La portada de hoy
 
 
Estadio deportivo

Cádiz 0-1 Sevilla FC: Ni una plaga puede con la ilusión del aspirante

03.01.2022 | 23:27

Cádiz y Sevilla FC se vieron las caras en el Nuevo Mirandilla en el duelo que cerraba la jornada 19ª de LaLiga y que también estuvo marcado por las bajas provocadas por el Covid-19. Hombres como Fali, Marcos Mauro, Arzamendia, Cala, José Mari, Sobrino, Salvi, Perea y el 'Choco' Lozano no estaban a disposición de Cervera bien por lesión o bien por los contagios, y tuvo que tirar de nombres menos habituales como Chust, Martín, Chapela y Osmajic en un 4-1-4-1. Alarcón, Calderón y Jonsson ocuparon el centro del campo y arriba, Negredo por la derecha, Chapela por la izquierda y Osmajic en punta.

En el Sevilla FC se despejó la incógnita de la lista de convocados apenas una hora antes del comienzo del partido. El Covid-19 dejó en tierras hispalenses a hombres como Montiel, Delaney, Rafa Mir y En-Nesyri, además de los lesionados Jesús Navas, Suso y Lamela. Por ello, el delantero titular en Cádiz fue el canterano Iván Romero. Sí llegaron a tiempo finalmente Munir y Rekik. Así, Lopetegui decidió cambiar el sistema jugando con Diego Carlos como líbero acompañado por Acuña y Gudelj como centrales. Ocampos y Augustinsson hicieron de carrileros y en la medular Fernando, Jordán y Rakitic, con el Papu y el canterano en punta.

Y los nervionenses salieron avisando a los amarillos con un disparo de Jordán que se marchó rozando la cepa del poste de Ledesma tras un peligroso balón enviado a la frontal del área por Ocampos que el Papu dejó pasar para habilitar el tiro del catalán. Con el nuevo dibujo, Rakitic era el cargado de sacar casi todos los balones jugados, dejando más libertad a Fernando para sorprender en ataque, con el Papu moviéndose entre líneas buscando conectar con Iván. También avisó el Cádiz por mediación de Negredo, que aprovechó un regalo de Fernando en forma de pase horizontal para intentar sorprender a Bono con un disparo alto de 40 metros que acabó estrellándose en la parte superior de la red de la portería sevillista.

Al cuarto de hora de juego el Cádiz se había quitado el miedo del cuerpo y ya había hecho trabajar a la improvisada defensa nervionense con varios centros laterales que sembraron las dudas. El Sevilla FC respondió con minutos de posesión para bajar las revoluciones de un encuentro que se estaba rompiendo y llevárselo de nuevo a su terreno. A punto estuvo Iván Romero de pescar en río revuelto dentro del área pero Chust le rebañó la pelota desde el suelo cuando buscaba perfilarse para el disparo.

Poco antes de la media hora de juego, a Lopetegui parecía no convencerle del todo lo que veía y recuperó su dibujo original con defensa de cuatro hombres situando a Acuña como lateral derecho para adelantar a Ocampos y mover al Papu Gómez de nuevo a la banda izquierda. Así logró tener mayor control del esférico pero le seguía costando llegar con claridad a la portería de Ledesma. Lo intentó con un balón largo de Rakitic que no pudo controlar Iván Romero y con un disparo lejano del Papu que se marchó muy desviado. El Cádiz, bien plantado, apenas sufría en defensa y en ataque tenía las ideas muy claras buscando a Osmajic con balones largos o con disparos desde fuera del área, como el de Chapela que buscaba sorprender a Bono.

En los últimos minutos del primer acto, el Sevilla FC puso una marcha más al partido con centros diagonales pero el Cádiz defendía bien. Lo más destacado fue un colocado disparo de Ocampos desde la frontal que acabó desviando la zaga cadista. La segunda parte comenzó sin cambios y con la intención sevillista de buscar un juego más directo pero no tardó Cervera en mover el banquillo con la entrada de Álex Fernández y Andone por Martín y Osmajic. También cambiaba Lopetegui a Fernando, pero en este caso obligado por unas molestias del brasileño. Entraba Rekik para jugar en el centro del zaga adelantando Gudelj su posición al pivote.

