Hueco blanco

Luis de la Fuente regala una ovación de La Cartuja a Rodri y Miranda

Luis de la Fuente regala una ovación de La Cartuja a Rodri y Miranda
15
Canales sigue sin contar para Luis Enrique y su lesión de tobillo ha sido un handicap extra. Tampoco obtiene premio Fekir, que después de proclamarse campeón del mundo ha contado poco para Deschamps. Portugal ha llamado a Carvalho, que no estuvo en septiembre, pero no a Rui Silva, que no va desde la Eurocopa. Además, Diego Lainez sigue sin ir con México ya que aún no ha jugado con el Betis desde que se lesionó su JJ.OO. de Tokio y Rober se ha quedado fuera de la sub 21. El mes pasado, Luis de la Fuente le convocó, pero luego se cayó por unas molestias y apenas ha tenido minutos desde entonces.
Óscar MurilloÓscar Murillo3 min lectura
Si William Carvalho, que volvió a saborear las mieles de la titularidad en el amistoso contra Qatar, se quedaba sin minutos en la goleada (5-0) de Portugal a Luxemburgo, esta vez en partido valedero para la fase de clasificación para el Mundial de 2022, en una nueva exhibición de Cristiano Ronaldo, los otros dos béticos que competían con su selección este Día de la Hispanidad saltaron de inicio y se marcharon antes del final, un premio que Luis de la Fuente quiso conceder a Juan Miranda y Rodri Sánchez, ovacionados por el público congregado en el Estadio de La Cartuja.

El lateral zurdo fue más carrilero que nunca. Pese a la línea de cinco dispuesta en defensa por Irlanda del Norte, la fragilidad del rival y la habitual profundidad del olivarense convirtió el costado en un correcalles. El '3' anduvo más seguro atrás que frente a los eslovacos, desdoblándose continuamente y sirviendo un sinfín de balones al área. Incluso, a la hora de encuentro, no controló bien un pase de Rodri que le dejaba solo ante el portero. Dejó el terreno de juego a los 77 minutos. Por su parte, el extremeño ya aparcó los nervios del debut con la selección española sub 21 y ofreció un clínic de 72 minutos de los que acostumbra a brindar en el Benito Villamarín.

Como mediapunta de nuevo, pero con total libertad de movimientos, el '10' desbloqueó su catálogo completo de pases imposibles, controles orientados y asociaciones con los compañeros. Rozó el tanto en un zurdazo que se sacó como pudo de encima, muy cerca del travesaño, el portero norirlandés, amén de asistir con su pierna mala a Sergio Gómez en el 2-0. Puso de gol varias veces a Abel Ruiz, que no lo aprovecharía. Rodri buscó con insistencia su tanto, pero se le resistió esta vez. No así el cariño de la grada y de Luis de la Fuente, que le felicitó al marcharse. Una tarde en la oficina para el de Talayuela, esta vez en la oficina nacional.

Puede consultar en nuestra galería.