Estadio DeportivoHueco blanco

Ugo Humbert cumple, pero no vivirá su esperado duelo de cuartos ante Pospisil en el ATP Challenger de Pozoblanco

El tenista francés Ugo Humbert y el británico Paul Jubb dirimieron uno de los mejores partidos de la historia del torneo, que se resolvió en el tercer set

Ugo Humbert cumple, pero no vivirá su esperado duelo de cuartos ante Pospisil en el ATP Challenger de Pozoblanco
Ugo Humbert, a cuartos en Pozoblanco. - ED
Antonio José MedinaAntonio José Medina11 min lectura

No habrá duelo entre Ugo Humbert y Vasek Pospisil en cuartos de final del Open Ciudad de Pozoblanco Covap, Memorial Fabián Dorado. El francés, tras un partidazo, logró el ansiado pase ante un soberbio Paul Jubb, pero Pospisil no pudo hacer lo propio con todo de cara y acabó sucumbiendo ante el estadounidense Emilio Nava en octavos de final de este torneo ATP Challenger, con 50.000 dólares en premios, que se celebra hasta el 24 de julio en la localidad cordobesa de Pozoblanco.

Ugo Humbert y Paul Jubb han deparado un partido para el recuerdo. El nivel que ambos contendientes han ofrecido en una pista central abarrotada quedará para el historia del Open Ciudad de Pozoblanco junto a otros partidos que, años después, se siguen rememorando en el Open Ciudad de Pozoblanco. El encuentro acabaría decantándose para Humbert, pero bien pudo haber caído para cualquiera de las dos partes. El 105 a 103 puntos, a favor de Jubb, con el que acabó la contienda da una idea de lo igualada que estuvo.

En uno de los grandes duelos de octavos de final, el tenista con mejor palmarés reciente del torneo, Ugo Humbert, se cruzaba con otro de los jóvenes tenistas que están llamando a la puerta de los grandes torneos y que, como demostró en Wimbledon ante Nick Kyrgios, tiene tenis para hacerlo.

El partido no defraudó y acabó resolviéndose en el 'tie break' del tercer set, algo que no se preveía después de ver una primera manga en la que, pese al resultado (7-5), Humbert había llevado siempre la iniciativa. El tenista galo dominó, contó con hasta cuatro opciones de ruptura en el tercer y quinto juegos, y apenas pasó apuros con su saque. Jubb resistía como podía, jugando mucho con segundos servicios y mostrando una tranquilidad impropia de su edad. Al final, el esperado 'break' acabó llegando en el duodécimo juego y, con él, el set favorable para el tercer cabeza de serie.

Jubb no sólo no se vino abajo sino que reaccionó llevándose el primer juego, al resto, en la segunda manga. Una ventaja que no sólo mantuvo, pese a las tres opciones de 'break' de su rival, sino que acabó consolidando con una nueva ruptura que abocaba el partido al tercer set.

La tercera manga fue de un nivel altísimo, con ambos tenistas muy metidos y seguros con su saque, y en el que Humbert tuvo que tirar de experiencia para salir indemne. Hasta en dos ocasiones estuvo contra las cuerdas con su servicio. En especial, cuando el marcador señalaba un 4-4 y a Jubb se le veía muy crecido, pero al francés se le vio especialmente intenso en los intercambios y logró sacarlas adelante.

El británico, por su parte, apenas sufría con su saque, amparado en primeros que a veces lograba meter por encima de los 210 kilómetros por hora. Y eso, en altura, es letal. Sin embargo, justo eso, el servicio, fue lo que le hizo falta en el 'tie break'. La igualdad les llevó a ese desenlace, en el que Humbert empezó mandando y acabó consolidando una importante ventaja gracias a dos dobles falta de su rival, que ya no desperdiciaría. Al final, 7-5, 2-6 y 7-6(4) en dos horas y 35 minutos de juego.

Pospisil no sentencia y acaba cediendo ante el empuje de Nava

Quien no pudo seguir la estela de Humbert fue el otro exTop-25 presente en el cuadro final. Vasek Pospisil sucumbía ante el estadounidense Emilio Nava tras otro partido intenso, que el canadiense tuvo en su mano con un set a favor 5-4 y saque para ganar el partido, que aún pudo cerrar con dos puntos de 'break' en el undécimo juego, pero que acabó cediendo en un tercer set en el que el físico le jugó una mala pasada.

Pospisil, como el día anterior ante Nicolás Álvarez, comenzó dominando claramente gracias a su servicio. Con sólo tres puntos cedidos con su saque y el 100% de los que jugó con primeros, sólo tenía que aprovechar una oportunidad al resto para llevarse el set; y ésta llegó muy pronto, en el segundo juego, lo que le permitió encarrilar la manga y resolverla en poco más de media hora.