Y el gol del Sevilla volvió a llegar a balón parado, como ante el Atlético de Madrid y el Barcelona. Tras un saque de esquina, Iván Romero aguantaba la pelota entre varios rivales para dársela a Rakitic en un palmo de césped, que veía la posición de Ocampos a su izquierda, al que regaló una asistencia que no desaprovechó batiendo a Ledesma con su pierna izquierda por el palo corto. Lo celebraba el Sevilla como una piña que había logrado lo más difícil: abrir la lata. Pero querían más los hombres de Lopetegui, que pudieron ampliar la ventaja minutos después. Primero con un disparo cruzado del propio Ocampos que Akapo desvió lo justo para mandar el balón a saque de esquina y poco después con un centro de Acuña que tocó en un rival y acabó tocando en el larguero y sacando Ledesma.

Cervera volvía a mover el banquillo con las entradas de Iza e Iván Alejo por Chust y Jonsson y Lopetegui también hacía lo propio con Munir por un fundido Iván Romero. También buscó el gol el Sevilla a balón parado, con un buen disparo de Acuña que se marchó cerca de la escuadra cadista. Los amarillos intentaban tomar aire buscando en largo al siempre guerrero Andone. Apretaba el Cádiz y no se lo pensaba Espino con un potentísimo disparo lejano que hizo emplearse a fondo a Bono para atrapar el balón en dos tiempos. 

Intentaba el Sevilla FC contrarrestar el ritmo vertiginoso que buscaba el Cádiz y en una de esas pudo sentenciar con un contragolpe de Ocampos que acabó en las botas de Jordán pero, como en la primera ocasión del partido, su disparo se marchó lamiendo la madera. Rakitic probó los guantes de Ledesma y Sobrino, que apenas llevaba unos minutos sobre el verde, robaba el balón a Acuña y se internaba en el área para buscar la cabeza de Andone. El remate del rumano acabó marchándose fuera por un palmo para lamento del delantero amarillo.

A falta de cinco minutos para el final entraron en el Sevilla FC Óliver Torres y Óscar y el talaverano tuvo en sus botas el 0-2 con un ajustado disparo que sacó un gran Ledesma. No pudo sacar sin embargo el siguiente remate de Ocampos, que lo hizo sólo en el segundo palo tras un cabezazo de Rekik pero el argentino estaba ligeramente adelantado en posición de fuera de juego. Para entonces, el partido ya estaba en el alargue y el Cádiz se iba arriba con todo en busca del empate. La tuvieron los de Cervera con una falta lateral que acabó en los pies de Iza, al que se le hizo de noche dentro del área ganándole Rekik la partida. Con el partido ya totalmente roto, Ocampos reclamaba penalti por un manotazo de Haroyan todo estaba ya visto para sentencia.

El Sevilla FC se llevó un merecido y trabajadísimo triunfo del Nuevo Mirandilla ante un Cádiz que sólo reaccionó cuando el marcador ya estaba en contra. Desperdiciaron los de Lopetegui varias ocasiones para haber sentenciado antes y no sufrir pero luchar por LaLiga (para los más optimistas) y ampliar la ventaja con sus perseguidores por la Champions (para los más comedidos) requiere de saber sufrir y sobre todo, sumar de tres en tres. El Sevilla FC se sitúa a cinco puntos del Real Madrid y mantiene al quinto, el FC Barcelona a diez. Por su parte, el Cádiz no logra salir del pozo aunque la salvación sigue estando a dos puntos de distancia.


- Ficha técnica:

Cádiz CF: Ledesma; Akapo, Haroyan, Chust (Iza 62'), Espino; Jonsson (Iván Alejo 62'), Alarcón, Martín Calderón (Álex Fernández 56'); Osmajic (Andone 56'), Chapela (Sobrino 77'); y Negredo.

Sevilla FC: Bono; Acuña, Gudelj, Diego Carlos, Augustinsson (Óscar 86'); Fernando (Rekik 56'), Joan Jordán, Rakitic; Ocampos, Papu Gómez (Óliver Torres 86') e Iván Romero (Munir 71').

Gol: 1-0 (58') Ocampos. 

Árbitro: Alberola Rojas (castellano-manchego). Amonestó al sevillista Augustinsson.

Estadio: Nuevo Mirandilla. 14.342 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Estadio Deportivo
Estadio Deportivo
 
Avda. San Francisco Javier, 9 - Edificio Sevilla 2 planta 8, 41018 SEVILLA - Teléfono.: 95 493 39 40
POLÍTICA DE PRIVACIDAD | POLÍTICA DE COOKIES | Aviso legal