Estadio DeportivoHueco blanco
El análisis del Málaga-Betis

Una reacción a tiempo

Enrique GarcíaEnrique García2 min lectura
Una reacción a tiempo
- Enrique García
Víctor reaccionó a tiempo. A una mala primera parte, le sucedió una segunda en la que encontró la remontada y esa victoria fuera de casa que tanto se le resistía. De inicio revolucionó el once el técnico, pero no el juego. Hizo seis cambios con respecto al derbi -Rubén se quedó fuera de la lista y Ceballos en el banquillo-, quitó a un delantero para meter a un centrocampista en una suerte de 5-4-1, pero perdió las alas y la superioridad numérica en el medio no se tradujo en un dominio del balón. El Málaga fue imponiendo su idea, sin mucha claridad, y con el paso de los minutos el Betis tuvo serios problemas para pasar del centro del campo. Echó mucho de menos a Ceballos para tener más juego asociativo y buscó más el balón directo con Sanabria en continua disputa con Demichelis y Hernández, y Brasanac buscando la segunda jugada. Felipe apenas intervino para el balón parado y a Jonas no le quedó ni eso. El equipo verdiblanco iba a la deriva y un grosero error de Tosca en la salida del balón posibilitó el gol de Fornals.

De vestuarios volvió el Betis con Ceballos y con otra idea. El gol al inicio del segundo acto confirmó el cambio de mentalidad. Jonas, que se redimió con el tanto, jugaba más cerca de Sanabria y el Málaga estaba incómodo en la salida. Brasanac rubricó su buen partido con la asistencia. Quedaron noqueados los blanquiazules, y el Betis encontró esa eficacia que le es tan esquiva para voltear el partido con el gol de Sanabria. Alegría entró por Pardo, tocado, y el Betis no supo agarrar el balón, pero sí defender las acometidas para ganar tres puntos de oro.