Hueco blanco

La defensa de Pellegrini a los siempre cuestionados

La defensa de Pellegrini a los siempre cuestionados
La defensa de Pellegrini a los siempre cuestionados. - A. Sáez
Alejandro SáezAlejandro Sáez3 min lectura
Este domingo, ante el Espanyol, se le escaparon dos puntos al Betis de Pellegrini en el Benito Villamarín. Un encuentro en el que los de Heliópolis empezaron perdiendo, como tantas otras veces, y que consiguieron remontar, impidiendo el triunfo un gol postrero de Cabrera para los 'pericos'.

Una rigurosa expulsión a Germán Pezzella en el tramo final del encuentro fue aprovechada por los blanquiazules para acabar igualando un partido en el que los béticos acabaron realizando un esfuerzo encomiable en un encuentro en el que el centro del campo verdiblanco hizo una gran labor, así como la media punta.

Y tras el encuentro, Pellegrini lo resaltó, destacando la figura de aquellos hombres que, por lo general, suelen ser más criticados o cuestionados por el beticismo, como son Álex Moreno, William Carvalho o Fekir, a quien siempre se le pide que tire del carro cuando las cosas no marchan como se esperaba.

"Fekir se echa el equipo a la espalda. Hoy hizo un partido brillante. Es un jugador que no elude la responsabilidad en el trabajo sin balón. Es el nivel que viene jugando desde hace rato", destacó el entrenador del Betis sobre el campeón del mundo con Francia, quien por fin encontró el gol. El galo demostró, una vez más, su personalidad para venir a recibir, hacer estragos con sus regates y asociarse entre líneas. Un auténtico partidazo del francés que el técnico chileno resaltó.

Lo mismo hizo Pellegrini con William Carvalho y Álex Moreno, quienes este pasado mercado estival estuvieron en la rampa de salida: "Estoy muy contento con William y Álex, que son muy criticados y hoy han realizado un gran partido".

El internacional luso lo hizo prácticamente todo bien durante 70' de juego en los que demostró mucho criterio y estar físicamente mejor. Recordó al que llegó en 2018.

Álex Moreno, por su parte, desbordó en un sinfín de momentos por su banda izquierda, aunque la última decisión sigue siendo su mayor tara.