Hueco blanco

Sevilla FC 1-0 Athletic Club: Fiesta fin de curso en Nervión

Los de Julen Lopetegui cumplen con su parte, pero el Atleti también, por lo que acaba LaLiga en cuarta posición y recuperando la sonrisa del triunfo; Rafa Mir decantó la balanza y la grada fue una fiesta hasta el pitido final

Sevilla FC 1-0 Athletic Club: Fiesta fin de curso en Nervión
Rafa Mir celebra su tanto ante el Athletic Club. - Fernando Ruiz
Fernando RuizFernando Ruiz10 min lectura
El Sevilla Fútbol Club despidió la temporada 21/22 en el Ramón Sánchez Pizjuán con un merecido triunfo ante su público, que ya liberado de presión y ansiedad, con el objetivo de la Champions en el bolsillo jugó mucho más suelto que en las jornadas anteriores. En una noche que seguramente habrá sido de despedida para algunos jugadores nervionenses que este verano acabarán saliendo, estando todas las miradas puestas en Jules Koundé, y que también sirvió para celebrar el Trofeo Zamora de Yassine Bono, el primer portero en la centenaria historia del Sevilla FC en conseguir dicha distinción. No jugó el cancerbero marroquí para no poner en riesgo su premio, dejando la portería a Marko Dmitrovic.

Ambientazo en el Ramón Sánchez-Pizjuán para despedir la temporada, con la grada a rebosar y un Sevilla Fútbol Club que salió enchufado y buscando la portería de Unai Simón con verticalidad, con salidas por la banda izquierda a través de Acuña y una clara ocasión de Youssef En-Nesyri a pase del Tecatito pero el intento de picar la pelota sí superó a Simón pero se marchó por encima del larguero con demasiada potencia.

La réplica la puso el Athletic con una conexión entre Raúl García e Iñaki Williams en el que el '9' bilbaíno intentaba rematar con la espuela el envío raso de su compañero, no acertaba Williams y el balón se paseaba por el área pequeña de Dmitrovic sin encontrar rematador. El juego iba de una área a otra y el Sevilla respondía con un remate de cabeza de Erik Lamela que se estrellaba en el poste. No se lo creía el argentino, que lo veía dentro, al llegar desde atrás y cabecear un buen centro de Acuña desde la banda izquierda.

Dominaba el centro del campo el Sevilla formado hoy por un trío prácticamente inédito con Jordán, Delaney y Óliver Torres. El extremeño se mostró muy suelto, ganando balones en campo rival y repartiendo juego por todo el flanco del ataque nervionense, incluso atreviéndose con el disparo. Los de Marcelino, que tenían en juego la última plaza europea, la de la Conference League, buscaban salir al contragolpe y buscando los espacios con el rapidísimo Williams.

También Jesús Navas se animaba al ataque, con internadas por la derecha, buscando unas veces la línea de fondo y otras la diagonal en dirección a portería, pero cuando mejor estaba el Sevilla un error en la salida de balón, primero con un balón rifado de Koundé que gana Yuri, y que se planta en la frontal sin que nadie le plante cara, gana el rebote del primer disparo ante Koundé y en el segundo intento de tiro no perdonaba ante Dmitrovic con un balón cruzado. Sin embargo, el colegiado Del Cerro Grande anulaba el tanto a instancia del VAR, tras verlo en el monitor, pues el lateral izquierdo rojiblanco se benefició claramente de un toque con su mano para ganar el rebote en la frontal y marcar posteriormente.

Imagen

Serio aviso para los de Lopetegui, que esta noche no estaba en el banquillo por sanción, y que aprovechó la pausa para la hidratación para ajustar en defensa. Y también bajó la intensidad del choque, la única ocasión reseñable de los visitantes fue un disparo de Berenguer desde la frontal que se marchó fuera, aunque el extremo reclamaba córner por rozar el esférico Dmitrovic. Aprovechaba la grada para dedicarle cánticos a Bono, flamante 'Zamora' de LaLiga, que tuvo que salir del banquillo y agradecer el gesto, y a continuación también se oyeron cánticos en favor de Julen Lopetegui, cuyo futuro en el banquillo de Nervión no está del todo seguro, acompañado de algún que otro silbido también.

