi, que amaga pero no da del todo, aunque Mateu decide, previa consulta al VAR, expulsar por doble amarilla al reaparecido pivote albiazul. La Real se quedaba con diez en un momento clave. Y quiso aprovecharlo el cuadro verdiblanco, pero Álex Remiro despejó como pudo el derechazo desde lejos de Tello entre la niebla y Lainez, que no se esperaba el rechace, se la echó al cuerpo con su pierna mala.

Pese a jugar con diez, no se deshizo el conjunto de Imanol, hasta el punto de que Mikel Merino pudo marcar con el exterior, tras cazas un balón suelto en el semicírculo. Tenía que mandar y asustar el Betis de una vez por todas, agarrar el toro por los cuernos. A punto estuvo de conseguirlo Sanabria, pero Le Normand se cruzaría de manera providencial para evitar que el gran pase de Canales tuviera recompensa. El riesgo tenía consecuencias, por lo que Portu rozó la sentencia, si bien no llegó en el segundo palo al centro de Monreal. Toma y daca.

Alguacil optó por replegar velas y fiarlo todo a alguna acción aislada, aunque pudo haber tenido más sentido si Portu no estrella su mano a mano en Joel, brillante esta vez al salir de la cueva para tapar todos los huecos al murciano. La Real se formó con tres centrales y sin referencia clara, mientras que su homólogo chileno metió a Joaquín y Rodri en busca de más frescura de ideas. Porque faltaba profundidad a los verdiblancos, que reclamaron una mano en el área de Aritz Elustondo que pareció, pero que se iría al limbo.

Muchas opciones de empate se esfumaron a falta de un cuarto de hora por la inocente autoexpulsión de Sanabria, que, con una amarilla previa y tras el indulto a un manotazo en la segunda parte, se marcó una chilena imposible que terminó impactando en Zubimendi, pero, contra pronóstico, los locales empatarían no en superioridad, sino cuando se restableció el equilibrio numérico: Canales se revuelve bien en la frontal y cruza por bajo junto al poste, imposible para Álex Remiro. Ahora, tocaba serenarse y esperar el momento para dar el zarpazo que evitara la prórroga.

William Carvalho gozó de la más clara, con un testarazo a bocajarro que se sacó de encima como pudo el meta donostiarra. El tiempo pasaba inexorablemente y el cansancio hacía mella en ambos conjuntos, con lo que la prórroga resultó inevitable. Merquelanz, ya en el alargue, disparó arriba en zona franca a pase del ya lateral diestro Aritz Elustondo, pero más clara aún fue la de Joaquín, que cabeceó desviado con todo a favor a pase de Canales, que le devolvía la del sábado. No pudo ser.

Imanol sí obró un paso adelante en busca de los cuartos nada más arrancar el tiempo extra, dando entrada a Carlos Fernández por Aritz, materializándose este giro con un doble disparo de Januzaj (espoleado por las críticas públicas de su entrenador por lo del otro día) ue despejaría bien Joel. Pero no estaba dispuesto el Betis a bajar los brazos precisamente ahora. Y Borja Iglesias iba a romper su sequía en el momento más oportuno: espectacular control orientado del 'Panda' al pase con música de Rodri para resolver el mano a mano de zurda. Le había dado la vuelta al marcador el conjunto heliopolitano.

No se echaron atrás pese al 2-1 los de Pellegrini, partidarios de que la mejor manera de defender es tener el balón lo más lejos posible de tu portería. Con todo, la clave era ya no cometer errores y, si se ponía a tiro, finiquitar los octavos en una transición. Y, de nuevo, pudo lograrlo Carvalho, que estrelló su chutazo con la izquierda, tras varios regates exitosos, en un Álex Remiro que forzaría el córner. Pero confiarse no era una opción: Joel volaba para acompañar fuera un lanzamiento ajustadísimo de Merquelanz, que repitió, esta vez con la testa, intento y destino.

Quedaban quince minutos para meterse en el sorteo del viernes y luchar por un puesto en semifinales, para lo que el técnico chileno tiró del ímpetu de Emerson, su sexto y último cambio ya (se permiten en las prórrogas). La Real se volcó con más corazón que cabeza, rozando el gol por tercera vez por medio de Januzaj. Joaquín tiró luego de galones para forzar una falta y que los minutos corrieran mientras se recuperaba el resuello. Encima, el portuense la puso de dulce para que Borja, el que más necesitaba esta alegría, cabeceara abajo perfectamente, poniendo la sentencia en el marcador. No estaba hecho, pero casi.

Y se iba a sufrir todavía, porque Januzaj recortaba distancias a falta de cuatro minutos, aunque el tanto fue anulado por un fuera de juego del propio belga en el inicio de la jugada. Respiraban en Heliópolis, incluso pese a los dos minutos que añadió el peculiar colegiado valenciano, que este martes acertó prácticamente en todas sus decisiones. Supo aguantar el conjunto verdiblanco, que acorta un poco más el camino más directo hacia Europa... y hacia un título.

FICHA TÉCNICA.-

Real Betis: Joel; Montoya (Emerson 106'), Mandi, Sidnei (Víctor Ruiz 56'), Álex Moreno; Paul (William Carvalho 85'), Canales; Lainez (Joaquín 67'), Fekir (Borja Iglesias 85'), Tello (Rodri 67'); y Sanabria.

Real Sociedad: Álex Remiro; Gorosabel (Januzaj 85'), Aritz Elustondo (Carlos Fernández 91'), Le Normand, Monreal; Illarramendi, Guridi (Zubeldia 54'), Mikel Merino; Portu (Barrenetxea 85'), Oyarzabal (Merquelanz 65') e Isak (Zubimendi 65').

Árbitro: Mateu Lahoz (valenciano). Expulsó por doble amarilla al donostiarra Illarramendi (48') y al heliopolitano Sanabria (75'). Amonestó también a los locales Lainez y Víctor Ruiz, así como al visitante Le Normand.

Goles: 0-1 (13') Oyarzabal; 1-1 (78') Canales; 2-1 (96') Borja Iglesias; 3-1 (112') Borja Iglesias.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey, disputado a puerta cerrada en el Estadio Benito Villamarín de Sevilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal