Hueco blanco

El Betis y los mediocentros: los que están y los que pueden llegar, ahora y en verano

El Betis y los mediocentros: los que están y los que pueden llegar, ahora y en verano
13
Desde Francia, donde lo sigue el Lille, se habló de un acuerdo entre Fenerbahçe y Betis para traspasarlo ahora en enero, un extremo desmentido a este medio de comunicación por la parte verdiblanca.
Óscar MurilloÓscar Murillo3 min lectura
Se acerca de manera inexorable el cambio de año y, con él, la apertura de la ventana invernal de transferencias, un zoco disminuido en sus últimas ediciones por mor de los efectos colaterales de la pandemia de coronavirus en la mayoría de países y clubes, aunque siempre una oportunidad interesante para remodelar plantillas. Es un mes ideal para encontrar acomodo a los que no tienen minutos, pues las condiciones se flexibilizan respecto al verano anterior, ya que clubes y futbolistas asumen que es mejor ahorrarse un sueldo o perder algo de dinero para que el 'producto' no pierda valor y se mantenga en forma. A este mercado acudirán muchos o, como poco, lo mirarán de reojo, especialmente cuando vaya acabando enero, por si aparece una 'ganga' de última hora.

En el caso del Betis, la necesidad obliga en primer lugar a hacer sitio a las posibles incorporaciones, negociando además con LaLiga el reajuste del tope salarial, para lo cual ayudan los últimos datos de ticketing y abonados, algunos acuerdos firmados en materia de patrocinio y el Plan Impulso, aprobada la inyección económica del fondo de inversión CVC. Pero, igualmente, con las 25 fichas profesionales ocupadas y tres miembros del grupo matriz (Miranda, Rodri y Rober) ocupando licencias del filial, es preciso que haya salidas. También en materia económica, aunque la legislación permite destinar únicamente un 25% de lo amortizado a nuevas altas, por lo que, de no ser una cesión de bajo coste, apenas habría margen para otra operación.

Salvo sorpresas postreras, indeseadas por un Betis que pretende no sólo mantener su nivel, sino mejorarlo, en una temporada con todo abierto por arriba ante el bajón de Atlético, Barcelona o Villarreal, la idea es desprenderse de los jugadores verdiblancos con menos minutos, bien con desvinculaciones o con préstamos hasta el 30 de junio próximo. Todas las miradas se dirigen a Joel, Paul, Camarasa o Rober, pero tampoco se descarta que Sabaly recupere el ritmo en otro destino, por ejemplo. Tello podría manejar también ofertas que interesen a todas las partes. El objetivo, contratar a un mediocentro defensivo de experiencia y garantías para competir con Guido. Y, si sobrara, buscar un quinto central.

Parece demasiada aspiración, aunque se intentará. Opciones hay de sobra, para relevos a corto o a medio plazo. Porque, en cualquier caso, se aplazará el rastreo hasta verano de no poder satisfacerse esa necesidad en la ventana invernal. Tanto para crecer como para cubrir posibles fugas.

Consulte en nuestra galería.