Se olvidó el Sevilla de conectar con sus hombres más verticales como Lamela y Tecatito y eran Óliver y Delaney los que intentaban encontrarlos en ambas bandas. Sin embargo fue por el centro cuando llegó la mejor ocasión, ya en los últimos segundos del primer acto, cuando el '21' habilitaba a En-Nesyri a la carrera que con potencia metió el cuerpo al defensa pero sacó un mal disparo ante la media salida de Unai Simón. 

Comenzaba la segunda parte en Nervión con un cambio en el bando local. Entraba Rekik por Diego Carlos, seguramente por algún tipo de molestia que arrastraba durante la primera parte. El guion era el mismo que antes, el Athletic salía con peligro, y espacios, al contragolpe, y en una de esas a punto estuvo de marcar Williams pero su remate, que se lo encontró tras no atrapar el balón Dmitrovic, se topó con el poste ante la incredulidad del propio Williams.

Y en el 50' marcaba el Sevilla, era el recién entrado Rekik el que empujaba al fondo de la portería un balón rifado tras un mal despeje de Simón pero Koundé, que hizo por jugar el balón con Simón, estaba en posición antirreglamentaria y el gol no subía al marcador. El tanto que sí subía era el de De Paul en el Reale Arena, poniendo más difícil todavía la tercera plaza pero el Sevilla seguía a lo suyo, al igual que En-Nesyri, que hoy era el fallar ocasiones. Volvió a tener el marroquí otra ocasión franca de gol, aunque casi más para regalárselo al Tecatito en el segundo palo pero el '15' volvío a disparar francamente mal mandando el balón fuera.

Imagen

Poco después se marchaba del campo el marroquí, pese a todo aplaudido, y entraba Rafa Mir, que buscaba la escuadra en la primera ocasión que tuvo con un disparo desde fuera del área y en la segunda no perdonaba el murciano finalizando una jugada coral para enmarcar en el que el Sevilla sacaba el balón jugado desde su área para acabar Lamela habilitando a Rafa Mir, que en el mano a mano ante Simón, no duda y le bate por bajo por su palo corto. Lo celebraba el sevillismo, que quería despedirse con un triunfo, aunque también ganaba el Atleti en San Sebastián con una renta de dos goles. Sin embargo, la alegría en la afición era manifiesta, que además veía entrar al campo al Papu y Ocampos.

Ambos argentinos refrescaron el ataque nervionense tanto por dentro como por la banda derecha, y poco después era Rakitic el que finalizaba el carrusel de cambios y dar una merecida ovación al Tecatito Corona, sin duda, uno de los mejores en la última noche de la temporada en el Sánchez-Pizjuán. Buscó el Papu el segundo tanto con su clásico golpeo desde la frontal pero le salió muy colocado y Simón atrapaba sin apuros.

Los últimos minutos, sin opción el Sevilla de alcanzar la cuarta plaza ni el Athletic la Conference League, el ritmo bajó lógicamente y la grada entonó el himno del centenario para despedir a sus jugadores tras una larga y complicada temporada, en la que se llegó a soñar con competir el título de Liga y acabó con otro clasificación de Champions, con el cuarto puesto y 70 puntos en su casillero. Ahora, con la temporada ya finalizada, llegará el momento de que Monchi y Julen Lopetegui se sienten, decidan si sus caminos se separan o siguen unidos, y planificar la 22/23. Nervión echa el telón.



- Ficha técnica:

Sevilla F.C.: Dmitrovic; Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos (Rekik 46') , Acuña; Delaney, Jordán, Óliver Torres (Papu Gómez 69'); Lamela (Ocampos 69'), Tecatito (Rakitic 82') y En-Nesyri (Rafa Mir 59').

Athletic: Unai Simón; De Marcos (Villalibre 73'), Vivian, Íñigo Martínez, Yuri; Berenguer (Nico Serrano 86'), Vencedor (Lekue 73'), Vesga (Dani García 56'), Muniain; Raúl García (Zárraga 46') y Williams.

Gol: 1-0 (68') Rafa Mir.

Árbitro: Del Cerro Grande (madrileño). Mostró cartulina amarilla a Jordán, Acuña y Papu Gómez, por parte del Sevilla FC; a Raúl García, Yuri y Vivian por parte del Athletic.

Incidencias: Ramón Sánchez-Pizjuán. 31.305 espectadores.