El partido tenía los mismos derroteros en el arranque de la segunda, pero a Nava se le veía cada vez más cómodo al resto y empezaba, poco a poco, a jugar todos los puntos; al tiempo que obligaba a su rival a correr en esos largos intercambios en los que se acaba desgastando a los contrarios. Aunque Pospisil empezó a sufrir, logró salvar la única situación comprometida que tuvo en el cuarto juego, cuando el estadounidense de origen hispano tuvo por primera vez opciones para romper el servicio de su rival.

Sería Pospisil el que lo hiciera, en un juego clave, el noveno. Con 4-4, el canadiense logró ponerse con ventaja por primera vez en todo el set y sacaba para cerrar el partido. Pero falló, Nava ganó de forma cómoda el juego y alargó el partido. Incluso evitó un nuevo 'break' al salvar dos bolas en el undécimo juego. Así se llegó al 'tie break', en el que cada uno se mantuvo muy firme con su saque hasta el décimo punto, en el que Nava tomó ventaja para igualar el partido.

Pospisil sabía que le quedaba sufrir ante un rival más joven y que estaba lanzado. Y que tendría que correr mucho para equilibrar el juego de un Nava cada vez más entero. Pero en el tercer juego todo se derrumbó. En un duelo reñido, logró salvar hasta tres bolas de ruptura antes de ceder su saque y, a continuación, el partido. Ya sea por el esfuerzo o por otro motivo, empezó a tener náuseas en el siguiente juego, en el que estuvo a un paso de vomitar, e incluso se derrumbó en pista antes de un saque. Parecía que abandonaría, pero aguantó hasta el final, pese a saber que el partido ya no tenía vuelta atrás. Nava lo cerró por 1-6, 7-6(4) y 6-2 en 2 horas y 19 minutos.

No habrá Humbert-Pospisil en cuartos, pero sí un duelo entre el francés y el estadounidense que, a tenor de los precedentes, apunta a otra gran batalla.

Alejandro Moro asegura la presencia española en cuartos de final

Previamente, el madrileño Alejandro Moro demostraba que su gran triunfo ante Celikbilek en su debut no era flor de un día y se metía por primera vez en los cuartos de final de un torneo auspiciado por la ATP tras superar a Andrei Kuznetsov en el Open Ciudad de Pozoblanco.

Moro ya había debutado a lo grande, derrotando al sexto favorito y vigente campeón del torneo andaluz, pero en octavos le esperaba un paso más, un tenista que no hace mucho estaba encuadrado entre los 40 mejores jugadores del mundo y que, según él mismo reconoció al finalizar el partido, era su ídolo de pequeño. No pareció tenerle, pese a ello, mucho respeto, porque el tenista madrileño empezó como un huracán, rompiendo en el segundo juego y teniendo una bola para haberse puesto por un claro 4-0.

Kuznetsov reaccionó y, con trece puntos consecutivos y tres juegos en blanco equilibraba el partido (4-4) y creaba dudas en su rival. Moro salvo ese mal momento, sacó adelante el juego con su saque y ya no volvería a perder ninguno más en todo el partido. Tras romper y llevarse el primer set, en el segundo fue una apisonadora y acabó cerrando el choque por 6-4 y 6-0 en poco más de una hora de juego. Como en su debut, el tenista español demostró una gran seguridad con su saque y con un porcentaje superior al 75% de primeros se vio respaldado para sacar adelante este partido.

Su rival en cuartos será otra de las sorpresas del torneo, el alemán Daniel Masur. El tenista germano doblegaba de forma sorprendente al cuarto favorito, el francés Hugo Grenier, en un partido que, pese a al claro marcador (6-2 y 6-4) se fue casi hasta las dos horas de juego y fue muy igualado, especialmente en el segundo set. En el primero, Grenier se había perdido en protestas y en un enfrentamiento con el juez de silla, que le descentró e hizo que perdiera cuatro juegos consecutivos, y con ello, la primera manga. Trató de reaccionar en la segunda, pero acabó sucumbiendo ante un Masur que, como en su debut fue de menos a más y acabó dando su mejor versión.

RESULTADOS OCTAVOS DE FINAL

Emilio Nava (USA) - Vasek Pospisil (CAN) 1-6, 7-6(4) y 6-2

Ugo Humbert (FRA) -Paul Jubb (GBR) 7-5, 2-6 y 7-6(4)

Daniel Masur (ALE) - Hugo Grenier (FRA) 6-2 y 6-4

Alejandro Moro (ESP) - Andrey Kuznetsov (RUS) 6-4 y 6-0