Hueco blanco

Lo que le queda todavía por fichar al Real Betis

La planificación que lidera Antonio Cordón ha deparado ya tres incorporaciones (dos caras nuevas), con una hoja de ruta tan clara como condicionada

Lo que le queda todavía por fichar al Real Betis
- Óscar Murillo
Óscar MurilloÓscar Murillo4 min lectura
Como otras veces, la pericia y el conocimiento del mercado de Antonio Cordón ha permitido al director general deportivo del Real Betis adelantar trabajo. Si a la apertura del mercado estival de 2021 se presentó ya con Rui Silva y Sabaly cerrados a coste cero, prácticamente todo lo preciso para la 22/23 se encuentra concretado también. Así las cosas, los técnicos detectaron algunas carencias en la plantilla que debían ser subsanadas, aparte de compensar la marcha por fin de contrato (y la deseada de otros con vinculación más larga). La obligación de compra por Willian José es un fichaje, por mucho que la permanencia del delantero brasileño fuera un secreto a voces, al tiempo que se consiguió eludir la competencia por el central Luiz Felipe, que queda libre oficialmente en diez días, y el extremo Luiz Henrique, por el que se desembolsarán nueve millones de euros fijos (en tres plazos) y 2,6 en bonus.

Ahora mismo, cuestiones burocráticas aparte (no se pueden inscribir hasta liberar masa salarial), los verdiblancos tienen todos sus dorsales ocupados, teniendo en cuenta que únicamente se marcharon Bellerín y Tello, cuyas plazas serán para las dos caras nuevas cuando puedan. Incluso, habría 'overbooking', incluso con el favor que volverían a hacer Rober y, sobre todo, Miranda y Rodri, que se han ofrecido a seguir con número del filial para hacer hueco al resto. Bravo podría soltar el '25' y pillar el '1' de Joel para que hubiese una vacante, de momento para Loren Morón, que regresa de su préstamo al Espanyol. Por todo lo anterior, el Betis no hará más adquisiciones hasta que se produzcan nuevos movimientos de salida, bien de descartes o bien de ventas obligadas para cuadrar las cuentas.

Entienden en los despachos del Benito Villamarín y la Ciudad Deportiva Luis del Sol que la parte principal del objetivo, la de cubrir lagunas (no tanto en posiciones desocupadas o 'cojas', sino en referencia a perfiles que se echaban de menos), está más que cumplida, por lo que, con diferentes alternativas y escenarios sobre la mesa, pendientes de activación según transcurran los meses de julio y agosto, tendrá lugar ahora un necesario parón. Cordón cuenta con opciones en todos los puestos, habida cuenta de que se escuchan ofertas por los miembros más apetecibles de su plantel (William Carvalho, Álex Moreno, Borja Iglesias), con especial hincapié en los que dejarían una plusvalía mayor (Rui Silva, Guido Rodríguez), pero tampoco se malvenderá a nadie. Existen otras vías de financiación para evitar descuadres o, en caso de haberlos a 30 de junio, poder convivir con sus consecuencias.

Por ejemplo, hay un pacto con Bellerín y otro con Ceballos para que presionen y aguanten, pero, antes de cerrar sus hipotéticos fichajes, deberían dejarles sitio Montoya y otro mediocampista. En el Betis son conscientes de que se producirán movimientos, pero trabajan de manera paralela por si la configuración actual fuese la definitiva para la 22/23 (con Luiz Henrique y Luiz Felipe como únicos 'novatos), improbable aunque perfectamente factible. Además, la renovación de Camarasa incluye una posible cesión si llegaran refuerzos en el eje de la medular. Otros, como Paul, también atenderían propuestas en tal caso. Demasiados condicionantes, si bien insisten desde La Palmera en que se ha cubierto la parte esencial de la planificación, quedando la definitiva en 'stand-by' a la espera de que haya o no otras despedidas de Heliópolis.