Hueco blanco

Más presión con Cho y pendientes de Aouar, pero no son los únicos de la Ligue 1 que gustan al Betis

Insisten con una salida de Fekir que el propio campeón del Mundo descarta y, por si acaso, Antonio Cordón tendría ya a sus relevos preferidos

Más presión con Cho y pendientes de Aouar, pero no son los únicos de la Ligue 1 que gustan al Betis
- Villa Gómez
Villa GómezVilla Gómez5 min lectura
La Ligue 1 ha sido siempre un importante caladero para los clubes del resto de Europa, al tratarse de la menos inflada en lo que a sueldos se refiere de las cinco grandes. Quitando al PSG, el Mónaco, el Lyon y algunos futbolistas de Marsella o Niza, se pueden 'pescar' gangas habitualmente, aprovechando la oportunidad de reclutar a buenos futbolistas en un mal momento o a jóvenes que despuntan y todadía no están bajo el radar de los más pudientes. Bien es cierto que esta labor de rastreo se complica cada vez más, pues hasta el club más normalito tiene ojeadores que siguen en exclusiva o con asiduidad los partidos de las dos primeras categorías de Francia, por lo que resulta normal ya que efectivos prácticamente desconocidos tengan detrás a entidades de la Premier (siempre con más poder adquisitivo que en LaLiga), la Serie A o la Bundesliga.

Rara es la temporada de lo que va de siglo que el Betis no ha recurrido al país vecino para encontrar refuerzos, de diverso rendimiento eso sí (Sabaly, Fekir, Lo Celso, Jesé, Boudebouz, Mandi, Jonas Martin, Kadir, Digard, Andersen, Perquis, Paulao, Emana, Pavon, Pancraté), por lo que no extraña que siga pendiente de quien destaca allende sus fronteras del norte. Desde hace casi tres meses, se habla con fuerza de un delantero, Mohamed-Ali Cho (18), con números discretos (apenas cuatro goles y una asistencia en la 21/22 con el Angers) para su alta valoración por parte de las webs especializadas (15 millones de euros). Insisten en que desde la planta noble del Benito Villamarín se abonaría una cantidad similar, después de tres reuniones con la familia del anglo-francés, en la órbita también de Tottenham, Salzburgo, Milan y Olympique de Marsella, que habría alcanzado un acuerdo con los blanquinegros, pero no con el atacante, que sueña con LaLiga.

Además, se relaciona al Betis con Houssem Aouar (23), ex compañero de Nabil Fekir en el Lyon que ha heredado más o menos su rol, aunque ha firmado un curso irregular, con un buen final (ocho tantos y cuatro asistencias en 45 encuentros), y no renueva un contrato que expira en 2023, por lo que está en el escaparate, con un precio de salida también de 15 kilos. Medios galos especulan con un reencuentro con el campeón del Mundo o bien con que sea su sustituto en caso de una venta que el '8' verdiblanco ha descartado por activa y por pasiva, renovando (ligeramente a la baja en lo que a emolumentos se refiere para ayudar a la institución) hasta 2026 y aumentando los medios de su 'negocio' ecuestre en la provincia de Sevilla, en realidad una afición que se ha convertido en pasión. Ni los 'cantos de sirena' del Newcastle ni otros se han transformado en ofertas formales o informales en La Palmera, muy tranquilos a este respecto.

No obstante, le siguen saliendo sustitutos a Fekir. El último, la estrella del Nantes, campeón de la Copa de Francia y noveno clasificado de la Ligue 1. Se trata, según 'But!' de Ludovic Blas (24), mediapunta originario de Martinica que se formó en el Guingamp, que lo vendió por 8 millones en 2019 a 'Les Canaris', donde ha firmado 15 dianas y brindado cinco a sus compañeros. Con dos años más de vinculación a orillas del Loira, está tasado por 'Transfermarkt' en 16 kilos, aunque el club amarillo querría cuatro más por el autor del gol que les ha otorgado su último título. Desde la Premier apuran para llevárselo, mientras que se antoja un 'plan B o C' en Heliópolis, con muchos condicionantes, aunque de un perfil indudablemente interesante.